La declaración de guerra del imperio

El alza imparable de los precios del petroleo y un regreso paulatino y
firme a los indices que tenían hasta hace solo muy poco tiempo, ha
tocado lo mas sensible de las fibras nerviosas de las élites
capitalistas nacionales e internacionales.El fracaso de una estrategia
que intento acabar con la paz de Rusia y de Venezuela -entre otros- no
funciono como ellos esperaban.Por lo que se ha lanzado a los medios de
comunicación una declaración en boca del presidente de los Estrados
Unidos que pretende estimular una vez mas, a las fuerzas opositores de
nuestro país a una ¨ salida¨ violenta y anticonstitucional en la que
estarían involucrados elementos paramilitares que se encargarían de
crear las condiciones para una intervencion extranjera.Una declaración
que tiro por la ventana de manera clara y flagrante principios
diplomáticos básicos que se supone deben de regir las relaciones entre
naciones y que ha dejado perpleja a casi toda la América Latina ,al
Caribe y al mundo.

Ahora cobra sentido el ridículo decreto que declara a Venezuela como
una amenaza inusual y extraordinaria.La agresión se incrementa cada
vez mas como parte de un plan bien estudiado .Y es que la oposición
venezolana no tiene calle.Los opositores de a pie ya están cansados de
ser usados como carne de cañón y de arriesgar sus vidas mientras sus
dirigentes andan por ahí viajando- ¨ casualmente ¨ y en los momentos
mas difíciles- por Miami o en todo caso muy alejados de los lugares y
los tiempos en los que de nuevo-como en el 2002- sus seguidores
podrían ser blanco de francotiradores y convertirse en victimas de sus
propios dirigentes.

La forma tan explicita en la que el presidente estadounidense ha hecho
publico sus deseos y esperanzas de un cambio de gobierno que le de ¿
legitimidad ? a la democracia Venezolana,ha dejado al descubierto la
verdadera política de los Estados Unidos para con el pueblo venezolano
y con todo el pueblo latinoamericano.Sin duda son los mismos ¨ buenos
deseos ¨ que tienen desestabilizados a los gobiernos de Dilma
Rousseff, Evo morales, Daniel Ortega ,Rafael Correa y seguramente en
poco tiempo al gobierno de Raul Castro . Son los mismos ¨buenos deseos
¨que mantienen ensangrentado a todo el norte de África y al Medio
Oriente.¿ Cual es la probabilidad de que una crisis política,
económica y social golpee al mismo tiempo a casi todos los gobiernos
progresistas de América Latina ? Es una probabilidad que tiende a
cero.

Evidentemente esta es una ofensiva coordinada a nivel hemisferico,de
los intereses de los capitales nacionales e internacionales ,que
están reaccionando ante el avance de la economía China y Rusa en la
región , que es posible gracias a la creciente autonomía política y
económica de los pueblos mas acá del rió grande, y al mejoramiento de
una situación económica de las clases mas marginadas y que fue una
meta que se impusieron a si mismos la mayoría de estos gobiernos
progresistas. Una autonomía que esta siendo amenazada en casi tosa la
parte sur del continente americano.El que no vea esto debe tener
serios problemas con su visión.O lo que es peor ,con sus intereses.

Para este señor que funge como el líder sobre el que descansa la
tranquilidad y la paz del pueblo estadounidense ,la estabilidad y la
paz del pueblo venezolano le sabe a ...ya saben que.Ya se ha vuelto
común y reiterativo ese pensamiento esquizoide típico de cada
títere que las élites dominantes norteñas montan sobre el escenario de
la política estadounidense, y que emerge amenazante cuando algunas de
sus neo colonias económicas trata de independizarse.Un actitud que se
vuelve desesperada cuando como en el caso suramericano son ,las
economías mas importantes de la región, las que se han rebelado al
unisono.

Pero cuidado.Una guerra civil en Venezuela ,incendiaria a una gran
parte de la América Latina.Estos no son los años 60,ni los 70.Seria
una situación que pondría en riego la paz de los estadounidenses en su
propio territorio y dado los crecientes intereses rusos y chinos,
podría poner en peligro también la paz mundial.Las acciones
desestabilizadoras en todos y cada uno de los gobiernos progresistas
del sur del continente y del caribe nunca ha sido mas claras, pero
también nunca antes habíamos estado tan convencidos y tan preparados
para el combate por la independencia definitiva de nuestros
pueblos,Seria una guerra que fácilmente podría adentrase a territorio
estadounidense.Cualquier experto en la materia podrá corroborar esta
afirmación.

La asamblea nacional venezolana cada minuto que pase pierde mas y mas
popularidad,al develar sus verdaderas intenciones,especialmente cuando
se ha negado a discutir el amenazante decreto estadounidense,pues los
objetivos de este ultimo están en consonancia con los de ellos,es
decir servirle de apoyo los capitales nacionales e internacionales en
su afán de apoderarse de la riqueza venezolana a como de lugar sin
importar el costo en vidas humanas y en sufrimiento para el pueblo
venezolano.

.La promesa de algunos lideres de la MUD de un¨mágica ¨ recuperación
de la producción en cuestión de meses, si el pueblo los ¨premia ¨
con el poder ,por su crueldad con las clases marginales,solo deja
entrever que el desabastecimiento es claramente provocado y que
podría ser levantado rápidamente, si los propietarios de los medios de
producción, así lo decidieran hoy.

Por otro lado, la agresividad y las promesas de retaliacion de todo
tipo en contra de los principales dirigentes del proceso
revolucionario contradice esa promesa de unidad y reconciliación
nacional que repetidamente hace la MUD,mientras que al mismo también
contradice esa petición de amnistiá que piden para aquellos que
usaron la violencia con el objeto de regresar a la antigua la
estructura política del país.

Ante esta forma tan explicita y tan grosera en la que se expresa el
presiente norteamericano con respecto a los pueblos suramericanos y
caribeños,ya va siendo hora de mostrar los músculos de una Fuerza
Armada Latinoamericana y Caribeña Unida.

La América Latina y Caribeña no puede quedarse callada y otorgarle por
omisión, el derecho a un gobierno estadounidense, de estimular con
sus declaraciones, el derrocamiento de una democracia suramericana
legítimamente constituida, legitimada por un proceso eleccionario y
por su constitución nacional.Eso seria una sentencia de muerte a todo
el proceso democrático del sur del continente.Que circunstancialmente
en un congreso,una asamblea o en un parlamento ,una oposición logre
una mayoría ,es algo común y rutinario que hemos visto en los
estados europeos,en los estados suramericanos y caribeños y hasta
en los propios Estados unidos.

En lo interno ya es hora de que el gobierno revolucionario declare al
¨ bachaqueo ¨ y al saboteo de la economía como actos de guerra y ser
tipificado como traición a la patria.Es hora de que los tribunales
militares se encarguen de aquellos que han iniciado una guerra
económica en contra del pueblo venezolano solo con el objetivo de
recuperar los privilegios políticos económicos y sociales que una vez
tuvieron.

Chavez siempre nos recordaba que esta era un revolución pacifica...pero armada.


18/03/2016


Esta nota ha sido leída aproximadamente 577 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Guillermo Moreno

Economista, mención Formulación y Evaluación de Proyectos.

 guimor56@gmail.com      @guimor56

Visite el perfil de Guillermo Moreno para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guillermo Moreno

Guillermo Moreno

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a224809.htmlC0NON-VE