El socialismo y sus detractores

Necesariamente hay que ir hacia atrás, para tratar de entender algunas cosas del Socialismo y, le damos una ojeada rápida al Siglo XIX, europeo; periodo de: inventos, desarrollo tecnológico y manufacturero, efervescencia social, revoluciones, teorías económicas y sociales, debates. En ese contexto surgen agudos temas sobre la "Cuestión Social y Obrera", los pensadores están en el ruedo: Carlos Marx, Federico Engels, Pierre-Joseph Proudhon, Bakunin….

Marx y Engels, en 1848, publicaron un documento: "El Manifiesto Comunista", allí leemos: "Un fantasma recorre Europa, el fantasma del comunismo. Todas las fuerzas de la vieja Europa se han unido en santa cruzada para acosar a ese fantasma: el Papa y el zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes". (1)

Pero, la Cuestión Social, desde otra perspectiva se venía planteando en América. Simón Bolívar conocía de la situación europea de manera presencial, años después escribiría, teorizaría y conduciría ejércitos de patriotas, en función de la libertad suramericana y la redención social de sus pueblos.

Históricamente, los grupos humanos han enfrentado a sus opresores, utilizando diversas formas de luchas, desde las pacificas prédicas de Jesús, a los desposeídos y esquilmados por el poder romano; las acciones armadas de los zelotes, las rebeliones de esclavos espartaquistas…

En nuestra América, en el Siglo XVI, nuestras etnias originarias habían enfrentado con sus precarias armas, a las huestes invasoras y depredadoras ibéricas; pertrechadas estas, con: arcabuces, caballos, espadas, perros y la Cruz. Igualmente los esclavos negros, durante el largo periodo colonial presentaron resistencia de distintas maneras, a los esclavistas, incluyendo las insurrecciones.

La acuciosidad científica de Marx y Engels, les permitió precisar un método, la Dialéctica, mediante el cual desentrañaban, las particularidades de las sociedades, en cada tiempo histórico (Modo de producción), y señalando un eje transversal que universaliza y sintetiza: "la Historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases", pero, cuando este aporte se incorpora al pensamiento social, ya hacía bastante tiempo que nuestro Libertador había fallecido (1830). Entonces Bolívar, inferimos, que siendo mantuano, en su tiempo histórico, había protagonizado y participado en una dura y cruenta LUCHA DE CLASES. Ubicándose al lado de los desfavorecidos:

"No hay libertad legítima sino cuando ésta se dirige a honrar la humanidad y a perfeccionarle su suerte. Todo lo demás es de pura ilusión, y quizás de una ilusión perniciosa."(2)

El Socialismo y el Comunismo, para los dueños de los Medios e Instrumentos de Producción, no solamente eran malas palabras, sino que además eran ideas que había que combatir con todas las fuerzas disponibles, por ello la estructura de la iglesia católica, pasa a cumplir un rol ideológico importante para exorcizar a ese "fantasma que recorría Europa".

El 15 de mayo de 1891, el Papa León XIII, lanzó Urbi et Orbi La Encíclica Rerum Novarum; que trataba sobre la condición de los obreros y, la explotación inhumana a que eran sometidos: "Como quiera que sea, vemos claramente y en esto convienen todos, que es preciso auxiliar, pronta y oportunamente a los hombres de la ínfima clase, pues la mayoría de ellos se resuelve indignamente en una miserable y calamitosa situación(…) poco a poco ha sucedido que los obreros se han encontrado entregados, solos e indefensos a la inhumanidad de sus patronos (…) para remedio de este mal los socialistas después de excitar en los pobres el odio a los ricos, pretenden que es preciso acabar con la propiedad privada y sustituirla por la colectiva, en la que los bienes de cada uno sean comunes a todos"(3)

El aparato eclesial, ha sido durante dos siglos, un eficaz instrumento ideológico contra las ideas Socialistas y Comunistas, así, como los sistemas educativos y medios impresos, luego el cine, la radio y la televisión, han sido nichos importantes en el apuntalamiento del capitalismo en desmedro de las ideas liberadoras y revolucionarias.

La revolución bolchevique en Rusia en 1917, despertó las alarmas en el planeta y, en Venezuela en los comienzos del Siglo XX, con Juan Vicente Gómez en la Presidencia de la República y gobiernos posteriores, se empeñaron en combatir al fantasma socialista-comunista que andaba por estas regiones caribeñas.

En 1945, La Unión Soviética, sale maltrecha, pero victoriosa de la II Guerra Mundial, contienda realizada en su mayor parte en su propio suelo, perdiendo una importante población en edad productiva, talentos científicos y técnicos, obreros, campesinos, intelectuales, y una infraestructura industrial, urbana y vial, en gran parte destruida. En esas condiciones, intenta con muchas dificultades recuperarse, sin embargo, las debilidades político-económicas e ideológicas, a la larga incidieron en su derrumbe, que dieron pábulo al occidente capitalista, para formular las teorías de la inviabilidad del SOCIALISMO. (4)

En nuestro continente, los Estados Unidos de Norteamérica, a través de todos los medios, se ocuparon de fortalecer y expandir sus políticas imperiales, apoyando y, colocando gobiernos mediatizados en nuestros países, además organizaron y fundaron instituciones como la Organización de Estados Americanos (OEA-1948), que les permitió formalizar la aplicación de las políticas anticomunistas en el Hemisferio.

La Revolución Cubana al tomar el poder en 1959, y, luego ante el conjunto de agresiones imperiales, envío de mercenarios y terroristas, bombardeos y organización de invasiones, en 1961, se declara Socialista y, desde ese momento, se arrecia la campaña agresora anticomunista imperial y, se impone un criminal bloqueo económico, a fin de llevar a extrema penuria a la población, para convertirla en una vitrina demostrativa Urbi et Orbi de la ineficiencia y del fracaso del Modelo Socialista.

La República Bolivariana de Venezuela, con la asunción del Presidente Chávez en 1999, se planteó cerrar un ciclo de violencia, de exclusión social, de menguada soberanía, de pertinaz violación de los Derechos Humanos y Terrorismo de Estado. Conducta abominable de los gobiernos del Puntofijismo, que se había implantado durante cuatro décadas (1959-1999).

La experiencia histórica, llevó a inferir a la dirigencia política dirigida por el Presidente Chávez, que el modelo de gobierno, de mayor conveniencia, para corregir tales anomalías, sería el que conduzca a la sociedad a potenciar su humanismo y, en ese sentido el Socialismo Venezolano del Siglo XXI, surgía como una posibilidad.

La oligarquía venezolana, estrechamente cercana y en connivencia con factores internacionales; en nuestra historia reciente, ha utilizado diversas formas de intervención para: detener, impedir, amputar, desmoralizar y, hacer inviable, el Proyecto Político de la Revolución Bolivariana y su transición al Socialismo. Entre las mortales armas empleadas, está la manipulación de la economía, sobre la cual tienen mucho conocimiento y dominio.

El capitalismo, en sus líneas estratégicas, fundamentadas en la División Internacional del Trabajo, nos asignó la tarea de dedicarnos a la producción de petróleo (extractivismo) con el beneplácito de la clase política-oligárquica gobernante, de allí nuestra condición de país rentista petrolero y cautivos de las importaciones. Esta situación que el gobierno bolivariano ha denominado "Guerra económica" se ha caracterizado por una grave escasez de bienes fundamentales como alimentos y otros rubros diversos, de significativa importancia en la vida cotidiana.

Las debilidades de la revolución, han contribuido a que los planificadores del caos económico, logren importantes éxitos, entre estas se manifiesta de manera urticante y miserable, la corrupción de algunos funcionarios públicos de diversos niveles en áreas claves de la economía.

Sin embargo, el Socialismo no debe ser confundido con las acciones de estos pillos, por muy rojos que vistan y vocingleros que sean. El peligro reside en que nos quedemos en lo residual y que por algún desconocido motivo, no se vaya al fondo del asunto dejando inconvenientes interrogantes. Estos delincuentes depredadores de lo público y sus compinches no visibles, son consecuentes aliados de los DETRACTORES DEL SOCIALISMO.

LA REVOLUCIÓN ES CULTURAL

(1) Marx-Engels/Manifiesto del Partido Comunista/Editorial Progreso/Moscú, 1985/pg., 35.

(2) Bolívar Simón. Carta a Guillermo White. San Cristóbal, 26 de mayo de 1820.

(3) La Encíclica Rerum Novarum/Google.

(4) La humanidad, tiene una deuda histórica con el pueblo Soviético por su fundamental aporte a la derrota del Nazi-Fascismo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 736 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Castro

Rafael Castro

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a223720.htmlC0http://NON-VEca = .