Aun falta tocar fondo para luego renacer

Existe una ceguera en los actuales líderes conduciendo el proceso revolucionario más genuino, hermoso y poderoso que se haya podido escenificar sobre la faz de la Tierra en el comienzo del presente siglo 21. La velocidad con la que se va transformando la realidad es de progresión geométrica mientras que la de ellos es de progresión aritmética, como siempre lucen desfasados. Estamos viendo la caída libre de una gran epopeya revolucionaria, infiltrada desde su génesis cual pecado original, pero con la esencia pura de lo mejor de las aspiraciones humanas.

El sueño realizado, hoy sus enemigos más enconados, endógenos y exógenos, lo han convertido en pesadilla. Entendíamos a la Revolución Bolivariana como el fin de un ciclo de luchas, sacrificios, martirios y heroísmos, coronados en la supremacía de un pueblo alzándose finalmente con la victoria ante la historia. Hoy lo que vemos es otra derrota más, del colonialismo hasta el 23 de enero del 1958, del pacto de punto fijo al 27 de febrero del 1989. Y luego el surgimiento con Hugo Chávez del ciclo revolucionario bolivariano.

El pueblo se había cansado de tantas traiciones y vejaciones a su dignidad, un continuo sometimiento a la miseria mientras un grupo de psicópatas privilegiados gozaban de las riquezas que se suponían debían ser de todos por igual. Las razones muchos la desdibujan del imaginario de los sufrientes de siempre, pero al fin y al cabo es esencialmente simple, sin complicaciones: Los que se han creído dueños del mundo. Pero no el tradicional discurso de barricada antiimperialista al que estábamos acostumbrados a escuchar para teñirnos de revolucionarios, no para nada, ser revolucionario en un mundo de mentiras es descubrir la verdad y proclamarla a los cuatro vientos, solo eso es suficiente para que caigan cadenas opresoras que en milenios ha mantenido ciega a la Humanidad.

Los dueños detrás del cuento de la historia quienes con puño inicuo nos la grabaron en la psiquis colectiva para dominarnos. Esa es la terrible, perturbadora y cruel realidad, hemos estado engañados por mucho tiempo. Llegó la hora del despertar, basta con un solo ser humano conquistando su conciencia para iluminar con su luz el orbe.

Esos núcleos de entidades demoniacas dominando las esferas del poder político en todas las naciones del mundo, ¿Recuerdan aquella frase bíblica, "te ofrezco los Reinos del Mundo a cambio de tu servidumbre?", así tentaron a Cristo, lo intentaron seducir al lado oscuro de la fuerza, pero se negó. Pero resulta que todo el que se ha negado a participar en el club, ha corrido la misma suerte que el Cristo, la pasión, crucifixión y muerte. Esto nos recuerda el testimonio dado por Hugo Chávez en una Cumbre de Presidentes y Jefes de Estado en la que participó, cuando relato como el Ex Presidente Aznar lo invitó a formar parte del club. Se negó, y entonces corrió con la suerte del Cristo.

No son las súper poderosas naciones las que nos tiranizan tras el telón, mas bien son una pequeña elite que habiendo diseñado un plan de dominación desde hace cientos de años, hoy disfrutan de los frutos de la servidumbre voluntaria de ovejas obedientes, masas ignorantes, alimentando a sus amos, a cambio de una ínfima y miserable porción de energía vital.

Pero muchas cosas pesan en contra de los miembros de este club exclusivo dedicado a la deformación del plan originario de la Humanidad. En este viaje por el universo nos encontramos en el tramo más sublime del trayecto cósmico, suman todos sus esfuerzos para mantenernos alejados de nuestras conciencias, de la verdadera naturaleza que SOMOS, sin embargo un ejército de Hombres y Mujeres diseminados en el Planeta sí están en lo que tienen que estar, aumentando sus campos vibratorios, activando el quantum creador, lo demás será un efecto contagio que ira produciendo un gran despertar para la Humanidad.

Tocan fondo los proyectos revolucionarios, ideológicos y tecnológicos creados para confundirnos y mantenernos sometidos, todo pasara, y volveremos a renacer desde el fondo de nuestras conciencias, para ser libres en la eternidad. Hugo Chávez despertó y por eso nos lo asesinaron, no sin antes crear un ejército silencioso en todo el Continente, a quienes nos llega la hora de la Batalla!

Tras la caída del Profeta y el advenimiento del Hombre Nuevo!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 538 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Rafael Guillén Beltre


Visite el perfil de Rafael Guillén Beltre para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Guillén Beltre

Rafael Guillén Beltre

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a223688.htmlC0NON-VE