Sentir Bolivariano

La rebelión económica

I

El pueblo venezolano no pagará las consecuencias de la crisis capitalista y del desequilibrio del mercado petrolero internacional. El Gobierno Bolivariano demostró con las acciones económicas anunciadas por el presidente obrero Nicolás Maduro, que seguirá centrando sus políticas de Estado en el bienestar del ser humano.

Gracias al enfoque socialista de nuestra Revolución, la mayoría de los venezolanos y venezolanas, pese a las dificultades que hoy enfrentamos, recibe por derecho los beneficios de las políticas sociales que el Comandante Chávez delineó para saldar la inmensa deuda social que dejaron los gobiernos socialdemócratas de la Cuarta República.

La Revolución disminuyó la pobreza extrema de 66% en 1999, a 5,5% en 2014. Y en plena guerra económica, la pobreza extrema por necesidades básicas insatisfechas en Venezuela, descendió a 4.5% en el año 2015. En el 2015, un total de 5 millones de venezolanos y venezolanas salieron de la pobreza extrema.

En 17 años de Gobierno Socialista, la inversión social es del 61,9%, lo que representa un incremento del 24 % con respecto a los gobiernos de la Cuarta República. El índice de coeficiente Gini -que mide la desigualdad, mientras más cercano es a 0 y que significa una distribución igualitaria del ingreso- descendió de 0,49 a 0,38.

Esto no es producto de la improvisación. Tenemos un programa económico, socialista y científico, que es el Plan de la Patria, legado del Comandante Chávez, que ha salvaguardado y protegido a la población de las consecuencias de la crisis del capitalismo y de las agresiones sin piedad de quienes quieren desangrar al país. Pese a las circunstancias adversas, se continúan los programas sociales para garantizar el derecho a la alimentación, a la salud, a la educación, a la vivienda, como un derecho humano.

El presidente Nicolás Maduro, para darle continuidad al Plan de la Patria en medio de la actual y compleja circunstancia, diseñó la Agenda Económica Bolivariana.

Si alcanzamos la meta de dar cumplimiento al 80% de los objetivos del Plan de la Patria para el 2019, lograríamos llegar al punto de no retorno de la Revolución y consolidaríamos el primer tramo de la construcción socialista. Por ello, no debemos desfallecer ni permitir que la contrarrevolución nos haga retroceder ni un ápice.

Al pasado de exclusión, miseria, humillación y explotación no regresaremos jamás. Nos declaramos en Rebelión Económica contra el capitalismo. Vamos contra la corriente neoliberal y, no tengamos dudas, vamos a superar esta crisis, remontaremos el fracasado modelo rentista petrolero y alcanzaremos el objetivo que nos hemos trazado: la construcción del Socialismo Bolivariano, que otorgue al pueblo la mayor suma de felicidad posible.

Hoy más que nunca, todas y todos en unidad patriótica a respaldar las acciones económicas emprendidas por el Gobierno Bolivariano y el presidente obrero Nicolás Maduro. Vamos a mantenernos en pie, unidos, movilizados, eso nos hará indestructibles.

II

Se cumplieron este 17 de febrero, 50 años de la firma del histórico Acuerdo de Ginebra, documento que reconoce la legítima reclamación venezolana sobre el territorio de Esequibo, arrebatado a nuestro país en el nulo e írrito Laudo Arbitral de París de 1899.

El Gobierno Bolivariano manifiesta y reitera su firme posición de mantener las negociaciones para la resolución del conflicto dentro de lo establecido en ese documento. Este diferendo limítrofe forma parte de la triste herencia del colonialismo en nuestro continente.

El tema del Esequibo ha sido utilizado en diferentes momentos para generar tensiones dentro de la política interna. Desde el inicio de la Revolución Bolivariana, la contrarrevolución ha pretendido manipular el asunto para acusar al Gobierno Bolivariano de desistir en la reclamación. Nada más alejado de la realidad.

En la actual coyuntura, oscuros intereses en la región están utilizando al gobierno proimperialista de Guyana, para azuzar un enfrentamiento bélico que, según el análisis de la oposición golpista, sería el inicio del fin de la Revolución Bolivariana.

Como dijo Chávez: "El Esequibo es nuestro desde que el mundo es mundo y ejerceremos nuestra soberanía". Por ello respaldamos la posición patriótica del presidente Nicolás Maduro y del Gobierno Bolivariano de defender en paz nuestro legítimo derecho sobre ese territorio, exigiendo el respeto y cumplimiento de este acuerdo internacional.

No lograrán enfrentar a naciones hermanas utilizando como instrumento el diferendo del Esequibo. Nuestra victoria siempre será la paz, la integración y la unidad soberana de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

III

Hoy se celebra la 31 Marcha de los Claveles Rojos en Paraguaná en homenaje al Cantor del Pueblo Alí Primera, en ocasión de cumplirse el pasado 16 de febrero un año más de su siembra.

Recordamos a Alí en su dignidad, su valentía, su coraje y su amor a la Patria, que lo llevaron a vencer todos los obstáculos para lograr con su canto rebelde llevar la verdad al pueblo a través de las letras de sus canciones, que siempre permanecerán vigentes mientras exista la explotación capitalista en cualquier parte de la Tierra. La Cuarta República censuró a las y los artistas populares para que la voz de los oprimidos estuviera silenciada. Pero Alí, con su empeño y su tenacidad, venció el cerco impuesto por la industria del espectáculo y logró despertar la conciencia revolucionaria de toda una generación.

¡Que tu canto no se pierda Alí!, y por ello vamos a derrotar, acompañados de tus canciones, la brutal guerra mediática que trata de desmoralizar al pueblo chavista y a las grandes mayorías que, sin ser militantes de la Revolución, han apostado por la paz y la estabilidad del país.

Para finalizar, quiero enviar mis condolencias y mi solidaridad a familiares y amigos del camarada Elegido Sibada, el legendario Comandante Magoya, pionero de la lucha revolucionaria por el socialismo en Venezuela, hombre de combate, ejemplo de entrega, constancia y compromiso militante.

En el mes de diciembre, el Comandante Magoya fundó en el estado Barinas, junto a un grupo de ex guerrilleros, representantes de movimientos sociales y militantes del Gran Polo Patriótico y del PSUV, el Frente Nacional de Combatientes Revolucionarios Bolívar Chávez.

En ese momento, el Comandante Magoya destacó la importancia de haber conformado en Barinas, cuna del Comandante Chávez, esta organización política para la defensa de la Patria en momentos en los que se produce una escalada imperialista en contra de la Revolución Bolivariana y de los gobiernos progresistas latinoamericanos. Su partida física nos convoca al renacimiento de un compromiso mayor con la emancipación de Nuestra América y la Patria de nuestros libertadores, nuestra Venezuela.

Como decía Alí, "los que mueren por la vida, no pueden llamarse muertos". ¡Honor y Gloria al Comandante Magoya! desde el FNCR Bolívar-Chávez seguiremos la lucha por la Patria y el Socialismo! Hasta siempre camarada!.

¡Viva Bolívar!

¡Viva Chávez!

¡Viva Maduro¡

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Venceremos!

Barinas, domingo 21 de febrero de 2016


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1156 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a223245.htmlC0http://NON-VEca = .