Prometedora Revolución Agrícola Venezolana

En medio de la espesa oscuridad atribuida a los primeros 500 años de la Edad Media Temprana, en la vieja Europa comenzó una revolución agraria apuntalada por mejoras productivas que a la sazón resultaban verdaderas innovaciones tecnocientíficas. De esa revolución surgió todo el capital que preparó la formación de la burguesía que para entonces acabó con el Poder de las aristocracias de marras, misma burguesía que finalmente derivó en la peor clase social conocida hasta ahora y que sólo saldrá del juego con el triunfo del Socialismo que se halla en marcha.

Ya para el siglo XI cristiano la utilización en la vieja Europa de parte de los bosques para sembradíos alimentarios, el arado de 2 y 4 ruedas, los nuevos métodos de tracción animal con mejora en el enganche del buey, y el empleo de caballo de tiro representaron recursos impulsadores de mejores rendimientos, además de la implantación de la rotación trienal de los sembradíos que mejoró la dieta de personas y animales del arado y del transporte. La población humana creció por su mejor alimentación y este crecimiento se revertía en una mayor producción agrícola.

Mutatis mutandis, en el caso actual venezolano se posee todos los recursos técnicos al lado de feraces y extensas tierras muchas de las cuales han rotado ociosas todos los 5000 años que el planeta lleva girando sobre sí mismo.

Lo innovador en la presente Revolución Agrícola, que ha acelerado la merma del ingreso petrolero y el robo que vienen haciendo los comerciantes golpistas cuadrados abiertamente con la derecha, es la gigantesca fuerza de trabajo agrícola tanto rural como citadina, es la voluntad popular que armada con todos los lograos alcanzados por la nueva Admiración Pública de esta V República (viviendas, servicios hospitalarios, amplia educación gratuita , deportes, vías de transporte y transportes, pensiones para millones de jubilados, etc.), está asumiendo el relevo de quienes hasta ayer limitaron sus actos económico al rentismo petrolero y al saqueo del Erario Público.

Se trata de un pueblo agradecido y consciente de lo que ahora tiene, que ha tomado las riendas de la producción agrícola para acabar definitivamente con la dependencia petrolera, con los intermediarios ladrones que desde antes se había cultivado como capitalistas varios que han protagonizado la actual guerra económica con notorias y descaradas intenciones políticas de acabar con la presente revolución social.

La producción agrícola es la más antigua de todas las producciones, más que la minera y muchísimo más antigua que la petrolera que son procesos técnicamente más exigentes, habida cuenta de que la agricultura es principalmente un proceso natural. De allí que tengamos una ventaja para que esta revolución agrícola empiece a dar frutos en los términos naturales propios de cada rubro alimentario vegetal o animal.

17/02/2016 06:45:44 p.m.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 801 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel C. Martínez

Manuel C. Martínez

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a223087.htmlC0http://NON-VEca = .