Criticar a Maduro es muy fácil. El "rollo" no es Nacho

Un montón revolucionarios le caen encima al tal Nacho ayudándolo a elevar su "fama," algo sin lo que un artista "por negocio" no puede vivir, contribuyendo al atacarlo en lo personal, a ocultar el verdadero beneficiario del mensaje, al que concientemente o no le sirve la "súper estrella", a quien paga el espectáculo. Él es un venezolano más que defiende su "derecho" a disfrutar de su "superioridad" artística en el sentido amplio de la palabra que admite a creadores por vocación y por "dinero", desde su concepción del mundo montado sobre la supervivencia del mas apto quizás lo más criticable de su posición es el hecho muy cómodo decir que lucha por su país desde Disneylandia mientras las mayorías que combaten en el terreno no tienen el privilegio del que él gozó como orador de orden en la AN el 12 de febrero, eso no lo descalifica como venezolano pero le resta peso a sus opiniones.

Criticar al Gobierno es muy fácil, sobre todo cuando el país está en crisis, en nuestra cultura lo bien hecho se asume como derecho "divino" que no se tiene mucho que agradecer (por ser un derecho) y lo mal hecho se critica hasta al cansancio, más como un disfrute "sadomasoquista" que como una manera de resolver el problema, en esto la oposición es record Guinness, siendo una de las razones principales de su casi absoluta amargura.

Lo arrecho es gobernar para toda la gente, especialmente para las mayorías que jamás tendrán la suerte o el privilegio de "ser triunfadores" como el Nacho y poder comprarse los zapatos de 1500$ que él dice que compra no por necesidad sino por ego, el mismo del que sufren los corruptos que señala. Según el principio del capitalismo "cuanto tienes cuanto vales ", solo los más aptos tienen derecho a vivir "mejor " y eso justifica una política que premie al más apto aunque para ello tenga que sacrificar a los menos aptos como lo hacen las manadas de animales más primitivas, solo que estos "sacrifican" a las minorías.

Si cada joven mayor de edad decide aprovechar el privilegio de haber sido dotado con una capacidad o habilidad "especial", así como la "suerte" de haber tenido unos padres y entorno social que lo "forzaron " a ser competitivo, tiene todo el derecho de restearse y de construir su felicidad a su manera, ignorando que puede usar ese "don" para construir un mundo para el hombre justo y no para los "privilegios ", en amar al prójimo como a si mismo y no después de si, en honrar a la especie humana como única capaz de superar su origen "animal " biológico y convertirse en un ser social, capaz de vivir en armonía con sus semejantes y el resto de la naturaleza a pesar de las diferencias.

Es cierto que hay corrupción, burocratismo y errores como dice Nacho pero eso no quiere decir que fracasó nuestro modelo de gobierno, solo busca en las noticias cuantos niños mueren de hambre en los países capitalistas latinoamericanos y cuantos mueren en nuestro camino al socialismo, cuantos bachilleres llegan a la universidad y cuantos se gradúan (en %), cuantos adultos mayores gozan de pensiones, el nivel de desempleo que hay en esos países, para darte cuenta que el nuestro, a pesar de las enormes dificultades, no es un modelo fracasado sobre todo cuando los principales errores de los que se le acusa son heredados del modo de vida capitalista. No existe corrupto socialista pues el que se aprovecha de lo producido por el trabajo de otros para su beneficio personal de manera "legal" o "ilegal" es el capitalista, la burocracia que no hemos podido derrotar en los ministerios se forjó en capitalismo, hasta nuestra fracasada economía resulta de tratar de meter la maquinaria intacta de producción, rentismo petrolero, distribución y consumo capitalista en una camisa de fuerza de transición al socialismo, sin desarrollar una economía socialista dejando entera la capacidad de manipulación económica a los sectores ricos que inevitablemente defenderán sus intereses.

Así pueden parecer coherentes las palabras leídas por Nacho e incluso pueden tener en si una gran voluntad de que mejoren las cosas, el asunto es que si mañana se instala un gobierno de derecha y comiencen a hacer lo único que saben hacer, proteger a los ricos para que aprovechen el trabajo de los pobres y cree una estructura "competitiva " que premie a los "más aptos" con las consecuencias de exclusión de las grandes mayorías, el Nacho ni siquiera se podrá dar cuenta de cuan miserable se vuelve la vida de esas mayorías porque estará muy ocupado compitiendo por poder "vivir mejor que el mejor".

Hoy encontramos "artistas" gringos denunciando violación de los derechos humanos en Venezuela pero ignoran las masacres constantes que produce el "devorador" sistema capitalista en su propio territorio, especialmente contra negros y latinos, artistas Mexicanos de supuesta trayectoria progresista y popular criticando la "represión del régimen de Maduro" en las Guarimbas pero nada mencionan de los 43 normalistas desaparecidos, ni de los cientos de periodistas asesinados y así en todos los países, concientes o no los "artistas" de gran impacto en los sectores más pobres cumplen la sucia labor de "domesticar" al pueblo cuando este pretende hacerse conciente de su verdadero poder para transformar este sistema hambreador, depredador y miserable, tal como lo hacían los "capataces" en la esclavitud solo que con látigos modernos surgen del pueblo para hacer el trabajo sucio de sus verdaderos verdugos

Que para gente como Nacho la única opción sea volver al capitalismo en lugar de luchar por corregir los errores del socialismo sin perder su promesa de construir el cielo en la tierra, en un mundo entre iguales, es perfectamente aceptable aunque imposible de compartir por los que nos abrazamos a las mayorías y junto a ellos apostamos porque sea humana la humanidad, por acabar con la dictadura de "los más aptos " que disfrazados de amos, reyes y nobles o de empresarios exitosos han vivido una eternidad de vanidad y lujuria sostenida sobre la espalda de los pobres.

Solo el pueblo salva al pueblo, el capitalismo como buen encantador de serpientes, saca una carta mágica proveniente de las entrañas de los explotados de siempre pero con un gran "encanto" para adormecer al pueblo "manso" que se les vuelve montarás, por lo que no debe permitirse el lujo de que los arreen y los vuelvan a meter en el corral. El pueblo debe mantener en alto la espada de Bolívar y con ella completar la revolución que comenzó hace 200 años derrotando al imperio y sus lacayos internos disfrazados de empresarios y políticos "buena gente" y a los traidores e infiltrados que han vivido y viven disfrazados de revolucionarios y lo único que hacen es repetir los males que tratamos de combatir. No hay opción en la derecha, solo cambiando el sistema podremos salvar a la especie humana y a la naturaleza como la conocemos, por lo que aunque surjan "miles de Nacho" tendremos millones de Chávez y Ali enseñándonos el camino hacia nuestra redención verdadera.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1607 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Noel Peralta Barreto

Noel Peralta Barreto

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a222988.htmlC0http://NON-VEca = .