Crisis mundial del capitalismo y la crisis social de la economia venezolana

Hay una crisis económica internacional para la cual nos hablan de que no tuvimos previsión, que no nos preparamos con tiempo, que pudimos evitarla, que ahora la estamos pagando cara, "que debimos --dice el economista Pedro Palma- (….) haber creado un robusto fondo de estabilización macroeconómica y haberse implementado políticas sensatas en los buenos años petroleros" (1), por ello nos sugieren imitar a Noruega, ahorrando un porcentaje de petrodólares para cuando llegase el momento de "las vacas flacas", sin embargo la situación es otra, independientemente de las razones esgrimidas estamos en situación de crisis de la economía mundial, en nuestro caso, de dificultades financieras, de escasez de divisas, en una circunstancias donde "la continuidad de la crisis económica del mundo, impulsada por las contradicciones irresolubles del capitalismo. Sea cual sea la caracterización, todos coinciden en que ya vamos para al menos ocho años de no crecimiento sustancial en las economías de Europa y de Estados Unidos" expresa José Ramón Rivero (2).

La crisis mundial del capitalismo arrecia, se caracteriza por que "La situación se agrava aún más con los hechos en los mercados internacionales: devaluación del yuan, apreciación del dólar, alza de tasas de interés en EEUU, y sus efectos negativos sobre los precios del petróleo y materias primas (oro) que ya están incidiendo, registrando precios de $35,22 barril que no se tocaban desde 2009 y pronostican un escenario tremendamente difícil para Venezuela en 2016 (3), particularmente, "en la segunda mitad de 2008, cuando se desplomaron los precios debido al estallido de la crisis financiera de ese año, así como en el lapso que comenzó en la segunda mitad de 2014 hasta nuestros días, cuando los precios volvieron caer, pasando de 99 dólares en junio de ese año a tan solo 25 hoy" (4).

Dicha crisis del capitalismo mundial se expresa en Venezuela como indica el economista Pedro Palma en un escenario (…) devastador desde el punto de vista económico, las perspectivas para el 2016 no son nada alentadoras. Los deprimidos precios petroleros y las escasas o inexistentes posibilidades de que los mismos experimenten una sólida recuperación en los próximos meses, llevan a pensar que los ingresos de divisas de este año serán muy bajos, haciendo que continúe la restricción crítica de dólares para la realización de una serie de operaciones externas, la importación de productos básicos como alimentos y medicinas, entre ellas (5). Esto nos lleva a pensar que no abrigamos expectativas algún respecto a tomar decisiones de ahorro de divisas, un porcentaje de ella para acumular ahorros imitando a Noruega.

En el fondo de la economía mundial, de la economía del imperialismo tiene como rasgo esencial, la crisis estructural del capitalismo, la crisis del modelo económico de desarrollo desigual, de la división neocolonial del trabajo que ha impulsado la volatilidad de los mercados, la restricción de los ingresos de los Estados nacionales así como de los países dependientes de materias primas. En Venezuela la oposición venezolana nos habla en general de la crisis del modelo económico y político, del socialismo bolivariano del siglo XXI, del chavismo pero nada dicen del agotamiento del modelo rentista, dependiente de materia prima, del modelo rentista petrolero sembrado por el imperialismo de los Estados Unidos a principios del siglo XX, modelo dependiente, exportador de materia prima, susceptible de la volatilidad de los mercados internacionales, de allí que nos hablen de períodos de "vacas gordas y flacas".

¿Qué propone la oposición venezolana ante el escenario de crisis? los líderes de la Mesa de la Unidad Democrática y sus clases sociales representantes de la burguesía, Guillermo García indica que "Si los precios del petróleo no se recuperan en el 2016 y el gobierno no establece un plan de ajuste económico integral y ordenado,…Ante éste cúmulo de elementos y distorsiones de esta magnitud, tanto en lo económico como en lo social; en mi opinión, detener y revertir estas situaciones requerirá de una combinación especial de políticas económicas que afecten al tipo de cambio, el presupuesto fiscal, la oferta monetaria y en algunos casos, medidas directas que apunten a los precios y salarios. Un programa de estabilización serio y creíble con una total disciplina de política económica altamente profesional, transparente, lejos de la influencia política que no hemos tenido desde 1983" (6).


Un Plan de Ajuste Económico Integral y Ordenado, Políticas Económicas que afecten al tipo de cambio, el presupuesto fiscal, la oferta monetaria y los precios y salarios, y un Programa de Estabilización y Disciplina (Fiscal) bajo las condiciones actuales de deterioro económico y desequilibrios macroeconómico, fiscal, monetario, de balanza de pago, de hiperinflación y profunda pobreza creada por la guerra económica, descarada de los empresarios mediante la escasez, el acaparamiento así como el bachaqueo y el contrabando de extracción ilegal hacia otros países fronterizos. Palma asegura que el escenario en el 2016 es incierto, "…en unos mercados internacionales tan volátiles y sensibles como los actuales, cualquier adversidad puede suceder, no siendo de extrañar que los precios petroleros sigan deprimidos por un tiempo o experimenten bruscas caídas, máxime después del reciente levantamiento de las sanciones a Irán por EE. UU. y algunos países europeos, lo cual muy posiblemente llevará a un nuevo aumento de la oferta mundial de petróleo, pudiendo ello presionar aún más los precios a la baja" (7).

Lo anterior citando significa que aplicar un Plan de Ajuste tal cual lo propone la ultraderecha venezolana, de ajuste económico, que el gobierno de Nicolás Maduro asuma políticas cuyas decisiones son impopulares, dolorosas, unas políticas de contracción del gasto social, del gasto de las misiones socialistas, de congelamiento de salarios y pensiones, de despido de la administración pública, de desregular los precios, desmantelar la Ley del trabajo, abolir controles públicos, entre otras medidas de independizar del gobierno el Banco Central de Venezuela, autonomizarlo, optar por empréstitos internacionales, entre otras, tales medidas tienen consecuencias electorales, ellas significan de por si la revocación presidencial del Poder Ejecutivo.

Paradójicamente, a la tendencia de crisis de la economía capitalista mundial, "la minidevaluación del Yuan chino, --según Palma--, lo cual aumentó el escepticismo de los inversionistas acerca de la estabilidad de esa moneda, llevando a muchos de ellos a liquidar sus inversiones en ese país para adquirir dólares, y protegerse de la esperada depreciación del yuan. Eso generó el desplome de la bolsa de valores de Shanghái, cuyo índice bajó casi un 19% en tan solo un mes, contribuyendo ello al debilitamiento más acentuado de los principales mercados bursátiles, que cayeron cerca de un 10% en promedio durante los primeros 20 días de enero de este año. Esa tendencia cambió bruscamente el viernes 22 de enero pasado, cuando los presidentes de los bancos centrales de los países industrializados, reunidos en el Foro Económico Mundial, celebrado en Dabos, Suiza, decidieron actuar con el fin de tranquilizar a los nerviosos inversionistas, entre quienes se estaba consolidando una expectativa muy negativa acerca del futuro de la economía mundial, hablándose de una posible nueva crisis global similar a la de 2008. Varias de las autoridades monetarias allí reunidas anunciaron su intención de poner en marcha políticas monetarias expansivas con el fin de estimular las economías industrializadas, y un alto funcionario chino declaró que el gobierno de su país no tenía planeado devaluar nuevamente el yuan en el futuro previsible", (8).

Si esto es así, la decisión de las autoridades monetarias de los países industrializados optaron por políticas de endeudamiento, políticas de expansión monetarias en plena crisis económica mundial, cuando para los países en desarrollo, en emergencia se les plantea separar del Gobierno, del Estado, el Banco Central, les plantea disciplina fiscal, reducción del gasto y las inversiones, sin importar las consecuencias sociales, económicas y políticas de lo que ello significa. Mejor dicho se les plantea, reducir ingentes recursos, la expansión de la oferta monetaria, desestimular el consumo y la producción, a los fines de reducir el déficit público los cuales los recursos serán utilizados para pagar empréstitos internacionales del Fondo Monetario Internacional o la Banca Mundial. Como vemos la política que es buena para el pavo es buena para la pava. Entonces; cabe preguntarse ¿Se justifica tales políticas de ajustes?. Veamos.

Ya el ajuste económico prácticamente se efectúo silenciosamente, la hiperinflación del mercado es evidente, potenciada por la política del Dólar Today, se ha desencadenado una anarquía de precios, ante la escasez de divisas muchos empresarios acudieron al mercado negro, importaron y colocan en venta bienes al precio de mercado, del Dólar Today, la escasez de bienes también impulsa la elevación de los precios, al mismo tiempo que el acaparamiento t la especulación, se puede decir que el shock de precios es una realidad en el mercado venezolano, traduciendo en un aumento acelerado de la pobreza por el efecto devastador de los precios (Inflación), y a esto se suma la suspensión de las inversiones privadas, la parálisis del aparato productivo del país.

Ante este panorama complicado de la situación económica mundial y en especial de la economía venezolana, se pregunta Luis Vicente León, ¿Hasta cuando la gente aguantará la crisis pasivamente?, ¿Cuándo explotan? (....) ¿Hay que agregarle un set adicional? ( ), al parecer la pregunta nos lleva a pensar que el pueblo venezolano todavía no se ha obstinado, no ha llegado al límite, al respecto añade L.V.D, que ¿qué crees que pasaría en este país si el gobierno permite que la infraestructura colapse, hayan restricciones diarias de agua y luz; la gente tenga que hacer siete horas de cola para comprar alimentos; hubiera que jalar mecate por todos lados para conseguir la medicina que necesitas tú o tu familia para sobrevivir o pagas por ellas en dólares para que te la traiga un puerta a puerta, considerando que el tipo de cambio paralelo es miles por ciento más alto que el mercado oficial; que las empresas transnacionales deciden retirar a Venezuela de su contabilidad y asumen pérdidas mil millonarias para evitar que su actividad en el país genere un efecto devastador sobre el valor de sus acciones en las bolsas internacionales, como si del Ebola se tratara y, finalmente, la capacidad de producción del país se pulveriza por expropiaciones e importaciones públicas ineficientes y corrompidas y la respuesta oficial es controlar e intervenir más, mientras hostiliza a diario a las pocas empresas privadas relevantes que todavía quedan produciendo?

Cuál es el set de la panoplia política que le gustaría añadir el economista LVL, y contribuir con las políticas de la oposición. ¿Colapsar la infraestructura, carreteras, servicios públicos, agudizar más las colas, redoblar más el tiempo en las colas para comprar, escasear los medicamentos y alimentos, retirarse los inversionistas de Venezuela, cerrar empresas, despedir personal, desgastar las divisas al gobierno con importaciones públicas? ¿Qué más quiere la oposición, la explosión social, la guarimba?. ¿Tendrá el gobierno y el pueblo capacidad de resistencia política a las agresiones perversas de la burguesía, a su guerra económica?. Por ahora esa es la respuesta, el pueblo no quiere guerra civil, sino paz, trabajo y dignidad y no prender el candelero en las calles.

Fuentes:

1.-Palma, Pedro "Pagando la imprevisión", Latinpress, 12-02-2016.

2.-Rivero, José R., "Otro Gran Descalabro Económico Mundial", Aporrea, 13-02-2016.

3.-García Guillermo, "¿El colapso de la economía en el 2016?", 20-12-2015.

4.-Palma, Pedro "Pagando la imprevisión", 12-02-2016.

5.-Palma, Pedro "Perspectivas económicas 2016", Latinpress, 15-01-2016.

6.-García, G., Ob. Cit.

7.-Palma, Pedro "Volatilidad de los mercados", Latinpres, 26-01-2016

8.-Idem.

9.-Vicente León, Luis "¿Cuándo explotan?", El Universal, 14-02-2016.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 953 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela UBV. Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 Kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a222956.htmlC0http://NON-VEca = .