Nos robaron la conciencia

NOS ROBARON LA CONCIENCIA….

Nos quitaron al comandante Chávez y poco a poco, de forma planificada, nos han robado la dignidad revolucionaria, nos pusieron a desconfiar del amigo, del compañero y del vecino, nos pusieron a bachaquear (el pueblo explotando al pueblo) a pelearnos entre nosotros y a corrompernos por unos dólares más.

Nos han convencido que nadie en el gobierno es honesto y disfrazan el hecho que casi todos en la oposición son unos entreguistas que no le sirven para nada al pueblo venezolano.

Aquellos que creen que un mundo mejor es posible y necesario, aquellos ciudadanos honestos que se niegan a raspar cupos, que no venden ni dólares ni droga, ni bachaquean con los artículos regulados (automóviles, teléfonos, línea blanca incluidos) esos venezolanos patriotas son considerados unos ilusos, unos PENDEJOS!

La estrategia es sencilla, al quitarnos la conciencia revolucionaria, han ido erosionando la unidad popular y poco a poco contaminando y destruyendo el tejido social de la patria.

El individualismo y el egoísmo más asquerosos son promovidos como la clave del éxito personal, la especulación y el rentismo (la viveza criolla) son exaltados por la derecha como el zenit del progreso económico.

Nos desestabilizan desde afuera con el ataque despiadado a la moneda, la baja de los precios del petróleo como estrategia política y desde dentro con la especulación, el acaparamiento y la inflación desatada; durante los más de 50 años de "democracia" adeco/copeyana lo único que se desarrolló en Venezuela fue el subdesarrollo, la mayoría de nuestros hacendosos empresarios ni siquiera son dueños de sus marcas (un truco para la extracción masiva de dólares del Estado) personajes como Lorenzo Mendoza son unos simples "empaquetadores" de productos importados, que quieren ahora venderse como los buenos capitalistas que arreglarán, con sus políticas de austeridad, sus préstamos impagables del F.M.I. y de la fraudulenta banca mafiosa internacional, el desastre del "fracasado sistema socialista". El fantasma del fascismo, las guerras y las hambrunas recorren implacablemente el planeta alimentados por el único negocio rentable del imperio "la industria armamentista". El plan de las élites es global, crisis y guerras que solo benefician y enriquecen cada vez más a las oligarquías financieras parasitarias y solo producen hambre, miseria y desempleo a los pueblos del mundo.

Después de 16 años de lucha, los oligarcas por fin están logrando debilitar a las fuerzas revolucionarias, robándoles los que las mantenía unidas y en pie de lucha, su dignidad y su conciencia social y política.

¿Despertará el pueblo Venezolano de la idiotez y la confusión inducidas por la cultura hegemónica del capitalismo salvaje? O será que nunca nos merecimos al gigante HUGO Chávez FRIAS?

gusguru.sn@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1727 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /actualidad/a222794.htmlC0NON-VE