Muere el café

La llegada del café a Venezuela marca un hito en la historia y su economía, pues con él cultivo se visibiliza a la Venezuela del siglo XVII en los mercados internacionales con la exportación de este milagroso y exquisito grano.

Formó durante años junto al cacao el dúo dinámico de la economía de ese entonces y generó toda una suerte de dinamizador y catalizador de la prosperidad de los pueblos que lo cultivaban, fue el promotor de las vías de comunicación terrestre y fluvial, influyó en la aparición de los primeros bancos, florecieron familias de renombre que marcaron huella, los pueblos coloniales fueron alcanzando niveles de bienestar por el movimiento social y económico que generaba el cultivo del café.

Es tal el movimiento económico que genera el café que en 1936 se crea El Instituto Nacional del Café, luego en 1959 aparece El Fondo Nacional del Café y Cacao, pero en 1975 se crea El Fondo Nacional del Café (Foncafe) estas estructuras nacieron con el sano y único propósito de fortalecer toda la cadena productiva del café, pero corrieron con mala suerte y merecen un análisis particular.

La aparición del petróleo trajo como consecuencia que la actividad económica del café se resintiera y entrara en franco proceso de rediseño estratégico para su sobrevivencia, pues desde ningún punto de vista podía ser competitivo con el petróleo.

Para 1950 según anuario del Ministerio de Agricultura y Cría el país sembraba 327 mil hectáreas, en 1960 se cultivaban 307 mil hectáreas, producción que abastecía el consumo nacional y se exportaba un poco más del 50 por ciento, lo que generaba divisas al país y estimulaba a los productores cafetaleros a seguir en su tarea.

Las cifras revisadas muestran que hasta los años 70 la actividad cafetalera se mantuvo en condiciones pudiera decirse que favorables para los agricultores, pero luego siguió paulatina y constantemente descendiendo la superficie sembrada por la poca atención que brindaba el Estado a toda la cadena de producción del café, hasta encontrase hoy el pais convertido en importador del espirituoso grano, que camina aceleradamente a su desaparición.

Llegado el presidente Chávez al poder, suprime y liquida por decreto al Fondo Nacional del Café el 25 de octubre de 1999, quedando el sector cafetalero desprotegido de las funciones que cumplía Foncafe. Desde Bramón en el estado Táchira en su programa "Alo Presidente" numero 206 del año 2004, el Presidente Chávez lanza el ambicioso "Plan Café" con un horizonte de 2004 al 2007, el cual contaría con suficiente dinero y apoyo institucional partiendo desde él como Presidente de Venezuela, e implicaría toda una revolución cafetalera nacional.

Para el año 2014 según cifras de Fedeagro, Venezuela cultivó 168 mil hectáreas con una producción de 57 mil 847 toneladas métricas, que no satisfacen la demanda interna por lo que se ha convertido el país en un neto importador del grano de café de países como Brasil y Nicaragua; paradójicamente pareciera que ese plan café fue mas bien para impulsar, promover y estimular la caficultura centroamericana sobre todo la nicaragüense.

Estos números insinúan algo: en 2011 Venezuela importó café de Nicaragua a razón de 261 dólares el quintal, al propio tiempo lo hizo Estados Unidos y lo pagó a 223 dólares el quintal; pero véase esta otra perla, El Centro de Tramites de exportaciones de Nicaragua (Cetrex) en la cosecha de café 2014 – 2015 le vendió café a 29 países, el primer comprador fue Estados Unidos con 416 mil quintales(46kg un quintal) y lo pagó a 161 dólares quintal; por su parte Venezuela segundo mayor comprador con 196 mil 375 quintales y lo pagó a 207,84 dólares el quintal; vale entonces preguntarse ¿y dónde queda la solidaridad de Nicaragua con Venezuela que le subsidia la venta de petróleo, y que además a decir del propio Banco central de Nicaragua, entre 2008 y 2015 ha recibido de Venezuela 4.200 millones de dólares en cooperación, para que le vendan mucho más caro el café? con amigos así para que enemigos.

Se puede concluir que las inmensas importaciones agrícolas que hasta el momento ha realizado Venezuela han servido para fomentar la agricultura y específicamente la caficultura de otros países, crear riqueza, generar mano de obra y estimular otras agriculturas en detrimento de la venezolana, pareciera que fue un plan café fue concebido desde Venezuela para otros países; según El INE en el 2012 se importaron 933 mil quintales de café que representaron 155 mil 518 hectáreas cosechadas de café, 14 millones de jornales, 55 mil 980 empleos directos y 223 mil indirectos, apoyando con ello otras agriculturas, mientras en Venezuela muere el café.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1513 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Juan Alberto Sánchez García


Visite el perfil de Juan Alberto Sánchez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Alberto Sánchez García

Juan Alberto Sánchez García

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a221895.htmlC0http://NON-VEca = .