El último arrecho

Estar arrecho y con impotencia, obligado a callar lo que desde tiempo vengo gritando por todos los lugares y apoyando con este pequeño esfuerzo, haciendo de tripas corazón para evitar el colapso y ahora ver el desastre con la pérdidas de la asamblea, produce más arechera, haber sido pitoniso con mi desgracia, frente a una situación que lo que necesitaba era LUCHA.

Predije a los golpistas ahora legalizados, violando todas las normas establecidas; se instalaron en la asamblea, para hacerme consumir en la impotencia, cuando siento que en poco aportaron mis esfuerzos para solucionar, a excepción de saber donde están las culpas y a pesar que advertí de mil maneras, los responsables seguían insistiendo en esa forma confusa de hacer, lo que sabían no es revolución: Sin embargo un combatiente traga grueso, se levanta y empieza a enderezar la carga, recorrer otra vez el camino; deseando que la lección haya servido y que de ahora en adelante será distinto.

Voy a proponer como siempre (La muestra está en15 años escribiendo en este tiempo de Chávez), que de ahora en adelante a menos que la circunstancia exijan otra táctica para reforzar el pensamiento crítico.

PROPUESTA: En vez de convocar para cuantificar, como es costumbre del capitalismo, que asistamos conscientes a las actividades; buscar la forma (que no es fácil) de llevar al PUEBLO a debates de formación, mesas de trabajo que permitan ir preparando a los revolucionarios que se necesitan en lo que estamos construyendo, para en lo menor posible, no estar en dudas, cada vez que tengamos elección; sin andar en la angustia de no saber, si cuando nuestros electores se meten solos en los centros de votación, van actuar en contradicción con la esencia de su ser, o tienen resentimientos que hacen el voto nulo, ignorando el llamado, o no acuden por falta de consistencia revolucionaria.

La conciencia es una condición que no se pueden obtener de la alienación que proporciona el sistema capitalista; se construye en un proceso de formación que exige la revolución y sólo en ella es posible conseguir.

En definitiva, esta arrechera no se me pasará, necesito otra vida para recuperar la opción de seguir construyendo PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2123 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a221018.htmlC0http://NON-VEca = .