Reflexiones ingenuas: " Necesario es vencer…"

Después de 30 días del proceso electoral que posicionó a la derecha en la Asamblea Nacional, tiempo de larga y angustiosa espera, el Pte. Maduro dio a conocer el nombre de sus ministros, así como la nueva forma de enfocar la problemática del país, en todas sus dimensiones, especialmente la económica y la social.

Según palabras de Maduro, se intenta reestructurar los procesos económicos en todos sus órdenes, consumo, producción, captación de capitales, cambio, empleo, inversión, así como la inversión social en torno a los problemas ingentes tales como vivienda, salud, servicios públicos, etc. de una manera prístina, eficiente y a tiempo para atender las necesidades prioritarias de la población, a través de una planificación centralizada pero desconcentrada, que permita la interacción de los diferentes entes del estado en un abordaje en equipo para mayor y mejor efectividad en las acciones.

De tal manera que organizó un nuevo equipo de gobierno, un nuevo gabinete, un nuevo cuerpo de comandantes que dirigirán las columnas revolucionarias en el proceso de construcción del socialismo en Venezuela durante estos próximos dos años. Además abrió nuevos frentes en el área de agricultura urbana, producción pesquera y otro a fin de darle cuerpo a la producción alimentaria del país, uno de los aspectos básicos que necesitan ser atendidos para solventar la problemática del país.

Se trata de una recomposición de fuerzas, de un reagrupamiento luego de la derrota sufrida en la batalla por la A.N, y se corresponde con el sentir del colectivo chavista y no chavista, por redimensionar las estrategias contra la guerra económica, la guerra mediática, la guerra de asimétrica que está librando el imperio a través de sus lacayos dentro y fuera del país.

En esta primera etapa parece que hay claridad en cuanto a la revisión del mapa de las debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades y, por la información del Presidente Maduro, se están diseñando estrategias que se corresponden con la realidad. Igualmente el cuerpo de oficiales a los que corresponde asumir el mando en la actuación cada una de ellas.

Falta tres cosas importantes: primero, los oficiales que van a acompañar a los comandantes (Viceministros, Directores de Despacho, Presidentes de Fundaciones, Directores sectoriales, directores de línea, coordinadores regionales, etc.). Es necesario hacer una selección que permita que dichos funcionarios estén realmente consustanciados, comprometidos, identificados con los ideales de la revolución socialista bolivariana. De no ser así los esfuerzos por construir un plan de abordaje de carácter urgente, se perderán. Un viceministro, director de despacho, coordinador regional que no mantenga las líneas de acción, la supervisión permanente, la evaluación de los procesos no aportará nada a la revolución, más bien obstaculizaría su marcha, su evolución.

La tropa, los empleados, obreros que estarán a cargo de la realización de las funciones, de las tareas, las asignaciones, el control de los ingresos, de los egresos, ejecución de los programas, etc. Es necesario establecer mecanismos para que los trabajadores, los empleados, tengan sentido de pertenencia, conciencia de servidores públicos, comprometer pero incentivar. Es fundamental superar las diferencias laborales con las que a los empleados de alto rango disfrutan de beneficios que los obreros, trabajadores de base no reciben. Ellos constituyen los músculos, las manos, las piernas, del proceso social, sin su aporte la eficacia y la eficiencia son imposibles.

En consecuencia, es fundamental establecer mecanismos de control permanentes y efectivos para controlar la corrupción, la ineficacia, el despilfarro, la burocracia, el matraqueo y para garantizar la atención pronta al pueblo.

Por supuesto, falta un elemento esencial. El Partido. Es necesario cambiar la estructura y la visión del partido. Dejar de ser un partido de electoralista para constituirse en un aparato político, formador de cuadros, concienciador de la población, activador de los proyectos comunitarios, apoyo a las comunidades.

Queda muy poco tiempo para revertir la derrota en victoria, para enraizar la conciencia política, la conciencia social, en el pueblo venezolano, tal como era el sueño de nuestro comandante eterno.

No faltan las aves agoreras quienes supuestos chavistas apuestan al fracaso de la revolución, al fracaso del gobierno del Pte. Maduro. Quienes, agobiados por el personalismo, el egoísmo pretenden convertirse en los artífices del proceso revolucionario, olvidando que el actor, el verdadero constructor del socialismo es el pueblo.

En este momento, en que el futuro de la patria está en peligro, que está amenazada por el fascismo, por el imperialismo, por la derecha recalcitrante. Que los logros de la revolución están amenazados de muerte, es necesario ponernos firmes a la orden de nuestro gobierno, vigilantes, contralores, pero alerta con el enemigo que es poderoso y peligroso.

Como dijo Ribas en La Victoria: "Necesario es vencer"

Patria, socialismo o muerte. Venceremos

carrodcas@gmail.com












 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 452 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos M. Rodríguez C.

Carlos M. Rodríguez C.

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a220795.htmlC0NON-VE