Las sanciones pecuniarias del Sundde podrían indexarse con el dólar TODAY, contradictoria y revolucionariamente

Una mediática socialista urgente es dar a conocer las

características antisociales de todo comerciante burgués.

"Lo que es igual no es trampa", en italiano = "Dove é egualité, non é lucro", una cita de Marx para corroborar que cuando se compravenda al valor no hay ganadores ni perdedores ya que ambos transaccionistas terminan llevándose el mismo valor de cambio que le dejan al otro. Digamos que se trata de un "trueque genérico" de valores de cambio en lugar de valores de uso.

Cualesquiera diferencias en favor de uno de aquellos es pérdida para el otro que se ha visto burlado: esta opción está inscrita en la malsana tendencia "normal" de todo aquel que se jacte de ser "buen" comerciante burgués, y de allí su incuestionable carácter de plaga social.

Una campaña mediática que aleccione a diario, a cada segundo, la naturaleza dañina de estos intermediarios podría contribuir a que semejantes antisociales, por lo menos antes de su desaparición futura durante el Socialismo, mermen sus apetitos de hacerse rico con el menor tiempo posible. Es un hecho irrebatible que en el capitalismo nadie se hace rico en corto tiempo por vías lícitas ni muy santas que digamos. Detrás de cada rico burgués debemos ver alguien que de una u otra manera ha andado en "movidas chuecas" porque hasta los "gordos" de lotería y afines tienen la mala procedencia de los cientos de miles que pierden en la apuesta de turno[1].

Las sanciones pecuniarias aplicadas hasta ahora se han quedado cortas y lo seguirán siendo. Es más, resultan contraproducentes porque luego de un año malo, el comerciante burgués va por el desquite con creces el siguiente. Las sanciones pecuniarias deben ser canjeadas por cárcel en lugar del canje de ésta por dólares como se ha venido practicando cuando el peor de los delincuentes compra, con abogados y demás personas del entorno judicial involucrado matraqueramente, su libertad a punta del billete "mal habido".

Se nos ocurre sugerir una coletilla para los permisos comerciales: En letras legibles la siguiente advertencia: ESTE NEGOCIO PODRÍA ESTAR VENDIENDO CON ESPECULACIÓN: VERIFIQUE BIEN LOS PRECIOS DE LAS MERCANCÍAS DE SUS COMPRAS.

02/01/2016 08:03:44 p.m


[1] Hay complicidad en la formación de ricos de parte de otros muchísimo más ricos: los ponen trabajar y dejar la gota gorda y les toleran malas cuentas con tal de que les dejen buena parte de lo que han conseguido a costa de asalariados siempre subpagados.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3576 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel C. Martínez

Manuel C. Martínez

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /actualidad/a220418.htmlC0http://NON-VEca = .