Muchos tips.

Cianuro en Gotas, 14 de enero

Este fin de semana hubo una fiesta en casa de Marvila Sánchez, en Colinas de Bello Monte. Allí el diputado adeco Alfonso Marquina, paloteado pero no borracho, aseguraba que el referéndum del 2 de febrero no tenía vida, que era tan manifiestamente inconstitucional que el Tribunal Supremo lo anularía, además de destituir a la directiva del CNE. A partir de ahí todo el mundo se soltó a hacer confidencias. Uno de los asistentes a la fiesta -no Marquina, aunque sí al lado de él- afirmó que el publicitado asalto a la casa de Juan Fernández no fue obra del hampa ni nada que se le parezca y por ello los canales de televisión prefirieron dejar la cosa de ese tamaño cuando supieron la verdad. Lo que realmente sucedió es que cuando el capo de Gentuza del petróleo llegó a su casa, se encontró a sí mismo durmiendo en su cama.

Omar Camero, capo de Televen y antiguo prófugo por delitos de corrupción, está violando todas las normas laborales. Buena parte de los trabajadores está obligado a salir de vacaciones hasta el próximo 2 de febrero. A partir de ese día, el personal se reduce a la mitad. Los periodistas y camarógrafos tendrán que negociar por separado una reducción de sueldo. Mal paga el diablo a quien le sirve...

Gustavo Cisneros sufrió un agudo ataque de culicardia. No piensa poner un pie en Venezuela durante mucho tiempo. Un efectivo reparto de "argumentos" en el Partido Popular le consiguió la nacionalidad española. De acuerdo al real decreto 17077 "don" Gustavo Alfredo Cisneros Rendiles obtiene carta de naturaleza. De esa forma, en caso de fuga podrá refugiarse allí sin riesgo de expulsión, a pesar de que no es precisamente querido en España después de la estafa con Galerías Preciados. También posee nacionalidad dominicana, pero no le gusta ese país para pasar largas temporadas. España le parece un refugio más acogedor, sobre todo después de ver cómo la justicia de ese país permitió la fuga del llamado "narco volador".

La oposición sufre crisis reales de locura. Cada vez recurre más al terrorismo. Hoy, poco antes de las dos de la tarde, un exaltado arrojó una bomba lacrimógena en el nivel Lecuna de Parque Central.

A pesar de las "imparciales" versiones de medios como Globovisión o Narcovisión, la situación del país es tan estable que Chávez asiste en Quito a la toma de posesión de Lucio Gutiérrez. De ahí irá a Nueva York, donde tendrá un encuentro con Kofi Anan, secretario general de las Naciones Unidas.

Otro ejemplo de irracionalidad opositora se vio en la escuela Alfaro Zamora. Allí, grupos de energúmenos tratan de impedir el reinicio de clases. En una asamblea educativa, los niños pedían clases de inmediato, tal y como hacían la generalidad de los padres. Sólo algunas "niñas bien" venidas a menos, como la señora Valery Lauría (sobrina del inefable Carmelo) pataleaban y querían mantener suspendidas las clases hasta que caiga Chávez, así sus hijos estén sin clases hasta el 2021. Por lo visto, entre tener que recibir educación en una escuela pública o dejar a sus hijos en casa, se inclina por lo segundo.

Manuel Rosales, gobernador del Zulia, y Sadi Bijani, alcalde adeco de San Francisco -municipio extraurbano de Maracaibo- le jugaron una celada realmente artera al párroco de la iglesia de la Guadalupe. Desde el domingo se sabía que turbas de AD y de UNT (Un Nuevo Tiempo, el partido neoadeco de Rosales quien, como se recordará, fue uno de los "demócratas" que firmaron el decreto estableciendo la tiranía del usurpador Carmona Estanga) atacarían el templo y la casa parroquial, por lo cual un nutrido grupo chavista lo custodiaba. En ese inmueble funciona también una emisora de radio comunitaria. Como estaba previsto que por allí pasara una manifestación opositora, le pidieron al sacerdote que quitara la custodia chavista, para evitar incidentes, ya que ellos garantizaban la seguridad. El cura, creyendo en la buena fe de esos sujetos que tan peculiar valor conceden a su palabra, así lo hizo, para llevarse la sorpresa de que agredieron su hogar, rompieron los vitrales de la iglesia y, encima, destruyeron los carros estacionados en la cuadra, que eran de vecinos que nada tienen que ver con la política.

Carlos Ortega viajó a EEUU. Allá dictará una conferencia ante la Sociedad de las Américas. El capo sindical fue invitado por ese organismo, entre cuyos directivos figura Gustavo "narco" Cisneros; su esposa, Patricia Phelps y el incalificable Eugenio Antonio Mendoza, quien heredó el mayor imperio empresarial de Venezuela y hoy no es dueño ni de una sola compañía. Por cierto, que el trío, tiene una curiosa historia que hace una década provocó una guerra terrible entre Radio Caracas (para entonces propiedad de los suegros de Narquito, hoy ya fallecidos y con el canal en manos de sus yernos ¿será por eso que lo llaman "el canal de la gallina?) y Narcovisión. Eu Antonio Mendoza, frecuente blanco de chistes muy crueles sobre su inteligencia en el mundo de los adinerados, está casado con María Luisa de Guruceaga.

Con el apoyo de la familia Salas Römer, que ve en ello un elemento adicional de irritación, en Valencia opera un jugoso mercado negro de gasolina. Fiscales de Tránsito y algunos efectivos de la GN "venden" el derecho a entrar sin hacer cola a adquirir combustible. Esta madrugada hubo un verdadero escándalo en la gasolinera de la Encrucijada de Carabobo por esas prácticas delictivas de los funcionarios.

El Banco Exterior parece la Cueva de Alí Babá, sólo que con más de cuarenta. Ahora realiza llamadas intimidatorias a sus clientes, exigiendo que le paguen hasta intereses de mora por el uso de tarjetas de crédito, a pesar de que todavía operan en horario restringido. El banco manejado por Francisco López Herrera (es un empleado de la familia española Fierro, dueños también de la Fosforera Venezolana) amenaza incluso con declarar morosos a quienes no pueden pagar, pues el banco no les deja con su horario restringido y enormes colas. Estos "financieros" están pretendiendo cobrar intereses leoninos, mientras el resto de los empresarios está en paro. Son los únicos que ganan sin trabajar o, mejor dicho, ganan más por no trabajar. Telcel está haciendo otro tanto y exige el pago a pesar de que tiene cerradas la mayor parte de sus oficinas.

Baneso, uno de los bancos más intensamente ligados al golpismo (está al borde la quiebra y necesitan un gobierno complaciente que lo auxilie), no decoró este año su oficina principal de El Rosal con el tradicional San Nicolás gigante que trepa por la fachada del edificio. En su lugar puso una enorme bandera. Ahora parece que aprovecharan toda la tela como paño de lágrimas de Juan Carlos Escotet, a punto de convertirse en banquero prófugo, en el mejor estilo de los de 1994.


El Nazional da asco
El Nazional da asco. En cada edición hay algo especialmente repulsivo. Muchas veces es en la portada. Otras, como hoy, en páginas interiores, bien escondido, abajo, esperando que nadie lo lea.

El sábado pasado, el pasquín de los Otero abrió su primera festejando la muerte de Alirio Carrasquero, supuestamente quemado durante un incendio en El Palito. La nota iba firmada por Naír Castillo, corresponsal de El Nazional en Puerto Cabello. Ayer tuvieron que admitir que la información era falsa. Hoy publican la aclaratoria de que no fue Naír Castillo quien redactó la información. Resulta que Miguel Henrique decidió, para darle credibilidad a esa olla fétida, calzar la noticia con una firma. Lógicamente, Naír Castillo protesta. Es inaceptable. Es comprometer el prestigio profesional y la ética de un periodista. Es más, el periodicucho confiesa que ni siquiera pidieron a Naír Castillo que verificara en la refinería si se había producido un incendio. No comprobaron. No consultaron. No cumplieron ninguna de las normas elementales del periodismo. Tan fácil que era hacer eso. Bastaba una llamada telefónica. Pero no, a ellos no les interesa esas cosas. Creían que con eso desprestigiaban al gobierno. "Mataron" a un trabajador que hoy goza de muy buena salud, pues el incendio que lo liquidó nunca existió.

La nota en cuestión aparece en la página B-2 de la edición de hoy. La noticia inicial abrió primera a ocho columnas. El desmentido lo meten en una página interior, en la parte inferior derecha de una página par, es decir, el lugar donde menos se ve, y encima a una columna. Sólo eso indica qué clase de persona es Miguel Henrique. Por cosas como ésta El Nazional da asco.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4998 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas