¿Por qué la Misión Nevado?

1.- Porque es un logro del poder popular.

Como sabemos, las más de 30 misiones bolivarianas ya consolidadas antes de la oficialización de la Misión Nevado el pasado 31 de diciembre fueron propuestas y lanzadas por el Comandante Eterno Hugo Chávez. En el caso de la Misión Nevado, la intervención del arañero de Sabaneta ocurre de manera única y termina siendo ejemplar. Es el pueblo organizado el protagonista en la iniciativa: Chávez hecho pueblo, Chávez hecho millones. Sin duda fue Chávez quien nos educó para que nos organizásemos y luchásemos por un mundo libre de injusticias, y además impulsó los cambios necesarios para que en Venezuela, ahora Patria recuperada, las luchas sociales fueran visualizadas hasta el punto en que hoy, muchas de ellas, se han convertido en políticas de gobierno, algo imposible de ocurrir en las repúblicas que precedieron a la Revolución Bolivariana. Los colectivos “Nevado” a nivel nacional son ejemplo de pueblo organizado, de Poder Popular, y a eso deben este gran logro.

2.- Porque es una propuesta de cambio social para contribuir verdaderamente a la preservación de la vida en el Planeta y la salvación de la especie humana.

El modo de vida antropocéntrico, que coloca al ser humano en el centro de importancia sobre todas las cosas y subordina al resto de los seres vivos, impuesto por los intelectuales de la antigua Grecia bajo una concepción de sociedad dominada por una élite, y bajo el cual se originó el sistema capitalista, continúa desbaratándose en esta transición al Socialismo. Dicho modo de vida aísla al ser humano de lo natural y lo limita en su capacidad de verse y sentirse como parte de un todo. Crea en las personas intereses y necesidades individualistas que rompen con la armonía en la sociedad y van en detrimento de las verdaderas necesidades humanas, que son colectivas. Así es como se hace posible que sociedades enteras puedan ser indiferentes o incluso puedan hasta disfrutar ante el sufrimiento de un animal.

La realidad es que más que seres sociales somos seres universales. Complementamos el universo. Somos parte de la vida en general, del Planeta Tierra y sus ciclos, al igual que el resto de las especies vivas, por lo tanto nuestra especie es tan importante y necesaria como las otras. Naturalmente somos seres sensibles y amorosos, pero nos hemos convertido en todo lo contrario: tratamos a los animales igualmente y peor que como durante siglos los colonizadores trataron a los pueblos africanos y a los aborígenes en todo el mundo. Mientras ese sesgo que no nos deja comportarnos sin irrespetar la vida en todas sus representaciones continúe en los corazones de nuestro pueblo, las injusticias seguirán siendo pan nuestro de cada día. Dicho de una forma más básica: una persona que siente amor y/o respeto por un animal es una persona que tiende a ser pacífica y que tiene mayor probabilidad de respetar y/o amar a su entorno y a los que le rodean.

En este sentido la Misión Nevado es la profundización de la Revolución. Es uno de los puntos de quiebre para consolidar la refundación de la Patria nueva, realzando y desarrollando aún más los valores morales, la sensibilidad y la infinita capacidad de amar de un pueblo que cada vez se hace más fuerte en la lucha por la equidad y la justicia planetaria. Es una acción coherente y fundamentada por grandes sentimientos de amor después de haber repensado y replanteado el modo de vivir de la sociedad venezolana. Es un gran paso en la conciliación de la especie humana con la naturaleza, que sin duda permitirá contribuir contundentemente en la preservación de la vida en el Planeta  y la salvación de la especie humana, continuando con el legado del Comandante Eterno.

3.- Porque defender y proteger a los animales es un acto de justicia.

Aunque para muchos es lógico que los animales sienten, debo decir que está científicamente comprobado que los animales no sólo sienten dolor físico, sino que también tienen sentimientos por lo que tienen la capacidad de sentir amor, alegría, tristeza, angustia, estrés, pueden sufrir traumas psicológicos, etc. Este simple hecho, por ética, nos debe hacer razonar sobre la atroz injusticia que se comete a diario con nuestros animales. Si hay algo por lo que ha luchado el pueblo y el gobierno revolucionario comandado por el Presidente Chávez y ahora dirigido por su hijo Nicolás Maduro, es por la justicia plena. Sólo en revolución se ha logrado la dignificación de los sectores de la población que históricamente fueron marginados, desfavorecidos y por los que ningún gobierno antes mostró interés como las personas con discapacidad, analfabetas, obreros, niños, niñas y adolescentes, indígenas, inmigrantes, mujeres y presos. Hoy, con la Misión Nevado, la lucha por la justicia y la inclusión plena sigue su camino a pasos agigantados agregando a los animales a la lista de los indefensos dignificados.

4.- Porque ser indiferentes ante la existencia de los animales perjudica gravemente a la sociedad.

Para millones de personas los animales que habitan las calles pasan desapercibidos. En otros muchos casos llegan a ser un estorbo o un obstáculo. No se comprende ni se analiza sobre las causas y consecuencias de esta realidad. En la gran mayoría de los casos somos las personas las responsables: abandono o descuido. Actos siempre muy bien justificados para “librarse” de culpa o remordimiento. Pero ninguna justificación evita las consecuencias. En algunos casos los perros que han vivido por generaciones en la calles terminan comportándose como animales salvajes que por instinto defienden a su manada y su territorio. Esto ha ocasionado miles de mordeduras, accidentes y malos ratos a ciudadanos y ciudadanas. Otro de los graves peligros es la transmisión de alguna enfermedad zoonótica como escabiosis, mal de rabia, entre otras, que siguen causando muertes de personas en el mundo, y que lastimosamente las autoridades locales encargadas del área epidemiológica no han logrado erradicar en algunas zonas del país. Además podemos mencionar accidentes de tránsito, aumento de insalubridad en los espacios públicos, estrés y sufrimiento de las personas sensibles, etc.

5.- Porque es deber del pueblo y el gobierno desarticular todo foco especulativo que favorezca la guerra económica que se gesta en el país.

Como sabemos, grandes corporaciones transnacionales están detrás de un oligopolio de la producción de alimento concentrado para animales. Estas corporaciones, al igual que las clínicas veterinarias, han querido pasar desapercibidos especulando con los productos y servicios que ofrecen, y en algunos casos acaparando para ocasionar disgusto en la población. Aprovecho para denunciar públicamente que está escaseando el alimento concentrado para gatos, y donde se consigue, lo venden al triple de su precio real.

Para el sistema capitalista todo tiene un provecho económico, y obviamente, no se podían quedar por fuera los consentidos de la casa: las mascotas. No sólo han logrado posicionar en el mercado  y en las tendencias de moda a animales, sino que también se aprovechan de los sentimientos de las personas para especular con los precios de la atención médica veterinaria, los medicamentos, alimento, cosméticos, ropa, utensilios, etc. Todo esto afecta el bolsillo, y por lo tanto la vida, de todo aquel que cuenta con un peludo dentro de su familia.

Con la Misión Nevado todas estas irregularidades que desfavorecen al pueblo venezolano tienen que acabarse. Los colectivos Nevado deben unirse activamente a la lucha contra la guerra económica inspeccionando y denunciando todo hecho ilícito relacionado a los animales. Además se tiene previsto trabajar en un proyecto para la creación y puesta en marcha de una fábrica socialista de alimento concentrado para animales, de esta manera fortalecer la independencia y la soberanía nacional.

Falta mucho camino por hacer y recorrer (digo hacer porque el camino al Socialismo en Latinoamérica no está hecho; lo estamos haciendo al andar; lo estamos ideando y construyendo).
Que nadie se quede sin ser parte de este hermoso y digno reto que será la Misión Nevado. Todas y todos somos necesarios. Todas y todos somos esenciales. Sigamos siendo el cambio que queremos ver en nuestra Patria Grande.

¡Que viva Nevado, el perro prócer!
¡Que viva Bolívar!

¡Chávez vive!

Vocero Principal del Colectivo Nevado Zulia.

danielsuarezb@gmai[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1634 veces.


US N