Ni mas ni menos

E.P.S: ¿Cuál es la política de financiamiento? (Parte I)

Un balance parcial de la corta vida de las Empresas de Producción Social (E.P.S), revela que hay dominio general en la concepción y grandes avances en la creación de este agente del nuevo modelo económico propuesto en el Salto Adelante.

Las áreas estratégicas para que el pueblo se incorpore masivamente al aparato productivo y se apropie de las riquezas generadas socialmente, están muy bien definidas:

- Formación socio-política y tecno-productiva,
- Financiamiento oportuno, suficiente y flexible,
- Infraestructura para la producción,
- Desarrollo tecnológico y
- Organización Social democrática.

Ahora bien, la fuerza de acción no es igual en todas las áreas y se observan debilidades, lentitud y retardo. Por tal razón, hoy debatiremos sobre uno de esas áreas que tiene mayores dificultades en el arranque de las EPS: FINANCIAMIENTO.

Nuestro gobierno, en la voz del Comandante Chávez, ha girado las instrucciones para que las políticas de financiamiento de EPS conjuguen tres variables: (I) Suficiente para los requerimientos del proyecto, sin estar pensando si es mucha plata para “los pata en el suelo”, (II) Oportuno para que se otorgue en el tiempo requerido y (III) Flexible para facilitar el acceso de los sectores populares y empobrecidos por el capitalismo.
Pues, parece que a la mayoría de los funcionarios que administran los fondos, esta instrucción les entró por un oído y les salió por el otro. No tienen compromiso revolucionario.

A todas luces, a las EPS les están aplicando “El Manual de financiamiento de la IV”.
Pero, ¡Así no es la vaina!

Compatriotas: La política de financiamiento de la Venezuela rumbo al socialismo debe convertirse en el resorte económico para desarrollar las fuerzas productivas concentradas en las EPS. No puede significar “un freno de mano” para el proceso de transferencia de recursos financieros.

Convencidos que es necesario superar las dificultades presentadas y poner “un camión de arena” para romper con el viejo esquema de créditos, impuesto por las fuerzas económicas de la IV republica, presentamos algunos elementos que deben conocerse y estudiarse antes de discutir las políticas de financiamiento para las EPS, en correspondencia con la realidad nacional:

1. El mandato constitucional (Art. 308) establece que el desarrollo económico se sustenta en la iniciativa popular. Garantizando el financiamiento de las asociaciones para el trabajo, que el Estado esta obligado a proteger y promover. No hay pa´ donde coger, las EPS son asociaciones de iniciativa popular, auspiciadas por el Estado.

2. Como las EPS son formas asociativas de propiedad gozan de protección especial del Estado, entonces deben dictarse medidas excepcionales en el orden financiero, mas allá de la Ley de Microfinanzas, que compensen las desventajas propias de las empresas constituidas por pobres, pero dignos venezolanos. ¡Al carajo las fianzas y las garantías 1 a 1.! Nos preguntamos ¿Cuántas EPS tienen dinero para pagar las fianzas?.

3. Es importante tener presente a la hora de dictar políticas de financiamiento, que las EPS son para producir obras, bienes y servicios para resolver grandes problemas de los ciudadanos. El Estado venezolano es garante del Bien Común y como protector de las EPS debe asumir como gran fiador.

4. Por otra parte, las normas de financiamiento de las EPS, deben ser socio-políticamente viables, es decir, que cuenten con la participación y apoyo de los sectores populares. ¿Cuántas normas de financiamiento se han sometido a consulta pública?.

5. Es de incautos pensar que la legislación “vigente” nos sirve para facilitar el financiamiento de las EPS. Debemos estar claros. Los viejos esquemas no nos sirven y todavía no tenemos las leyes pertinentes. Compatriotas, hay que echar mano a la Constitución de la Republica, a los principios de justicia social, igualdad, transparencia, honestidad, presunción de buena fe, celeridad y rendición de cuentas para tener éxito con las EPS.

No hay duda que el problema es político. Y como tal, debe resolverse con Calidad Política. Es nuestro objetivo, es abrir la discusión responsable en cada fondo financiero del gobierno venezolano, para ponernos en sintonía con lo que dice nuestro comandante Chávez y lo establecido en la carta constitucional (Art. 299 al 308).
En toda acción del gobierno revolucionario hay que darle poder al pobre.

Como dijimos al inicio, es tiempo de superar las dificultades.
Pongamos en el incinerador los procedimientos de la IV, por excluyentes y capitalistas.
La Democracia Participativa no es evolutiva, se construye ahora con relaciones mas justas entre los hombres.

En buena hora, recordamos al maestro Simón Rodríguez: “Inventamos o erramos”.

Es todo por hoy.

Nos vemos en la segunda entrega de Políticas de financiamiento de la EPS.


(*)Dirigente del MVR-Bolívar

[email protected]
[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 15525 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a17878.htmlCUS