Aumento del 894% en importación estatal, caída en las reservas y estatización del Comercio Exterior

La década de 1990 se caracterizó por precios del petróleo realmente bajos. Siendo 2002 y 2003 años de renta baja, ya para el 2004 se experimenta un salto enorme (39% de incremento en las exportaciones) y se abre un ciclo de bonanza petrolera. Ese enorme auge exportador ha tenido su correlato en un espectacular (y nocivo) incremento de las importaciones, que ratifica nuestra escasez productiva y la ineficiencia crónica del empresariado local. Más aún, la sobrevaluación del tipo de cambio ha creado el negocio de la importación fraudulenta, es decir, de miles de empresarios que se dedican a sobrefacturar importaciones o simplemente piden dólares y no acarrean ni una de las mercancías que ofrecieron traer.

Es importante reflexionar acerca del uso que el Estado le ha dado a la renta petrolera y el afán de usarla para gastos de naturaleza improductiva. De la misma forma es incomprensible la no utilización de la renta en un plan nacional de industrialización estatal masiva, que amerita el país para dejar atrás lastres tecnológicos y dependencias técnicas en los más diversos sectores.

Las alocadas variaciones en la importación, se muestran en la tabla 1:

Tabla 1:

 Imágenes integradas 1

La relación entre las importaciones y las exportaciones del sector privado

En Venezuela el 97% de las divisas las genera el sector estatal de la economía. La totalidad de nuestro empresariado sólo exporta un paupérrimo 3%, es decir, todas las empresas privadas en Venezuela apenas generan un ridículo 3% (2 mil 700 millones de dólares de EEUU -2012- ) del total de divisas que ingresan al país[i]. Para tener una idea de lo bajo de la exportación privada, es interesante saber que la exportaciones privadas en el Uruguay (con 3,3 millones de habitantes) fueron cinco (5) veces más elevadas que las del empresariado local en Venezuela. Sin embargo, ni cortos ni perezosos, nuestra clase capitalista en el año 2012 importó la bicoca de 43 mil millones de dólares de EEUU.

Lo que queremos mostrar a simple vista, es la más absurda DESPROPORCIÓN entre las divisas que genera el capital privado en Venezuela y las divisas que exige para su funcionamiento. Es delirante que habiendo un control de cambio el gobierno traslade(anualmente) alrededor de 43 mil de millones de dólares de EEUU preferenciales a la burguesía local, para que está genere la miserable suma de 2,7 mil millones de dólares de EEUU.

Las DESPROPOCIONADAS importaciones del sector privado

La escasez de exportaciones privadas, se debe principalmente a la nulidad productiva del empresario local, es decir, su absoluta y manifiesta incapacidad para competir en el mercado internacional, por ser abiertamente ineficiente en la producción de mercancías. En términos dialécticos-materialistas, se puede afirmar que el empresario local produce sus mercancías con: exceso de tiempo de trabajo necesario, es decir, produce mercancías muy por encima del tiempo de trabajo abstracto socialmente necesario, requerido para la producción normal de una mercancía.

Lo que se observa en la tabla Nº 2, es que el Estado venezolano ha vendido al empresariado local (extranjeros y venezolanos cuyo ámbito de explotación de la fuerza de trabajo, se circunscribe al territorio nacional) más de 317 mil millones de dólares a precios preferenciales, es decir, vendidos a precio oficial que en el mercado paralelo (año 2013) se consiguen a precios 500% más elevados.

Tabla Nº 2:

Imágenes integradas 2

 

Aunque el control de cambio frenó en 2003 la escandalosa fuga de divisas, desde el 2004 en adelante no ha hecho más que potenciar la hemorragia de divisas. Los cálculos más conservadores muestran que la burguesía local se ha apropiado y luego depositado en el extranjero, más de 145 mil millones de dólares de EEUU, desde el 2003 hasta el 2012. Dicha cantidad equivale a la construcción de cien (100) líneas -número 5- del tren subterráneo en Caracas. De acuerdo al Banco Mundial, el cumplimiento de las Metas del Milenio (entre las cuales se encuentran la erradicación del hambre y la pobreza extrema en el mundo, así como educación primaria universal) requeriría “apenas” entre 40 y 60 millardos de dólares por año[ii].

Peor aún, los 317 mil millones de dólares preferenciales habilitados para que la burguesía local importe (muchísimo más dólares que lo que la economía venezolana realmente requiere), se ha traducido en un clima de escasez, desabastecimiento y reducción drástica de la calidad y disponibilidad de mercancías en el país. Todo esto indica a las claras, que la mayor cantidad de importación es FRAUDULENTA, simplemente no existe.

Un ejemplo de ello son es lo que ha pasado con la importación de fármacos. Según vemos en el gráfico 1, ha habido una absolutamente desproporcionada importación de los mismos, que en nada puede sugerir algo positivo.

Gráfico 1, importaciones anuales de fármacos, en dólares de EEUU:

Imágenes integradas 3

 

Muy lamentable es el aumento en la importación de productos farmacéuticos, que para el período 1998-2012 alcanzó la astronómica cifra de 1358%. En ese caso juegan tres cosas:

1. Las otrora fábricas de medicamentos (transnacionales) han migrado a otros países y se han convertido en importadoras-distribuidoras de medicinas.

2. Las importaciones que realizan estas empresas poseen evidentes sobreprecios que les permiten apropiarse de dólares a Bs. 6,3, que posteriormente venden a Bs. 40 (precio a septiembre de 2013, en el mercado “paralelo”), arrojándoles ganancias siderales.

3. Estas empresas usan los llamados “precios de transferencia”, para eludir impuestos por la vía de híper-inflar artificialmente sus costos, para trasladar toda su ganancia a su sede central. ¿Un ejemplo[iii]? Una aspirina cuesta 0,01 $. Pero ellos la importan a 0,99 $. Al revenderla a 1 $ (Bs. 6,3), su ejercicio contable les arroja una “ganancia ficticia” de o,o1 $. Sobre esa base se le imputa el ISLR y por arte de magia, se convierte una enorme tasa de beneficio en una miserable contribución al fisco de 0,003 $. Un negocio que haría enrojecer de envidia, al narcotraficante más exitoso.

Las antiguamente reducidas importaciones del sector público….

Hasta el año 2004 las importaciones estatales se mantuvieron a niveles muy moderados, debido a lo  bajo del precio del petróleo, y por ende, del ingreso por exportaciones. La sobrevaluación de la moneda no era tan dramática y el gobierno bolivariano desarrollaba políticas de asistencia social bastante limitadas.

Es de entender, que el Estado asumía menos gastos y que se suplía con compras mayoritariamente nacionales. Pero el rápidodecuplicar del precio del petróleo (que representa el 95% de las exportaciones del país) retrotrajo al país a una bonanza que tuvo en un tipo de cambio extremadamente sobrevaluado, su clímax rentístico.

En el gráfico 2, aparece la grandilocuente curva de ascenso que revela el trasegar de unas importaciones estatales que para el período 2003-2012 tuvieron un crecimiento astronómico de 894%. Para un gobierno que se vende como nacionalista, el descocado aumento en la importación muestra que un plan de sustituir importaciones por producción nacional luce más que lejano. La importación no ha redundado en un incremento del peso industrial-manufactura en el PIB, que pueda permitir imaginar a una Venezuela futura cuyos ingresos centrales no dependan exclusivamente del petróleo.

Gráfico 2:

 Imágenes integradas 4

 

La drástica caída de las divisas que dan liquidez a las Reservas Internacionales

Según el BCV, sus propias reservas internacionales en divisas a mediados del año 2013, alcanzan la paupérrima suma de 3 mil millones de dólares de EEUU[iv].  Decimos que es una cifra ridículamente baja, porque en el año 1997, con el precio del petróleo a 9 dólares de EEUU, las Reservas en divisas, alcanzaban la suma de 13 mil millones de dólares de EEUU. Las reservas en divisas de 2013, equivalen a sólo un 22% de las contabilizadas en 1997[v]. Ni hablar que ahora se importa más del cuádruple de lo que se importaba en el año de 1997. La situación para el 2013 evidencia que las Divisas disponibles sólo alcanzan para menos de un mes.[vi]

En el Gráfico Nº 3 elaborado por los investigadores del CIFO: John Caicedo y Nadesda Muñoz, se muestra la relación entre divisas y tipo de cambio para el período 1997-2013.

Gráfico 3[vii]

 Imágenes integradas 5

La nacionalización del comercio exterior a través de una Central Estatal Única de Importaciones (CEUI)

La forma básica de frenar el desangre de divisas y la espiral dramática: devaluación-inflación, es crear una CENTRAL ESTATAL ÚNICA de IMPORTACIONES (CEUI), que destruya el ámbito especulativo a la parásita burguesía-especuladora-importadora venezolana. El gobierno, con su control de cambio y asignación de divisas preferenciales (a precio 5 veces menor que el que indica el mercado paralelo de divisas) ha creado un mecanismo fabuloso para transferir renta petrolera a la burguesía: la importación de mercancías con tipo de cambio sobrevaluado y su reventa a precios de oro. Con este dispositivo se han hecho fortunas enormes y el país se ha sumido en la miseria improductiva.

Peor aún, este modus operandi tiende a empujar el precio del dólar paralelo de forma vigorosa. Dicho dólar es referencia central del empresario en la fijación de precios. Por ende, a medida que el precio de este dólar paralelo aumenta, aumentan los demás bienes y servicios de la economía, que escapan a las regulaciones primarias del Estado. Este proceso enciende la espiral inflacionaria-devaluatoria, disminuye de manera muy notoria el salario y abre huecos fiscales de características bíblicas.

Urgen los cambios radicales y profundos… (Hacia la izquierda, claro) 

 Manuel Sutherland (Ccs. 31-09-2013) 

alemcifo@gmail.com 

www.alemcifo.org

Centro de Investigación y Formación Obrera CIFO-ALEM


[i] Estos datos están en “Exportaciones e Importaciones de ByS” del BCV.

[ii] Munevar, Daniel. Deuda Pública Externa en los Países del Sur: Un Problema Superado? Fecha de publicación: 5 de abril de 2013. Artículo disponible en http://cadtm.org/Deuda-Publica-Externa-en-los

[iii] Obviamente el ejemplo no se basa en cifras reales.

[iv] Cifras oficiales del Banco Central de Venezuela.

[v] Datos extraídos directamente de las estadísticas del Banco Central de Venezuela (BCV) en su cuenta: Posición De Los Activos Y Pasivos De Reservas Del Bcv.

[vi] Parte de esta disminución se corresponde a la conversión de divisas en oro sólido, hace unos meses. Sin embargo, esto no puede ser razón suficiente para el sostenimiento de niveles tan bajos en las divisas disponibles.

[vii] Jhon Caicedo y Nadesda Muñoz. La dolarización en Venezuela: solución a la crisis o crisis sin solución ¿What is the problem? Fecha: 13-08-2013. Artículo por publicar. Gráfico construido según la data disponible en BCV (2013) Reservas por instrumentos posición de los activos y pasivos por instrumentos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11738 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Manuel Sutherland

Marxista. Investigador del Centro de Investigación y Formación Obrera de Venezuela (CIFO) y de la Asociación Latinoamericana de Economía Marxista (ALEM).

 manuel1871@gmail.com      @Marxiando

Visite el perfil de Manuel Sutherland para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Sutherland

Manuel Sutherland

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

US Y ab = '0'' /actualidad/a174465.htmlC0US