Hagamos cotidiano lo extraordinario

“Cuando lo extraordinario se hace cotidiano, estamos en presencia de la revolución”, esas fueron palabras de nuestro Ernesto "Ché" Guevara, que tienen un profundo contenido, tanto ideológico como social, por tanto, es necesario hacer algunas observaciones con respecto a nuestra sociedad ¿En realidad hemos hecho que lo extraordinario se haga cotidiano? En cierta forma si, porque parece realmente extraordinario y a la vez absurdo observar la pérdida de valores y de la cultura que esta sufriendo nuestra sociedad venezolana, es extraordinariamente ridículo ver que un ciudadano común como cualquiera de nosotros no ve la hora de que le paguen su salario y que sea viernes o jueves para irse a gastarlo íntegro en licor, droga, en ocio, en lo superfluo, en lo efímero. Parece también extraordinariamente grotesco como se hacen filas para entrar a un sitio nocturno y gastarse un sueldo mínimo en una noche.

Ya que fue ironizado en el presente escrito dicho comportamiento "extraordinario", ahora abordemos seriamente el tema que nos ocupa, sobre el cual versa nuestra preocupación: Hacer de lo extraordinario cotidiano es ver a los niños interesarse por la educación, por la lectura, por el desarrollo integral de su personalidad, fomentado en valores de compañerismo, solidaridad, altruismo, entre otros. Lamentablemente nuestro pueblo aun esta siendo devorado por la sociedad de consumo, mercantilista y capitalista; los padres no se ocupan de sus hijos, porque dicen no tener tiempo para ellos, pero si tienen tiempo para ir a matar sus neuronas sumergiéndose en los vicios mas vanos y ridículos. La familia debe ser la base, la célula fundamental que integre la nueva sociedad socialista. Hacer de lo extraordinario cotidiano es: Ver las filas interminables pero no en las discotecas sino en las bibliotecas y librerías, es decir, dejemos el "teca" al final de la palabra pero sustituyamos el "disco" del principio por el "biblio", seamos el hombre nuevo, alimentemos el pensamiento, no permitamos que los miserables se hagan millonarios a causa de nuestras debilidades, SEMBREMOS CONCIENCIA PUES, allí se los dejo humildemente para la reflexión, mis queridos camaradas.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA!
¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!
¡CHÁVEZ VIVE!
¡LA LUCHA SIGUE!


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 756 veces.


US N