Chavistas vendidos a la burguesía

El domingo el Presidente Maduro señaló algo que se hizo es común entre los chavistas: los vendidos a la burguesía; los quinta columna; la derecha endógena; los que se ponen la gorra chavista para la extorsión, para el ultraje de los dineros públicos.

Una realidad incontrovertible, que refleja que el dinero y el poder, son malos consejeros en la política, y en la vida de las personas.

Mucho luchó Chávez por zafarse del mal de la corrupción, enquistada en el tejido social de la sociedad venezolana, lamentablemente.

Y Maduro, no se dio cuenta hace unas horas de ese poderoso mal que nos carcome como sociedad, sino desde que fue investido como presidente proclamó que realizaría una cruzada contra la corrupción.

En su momento, otros presidentes dijeron algo parecido, la mayoría fracasaron, incluso Chávez.

La corrupción no es un mal que se desaparezca como prender o apagar la luz. No es un mal que se extinguirá por orden de un discurso moral o ético. Todo lo contrario, se fortalece, se acrecienta mientras a la impunidad no se les corten sus brazos protectores, sus amarras que la enquistan.

Mencionó el Presidente que en las próximas horas, el país conocerá nuevos casos de corrupción, y se actuará con medidas ejemplarizantes.

Ojalá Maduro la contenga, poco a poco, ladrillo a ladrillo, pero sin la ayuda de sus copartidarios que hacen vida en las instituciones del Estado venezolano, difícilmente logrará avances efectivos, más allá de apresar a algún que otro funcionario.

Rubén Marcano, periodista

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2919 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a170827.htmlCUS