Revolución y Contrarrevolución en Venezuela

Aquí en Venezuela, actualmente muchos de nosotros estamos discutiendo el "proceso" y la "profundización de la revolución"; nos referimos a la "revolución dentro de la revolución" y tememos la actual "contrarrevolución" dentro de la misma Revolución Bolivariana.

Muchos ya nos estamos preguntando: ¿Qué es lo qué está pasando ahora? ¿Deberíamos prepararnos para el próximo golpe? ¿Para el próximo sabotaje petrolero? ¿Para venideras masacres de "Chavistas"?

Lo que realmente pasa es, que el barco de la Revolución Bolivariana está dejando la calma del año pasado y de acuerdo con su misión histórica, ahora está navegando hacia un mar de problemas, entra en aguas turbulentas una vez más, llenas de caníbales políticos, tiburones sociales y vampiros económicos, en pocas palabras, llenas de miríadas de contrarrevolucionarios con boinas rojas.

¿Cuales son las diferencias científicas y teóricas entre revolución, contrarrevolución y emancipación? Si no sabemos las respuestas, nuestras respuestas, entonces ¿cómo vamos a enfrentar el capitalismo nacional y el imperialismo global? ¿Cómo vamos a introducir un nuevo socialismo del siglo 21?

Como siempre, aquí sólo algo de alimento "práxico" para el pensar teórico serio.

Primero, dialécticamente no existe una revolución social, que no contiene su propia contrarrevolución dentro de sí misma, y al revés. Si experimentamos una contrarrevolución en Venezuela, es esto un indicador de que aquí ocurre realmente una verdadera revolución bolivariana. Mientras más virulenta y brutal se vuelve la contrarrevolución, más humanista y emancipatoria avanza la Revolución Bolivariana.

Un revolucionario no le teme a la contrarrevolución; es más, dialécticamente, la crea constantemente de nuevo y es su hábitat natural emancipatorio. Es su medidor del éxito y de que sí siguen en el camino directo hacia la liberación humana.

Actualmente, el "látigo de la contrarrevolución" es omni-presente, se encuentra en los barrios, en Altamira, en los casinos, en Miraflores, en los ministerios, en los programas de radio y televisión, en las escuelas, en las misiones y la Universidad Bolivariana, en la Asamblea Nacional, en las oficinas de los gobernadores, alcaldes y concejales, e incluso en las propias camas de los compatriotas.

Pero, aprendiendo de las recientes experiencias históricas concretas, ¿qué es realmente la contrarrevolución y a qué se refiere? ¿Es pro-capitalista o anti-socialista, o simplemente es una parte intrínseca y inalienable de la revolución burgués-democrática misma?

En cuanto a los dramáticos eventos en Venezuela, entre el 11 y 13 de abril del 2002, en su artículo "Revolución y Contrarrevolución en Venezuela", Alan Woods y Ted Grant escribieron:

"Los intereses de clase detrás del golpe eran obvios. La cabeza del gobierno contrarrevolucionario fue un rico hombre de negocios, Pedro Carmona - el jefe de la federación empresarial venezolana. Su primera acción era anular las llamadas leyes Chavistas contra la inversión - es decir, todas aquellas leyes que intentaron defender los intereses de Venezuela y subir la calidad de vida de las masas. La corrupta y podrida burguesía venezolana es incapaz de jugar un papel progresivo. Sus planes significarían poner firmemente en las garras del imperialismo estadounidense el país y su considerable riqueza petrolera".
http://www.marxist.com/Latinam/venezuela_coup.html

Sin duda, todas las revoluciones sociales modernas involucran las luchas globales de clase, los intereses de clase; así que, en el caso de la Venezuela contemporánea, de manera picante, los autores explicaron los motivos principales nacionales e internacionales de la actual contradicción revolucionario-contrarrevolucionaria dentro del movimiento bolivariano.

Para los autores también está claro como el sol, el contexto global y globalizado de la Revolución Bolivariana:

"El golpe era liderado por la burguesía venezolana y sus compinches en la Fuerza Armada (FAN). Pero la mano que manejaba los hilos, estaba claramente ubicada en Washington. Este plan nació y se encubó en los EE.UU. La administración Bush, encantada de imaginarse a Chávez esposado, se preparó de tomar la industria petrolera venezolana a través de la puerta trasera, permitiendo "ayudas" para el nuevo gobierno en Caracas - en forma de inversiones petroleras. Esto forma parte de la amplia estrategia del imperialismo estadounidense después del 11 de septiembre, para intervenir agresivamente donde sea".

Hoy, todo esto vale más que nunca. En otros artículos hemos explicado, que a través del imperialismo, colonialismo y "neo-colonialismo" - hoy también denominado "neo-liberalismo" o "globo fascismo" - el modo de producción y reproducción capitalista se ha internacionalizado y globalizado a través de su dinámica inherente dialéctica y revolucionaria, a través de la explotación, dominación, racismo, militarización y alienación universal sistémica.

Lograr esto, era precisamente la meta histórica, el objetivo social del capitalismo, de la acumulación del capital, de las ganancias y del poder, es decir, de la realización global de su revolución democrática, de las Revoluciones Francesa e Industrial. Desde su punto de vista, desde la perspectiva de la Razón y del Capital, cualquier otra cosa era y sigue siendo contrarrevolucionaria, es la contrarrevolución misma, la negación del capitalismo, es socialismo, es comunismo, es Marxismo y es terrorismo.

Para nosotros, las preguntas millonarias realmente son:

¿Qué es lo qué entendemos como Contrarrevolución?
¿Realmente queremos hacer una revolución dentro de la revolución?
¿O estamos hablando de un éxodo, de una Fuerza Creadora y Creativa, de la "Emancipación Humana" (Marx)? Sin embargo, primero, tenemos que arreglar este asunto con el Señor.
¿Sobre algo realmente nuevo para el siglo 21, sobre aquello, que trascenderá ambas revoluciones y contrarrevoluciones capitalistas e imperialistas?

Nuestro futuro, el futuro de la humanidad necesita una clarificación delicada en cuanto a esos asuntos históricos urgentes. No podemos darnos el lujo de cometer o incluso repetir los errores fatales de las revoluciones del siglo 20. Todos nos encontramos al borde de la aniquilación de la humanidad dentro de las próximas décadas.

Es significante para la Revolución Bolivariana, que estudiemos a fondo - entre otros pensadores, como lo son Simón Bolívar, Simón Rodríguez o Francisco de Miranda - las obras revolucionarias del filósofo, científico y socialista radical social democrático burgués Carlos Marx y de sus seguidores socialistas. Muy temprano, en su juventud, Marx explicó la diferencia "práxico-teórica" decisiva e incisiva entre la revolución capitalista y la emancipación socialista (humana); entre la dialéctica intra-sistémica y la lógica del éxodo extra-sistémico. Nosotros habíamos explicado:

"Después de haber estudiado la filosofía idealista objetivista de Hegel, la economía nacional británica y los socialistas y comunistas utópicos franceses, británicos y alemanes, Marx desarrolló su teoría de la revolución social y socialista en los años 1840-1844". Sin embargo, como enfatizábamos, el Manifiesto Comunista, el programa de 1848 de los social demócratas radicales, intentó de continuar la Revolución Francesa y específicamente de realizar la "revolución burgués-democrática" retrasada en Alemania, la "revolución todavía no socialista o comunista" a escala mundial:

"Deberíamos recordar, que intentó ser un programa para la entonces retrasada revolución burgués-democrática en Alemania. Según Marx y Engels, quienes redactaron el Manifiesto Comunista de 1848, el retraso histórico alemán, comparado con sus vecinos occidentales burgueses (Inglaterra y Francia), le ofreció un chance histórico único a la revolución social alemana, no sólo para completar la "emancipación política" que se había producido por la revolución jacobiniana en Francia, sino incluso para sobrepasarla en una "emancipación humana", que llegaría tan lejos como para superar la contradicción entre citoyen y burgués.
http://www.vheadline.com/readnews.asp?id=45593

Sin embargo, formulando el proceso proletario trans-histórico, partiendo de la emancipación política hacia la humana, Marx científicamente lo diferenció de la revolución burgués-capitalista. Por lo tanto, los objetivos históricos de la revolución y aquellos de la emancipación no son idénticos, de hecho, difieren radicalmente. El uno se queda dentro del sistema laboral, el otro trasciende hacia la creatividad y la creación humana, un ámbito, el cual las clases dominantes hasta ahora solamente reservaron para los hombres dioses y los dioses mismos.

Como se mencionó anteriormente, en contradicción al proceso emancipatorio humano global, como se expresó más tarde en la Segunda Internacional y más precisamente en el KOMINTERN antes de la muerte de Lenin, en su Manifiesto Comunista, Marx y Engels seguían describiendo con mucha esperanza la esencia revolucionaria del capitalismo, y la manera de cómo al final se iba a globalizar y resolver los problemas sociales de la humanidad entera. Sin embargo, también explicaron, cómo al final podría terminar en la "barbarie", si no es negado de manera exitosa a través del socialismo científico y filosófico, una pre condición para superarse hacia una posible "emancipación humana".

Además, Marx explicó, que de la misma manera dialéctica, en la cual a través de los tiempos se expandieron a nivel global el capitalismo y el imperialismo revolucionario, también se internacionalizaron sus propias negaciones socialistas. Es verdad, que la mayoría de las revoluciones sociales del siglo 20, en práxis y teoría, no hicieron esta distinción radical, no incluyeron esta realidad trascendental en sus programas históricos concretos y terrenales; en consecuencia, casi todas recaían en el capitalismo democrático revolucionario, o incluso en el "socialismo real existente", y en trágicas caricaturas de la verdadera emancipación humana.

La actual "práxis y teoría" bolivariana, dos conceptos, de los cuales el Presidente Hugo Chávez Frías últimamente habla mucho en sus cadenas nacionales, tienen que estudiar muy cuidadosamente esos aspectos revolucionarios y emancipatorios.

A través de los siglos 19 y 20, fue precisamente esto, que muchas veces no se hizo, no se debatió severamente en la práxis y teoría socialista, tampoco en América Latina, donde fueron la teoría de la dependencia y la teología de la liberación que ocuparon en gran parte las mentes revolucionarias. Sólo mucho más tarde, en los años 70 del siglo 20, los grupos marxistas yugoslavos de "Práxis", junto con el filósofo marxista de la esperanza Ernst Bloch, discutieron tales asuntos creativos y emancipatorios.

No obstante, el socialismo, como negación del capitalismo, fue correctamente considerado como un proceso internacional, como "revolución permanente", pero todavía no como el éxodo creativo y no-productivo hacia la "transvolución" global, hacia la posible emancipación humana.

Hasta ahora, fuertemente influenciados por todas variedades de liberalismo, Gandhismo, pacifismo, religión e incluso "democracia", muchos esfuerzos emancipatorios prometedores simplemente no fueron capaces de globalizarse. Por falta de unidad e integración y ante la cara de un imperialismo internacional agresivo y brutal, todos se echaron a perder.

Sin embargo, sus sueños diurnos anticipatorios trans-históricos se reflejan y se preservan en la actual y global Revolución Bolivariana, en su inexorable avance hacia la integración e independencia económica latinoamericana, hacia el ALBA y hacia la emancipación humana.

Después de fuertes luchas de clase anti-coloniales y anti-imperialistas, perdiendo muchos heroicos compatriotas en las numerosas batallas sangrientas, especialmente aquellos millones de trabajadores hambrientos y campesinos pobres, que fueron diezmados por las guerras coloniales genocidas, luego, muchos antiguos "luchadores por la libertad" se volvieron renegados, "escuálidos" y traidores, que ayudaron a pavimentar el camino contra-emancipatorio hacia la actual globalización "neoliberal".

¿Eran contrarrevolucionarios? O ¿cumplieron con las tareas capitalistas de la revolución democrática, de la Revolución Francesa?

¿Qué es lo que tienen en mente los "Chavistas sin Chávez" en Venezuela? Como expresó Carlos Ortega: ¿Será que quieren introducir en Venezuela una dictadura fascista de 10 o 20 años?

¿Será que, igual que en Chile y en Argentina, llenarán los estadios de béisbol con emancipadores bolivarianos y nos masacrarán por miles?

Esto es, sobre lo cual Mario Silva nos advirtió en su programa nocturno "La Hojilla", algunas noches atrás y donde el Presidente Chávez mismo intervino por teléfono.

¿Esto va a ser la contrarrevolución? ¡Si queremos parar esta posible carnicería venidera, entonces mejor, que comencemos ahora mismo!

La realidad social oscura y contundente se puede describir de la siguiente manera.

Actualmente en Venezuela y en otras partes de la América Latina, Africa o Asia revolucionaria, la cultura colonial internalizada, las relaciones amo-esclavo, los complejos de inferioridad, la megalomanía oligárquica dominante, la mentalidad religiosa subordinada, el racismo político, las vendetas mafiosas, el nacionalismo crudo y la democracia capitalista están haciendo estragos con la lucha emancipatoria y entre otros crímenes, generan la negociación de la revolución del pueblo, la firma de "acuerdos secretos entre "caballeros" con las burguesías locales y extranjeras, la burocracia, el triunfalismo, el oportunismo, las mentiras, las campañas de desinformación, la corrupción, el sabotaje, el robo, el asesinato, etc. Todo esto es un cáncer revolucionario, que está devastando a muchos movimientos verdaderamente socialistas y emancipatorios; desafortunadamente, muchos camaradas se ven botados del proceso emancipatorio o ellos mismos abandonan el barco revolucionario global.

Lo qué quedó en el planeta tierra después de la Guerra Fría, eran mayormente caricaturas ideológicas del Marxismo, socialismo y comunismo. Ahora, en la era de las guerras calientes de Bush, esta tendencia contra-emancipatoria tiene que ser parada urgentemente, por el precio constitucional que sea y por las armas que sean necesarias. Si no, perderemos la creación más bella que jamás teníamos, que jamás nos creábamos en Venezuela.

El único camino revolucionario es el Socialismo, el único Rubicón emancipatorio es el Exodo, son la Creación y la Creatividad Humana.

Original en Inglés: "What is really happening to rhyme and reason in Venezuela? What do the 'Chavistas without Chavez' have in mind?"
URL: http://www.vheadline.com/readnews.asp?id=46127

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4711 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a16987.htmlCUS