Turismo para todos... turismo social

Bueno se dirán que yo sigo pegado con el tema del turismo, y la verdad es que si, pero es por un motivo; nuestra República Bolivariana necesita la ayuda de todos nosotros para desarrollar nuestra economía de una manera mas eficiente y sobre todo más amplia, tenemos que diversificar nuestros ingresos y ser, más temprano que tarde totalmente autosuficientes, esto no es nuevo es parte de la herencia que nuestro difunto Comandante Chávez tanto nos repitió y por lo que tanto luchó, la independencia total de nuestra República.

EL Turismo social no es solo parte de nuestro credo socialista, es un derecho que tenemos todos los venezolanos. Veamos que nos dice la historia sobre él. El turismo tal y como lo conocemos hoy día sólo apareció en el siglo XIX. En aquella época, estaba reservado para una élite de la burguesía, puesto que las leyes regulando el trabajo no incluían vacaciones para los trabajadores, que tenían que trabajar todos los días, por eso las posibilidades para irse de vacaciones eran muy limitadas para la gran mayoría de los ciudadanos.

En 1936, la adopción por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) del Convenio 52 sobre las vacaciones pagadas marcó el punto de salida del turismo social. El principio de ese convenio también se encuentra en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en la cual se afirma que «toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.

En este contexto, unos años más tarde, en 1963, se creó el Buró Internacional del Turismo Social (BITS) cuyo mayor fundador, Arthur Haulot, garantizó durante largos años la promoción y el desarrollo del turismo social a nivel mundial.

Como podrán darse cuenta el turismo social no es algo que tengamos que inventar, es algo que tenemos que aplicar, y para la aplicación del mismo solo tenemos que utilizar una simple formula HOSPEDAJE + TRANSPORTE + ALIMENTACION = VACACIONES

Esta simple formula hay que pasarla a la realidad, la accesibilidad al turismo a todos los grupos de población, en particular los jóvenes, las familias, los jubilados, las personas con recursos modestos, las personas con capacidades físicas limitadas, el turismo social tenemos que organizarlo por asociaciones, cooperativas y sindicatos, y se destina a hacer los viajes realmente más asequibles al mayor número, especialmente para las clases sociales más desfavorecidas.

Como, MINTUR tiene las herramientas, los recursos y el personal, solo hay que sincerar las metas y crear polos de desarrollo turístico, teniendo como base el Hospedaje, ósea Hoteles de 3 estrellas, Posadas y albergues estudiantiles que la vez permitirán el trafico de extranjeros hacia nuestro país, pudiendo crear puentes de comunicación entre sindicatos y cooperativas a nivel Latinoamericano y por qué no Europeo y Canadiense, dando como resultado no solo un turismo social real, si no que además una fuente de divisas extranjeras directas al Gobierno Nacional.

EL costo promedio del hotel Alba Caracas es de 380,00 dolares americanos la noche …pero el hotel no tiene la estandarización para poder cobrar esa cantidad tan alta de dinero, y lo digo por que tengo amigos que se han hospedado y ha salido muy molestos dado que no hay una real relación precio/calidad , y como eso muchos otros servicios que ofrece VENETUR, el problema es simple la falta de fiscalización por parte de MINTUR.

Ministro usted tiene una oportunidad única de cambiar todo esto, es una persona con una muy alta educación y estoy seguro que sea seguir la senda de su padre y de nuestro Comandante Chávez, es una persona que solo busca lo mejor para su patria, cuente con nosotros, adelante Patria o muerte…nuestro comandante en Jefe nos mira y espera eso y mucho más de todo nosotros.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1085 veces.