TSJ puede trasladarse al hospital para juramentar a Chávez

El esperanzador regreso del Presidente Hugo Chávez a territorio venezolano marca el final de la polémica leguleya creada artificialmente por los medios de comunicación y los constitucionalistas oposicionistas respecto al contenido real de la Carta Magna.

Con el Comandante Chávez en Venezuela, se cierra definitivamente el ciclo de especulaciones pseudo jurídicas sobre la posibilidad de decretar la falta temporal del Primer Mandatario Nacional, y mucho menos su falta absoluta.

En consecuencia, teniendo a nuestro máximo gobernante en su proceso progresivo de recuperación, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia pudiera trasladarse al hospital militar donde se encuentra el Presidente de Venezuela a fin de cumplir con la formalidad del artículo 231 de la Constitución, el cual expresa que cuando hubiere motivo sobrevenido la juramentación podrá hacerse ante el TSJ.

Considerando que la Sala Constitucional ha emitido una reciente sentencia de interpretación (08-01-13) respecto al caso de la juramentación presidencial y que a todas luces la Carta Magna le confiere el carácter de máxima sala del TSJ, esta pudiera constituirse en el recinto hospitalario a los fines de consumar ese acto solemne, que como se sabe por la misma jurisprudencia que emana de ese veredicto judicial, no contradice que ha operado el principio de contitunidad administrativa en el caso del Presidente reelecto.

Con la misma potestad que le confiere la Constitución y las leyes a los demás tribunales de la república (municipales, primera instancia, superiores, etc) para trasladarse a sitios fuera de la sede tribunalicia y practicar sus actos procesales, el digno Tribunal Supremo de Justicia puede proceder del mismo sin más preámbulos en el momento que así resuelva hacerlo.

Fuera de los estrictamente jurídico, no es menos relevante resaltar que en lo político, se sabe que el oposicionismo persistirá enfermizamente en desvirtuar este acto solemne y podrá inventar cualquier hipótesis fantasiosa como que Chávez no está su habitación; pero sea cual fuere la modalidad para juramentar al Presidente, en ningún caso estaríamos librados de estas malsanas matrices mediáticas.
Lo recomendable es derrotar dichas matrices con acciones e informaciones oportunas, categóricas y veraces que diariamente demuestren al país que hay un gobierno estable y legítimo en Venezuela, apegado a la Constitución y a la soberanía popular que invariablemente con su voto ha consagrado a Hugo Chávez como Presidente de la República, ininterrumpidamente, durante estos 14 años de extraordinaria Revolución Bolivariana.

El autor es: Constitucionalista. Profesor de estudios políticos e internacionales UCV.

[email protected]
http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1024 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a159620.htmlCUS