Devaluar en el concepto capitalista...

Basta leer la prensa burguesa para darse cuenta de toda la dedicación que en los últimos días ha tenido el tema de la devaluación, o mejor dicho, el ajuste en el precio del dólar. Lo que no dice la gran prensa es que hay varios lentes para observar el tema y que, cuando la medida en sí no obedece a los intereses de la burguesía, la virulencia mediática es infernal, dichos lentes expresan la lucha de clases que vivimos en el país, la cual molesta a muchos "chavistas" que les da alergia hablar de lucha de clases.

Nosotros como pueblo hemos ido entendiendo muchas cosas de la la superestructura ideológica del sistema capitalista, la cual nos ha escondido por los iglos de los siglos algo medular, esa no es otra cosa que la verdad. La verdad en el capitalismo se convierte en la principal arma revolucionaria, desmontar mentiras añejadas durante milenios no es nada fácil, son generaciones tras generaciones que se han formado con una idea equivocada del mundo, de sus fenómenos y características, sus contradicciones. Para ello la ideología dominante se valió de herramientas como: La Religión, los prejuicios y la ignorancia que contribuyeron a mantener con vendas en los ojos a millones de seres humanos.

Hoy los púlpitos no están en la casa de dios, se trasladaron a modernos estudios de televisión, grandes imprentas, al cine, la farándula y todo mecanismo de generar “diversión, entretenimiento e información”, porque así le llaman a todo el proceso de alienación y enajenación al cual están sometidos millones de personas en el mundo.

Como dijimos al principio, el tema de la devaluación, como lo catalogan los medios burgueses, es la comidilla de los grandes titulares de la prensa y la TV, por ende, esos mensajes se difuminan en la población que a su manera le da la interpretación que cada quien procesa en su mente luego de recibir el bombardeo mediático. Los medios donde se aclara y despeja la gran incógnita no tienen el despliegue de los grandes medios burgueses, ello genera desasosiego en muchos, confusión en otros, ansiedad en los más, sobretodo cuando el aparataje burgués se encarga de articular lo que dice con lo que ocurre en las tiendas, abastos y bodegas del país. “subió el dólar” comentan y “todo se pondrá más caro”, “no hay esto, no hay aquello, se acabó el mundo”, “todo es culpa de Chávez, el gobierno y la devaluación”...A la par, los productos desaparecen de los anaqueles como por arte de magia, lógicamente en el imaginario se implanta aquello de que: "es verdad", pero el pueblo que no es tonto sabe muy bien que algo en el cuento no está completo y se pregunta ¿Por qué protestan los burgueses? Esto nos lleva a recordar una anécdota del comandante, refiriéndose a un encuentro con Fidel, Chávez comentó en algún momento la frase que le lanzara Fidel...algo así, palabras más, palabras menos “que envidia siento por ti, Hugo, eres uno de los pocos al cual los burgueses le hacen huelga”...¿Y por qué le hacen huelga? Porque se está haciendo una revolución y se le está dando poder a los pobres, es decir, los dólares, la ganancia que se obtiene de su cambio, incrementará la masa monetaria necesaria para las grandes misiones sociales, por eso protestan los burgueses, esto nos lleva a deducir que todo aquello que sea protestado por fedecámaras es bueno para nosotros. Y de verdad que en esta república Bolivariana de Venezuela se vive lo que diría la gente de Un Grano de Maíz, “un experimento universal”...por ello este proceso es sumamente rico para formarnos y entender al sistema capitalista, su manera de actuar y de confrontar... es la lucha de clases al rojo vivo.

Resulta que ahora los burgueses de FEDECAMARAS andan de “defensores de los desamparados”, “cosas veredes mi querido Sancho”, diría el Quijote, pero es cierto, basta encender un televisor, abrir una página de Internet, leer un periódico de la burguesía para observar en primera página a líderes condenando el aumento del dólar, anunciando el acabose del país y echándole la culpa a Maduro y Diosdado, incluso han llegado a pedir constancia de que si es Chávez quien firmó y colocó la rabo e' cochino, por poco solicitan el análisis de expertos de la famosa firma del presidente.

A los expertos académicos es bueno recordarles que este pueblo bolivariano, sin los rimbombantes nombres y títulos de la academia, está en capacidad de darles una clase magistral de economía sobre el tema de las medidas económicas. Es algo para los estudiosos de la sociología, que en medio de los enredos capitalistas se hace incomprensibles, pero que para la lógica humana se hace sencillo y se resume de la siguiente manera: ¿Cuantos dólares se usan para adquirir productos que solo sirven para satisfacer las necesidades creadas en las mentes de los ciudadanos por el modelo consumista burgués? Pero la burguesía parasitaria nuestra los solicita para traer cualquier cantidad de basura consumista al país ¿Cuantos venezolanos saben y están convencidos que los culpables de todo este desbarajuste de la corrupción e ineficacia es producto de la lógica misma del capitalismo que obliga al ser humano a ser corrupto, si se comporta bajo su lógica perversa? La especulación es una enfermedad del capitalismo; la corrupción, la ineficacia la no conciencia del deber social, la envidia, la mezquindad, el individualismo y una cadena larga de etcéteras son males propios del sistema capitalista y solo se pueden combatir con más y más socialismo, no al revés, es decir, con más capitalismo.

Basta conocer algo de la historia del país para comprender que quizás en el mundo no haya una burguesía más parasitaria que la de los países que viven de la renta petrolera, donde esto no es así es porque hay una revolución. En el caso de Venezuela padecemos el tránsito de un modelo a otro que nos obliga a arrastar toda la porquería que heredamos del modelo rentístico petrolero que se refleja en usura, viveza y todo eso es promovido y ejecutado por la burguesía parasitaria nacional.

El sistema de entrega de divisas a “empresarios”, no dudamos que sean serios, pero son serios capitalistas, no son socialistas, es imposible la existencia de “empresarios soicialistas”, eso es una blasfemia a la verdad, el empresario es capitalista o no es empresario. El empresario busca la solución de sus problemas aplicando más capitalismo, por ello cuando siente que algo sube de precio su naturaleza es especular, esto se suma a la voracidad de enriquecimiento que lleva propiamente inmerso. No es el individuo per se, es el sistema al cual se entrega que lo obliga a comportarse como un bandido. La hegemonía burguesa se encarga de crear las leyes, las costumbres necesarias para “legalizar” los desmanes del capitalismo, eso es lo que han hecho toda la vida.

Si el comercio en el país, las exportaciones las hiciera el estado y los dólares los manejara la sociedad, no un grupo de bandidos, entonces no necesitaríamos de las devaluaciones, pero, como el sistema capitalista maneja gran parte de la economía nacional pues se requiere de imponer medidas que desde mi punto de vista son tibias.

Soy creyente que los momentos de crisis, los momentos de quiebre histórico aperturan la posibilidad de los grandes cambios; la revolución se enfrenta a un inmenso reto, se trata de profundizar el socialismo y en esa marcha lógicamente nos encontraremos con los enemigos, externos e internos que harán hasta lo imposible porque se reatrase la marcha al socialismo, esa es la batalla de hoy. Sobre el tema del ajuste cambiario, el estado debe controlar absolutamente todo el mecanismo. Entreguémosle la economía del país a los trabajadores y nos daremos cuenta que no es necesario mantener a un montón de parásitos burgueses incapaces incluso de limpiarse los zapatos.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1303 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a159404.htmlCUS