Más Exportaciones y menos Importaciones

Efectos de la devaluación

Desde este reciente viernes, el poder adquisitivo de dólares del Bs.F es 32% menos puesto que el dólar ha sido reajustado a Bs.F 6,3 desde su antigua paridad = Bs.F4,30/%, lo que traduce un incremento de 47% aprox. en su paridad frente al bolívar nuestro.

Pongamos este ejemplo: Mientras cada venezolano hasta el jueves podía comprar 400 dólares al año, ahora sólo podrá adquirir 272 dólares, en caso de que su presupuesto resulte muy inelástico. Para compras excedentarias a estos $272 deberá desembolsar Bs.F 6,3/1$ en lugar de Bs.F18/1$, según la cifra o precio manejado por los importadores de gruesos volúmenes de mercancías.

Así las cosas, los consumidores en general resultan beneficiados, aunque la mayor ventaja de este reajuste de la paridad cambiaria del dólar será para los exportadores. A quien ya posea dólares en el país le resulta indiferente puesto que si los vende, animado por su mejor paridad, simplemente tendrá bolívares, y si necesita dólares deberá revertir la jugada.

De manera que este nuevo reajuste cambiario apunta hacia un recorte en las importaciones y un aumento en las exportaciones. Por supuesto, las compras de mercancías con componentes importados sufrirán incrementos de precios y consecuencialmente el consumidor deberá optar por restringir tales compras de mercancías importadas de mercados extranjeros controlados por la divisa que nos ocupa, so pena de mermar su capacidad de ahorros personal y la del país, ante lo cual venimos sugiriendo al Estado que prohíba importaciones fútiles, particularmente las relacionadas con actualizaciones vanidosas de la informática, celulares, etc. Las compras de mercancías importadas que no sean de primera necesidad son también una fuga de divisas.

No olvídese que no puede haber inflación ni suba de precios sin suficiente circulante que las cubra; en eso consiste la cacareada regulación del mercado por parte de la “mano invisible” de la ofertademanda.

Por su parte, ya el Estado sabrá socorrer puntualmente a aquellos consumidores que se vean obligados a comprar más allá de 272 dólares al año por razones sobrevenidas como enfermedades, estudios y afines.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2342 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a159270.htmlCUS