Golpe y Contragolpe

De fiestas y lutos por el 4 y el 27 de febrero

Al celebrarse el 21 Aniversario de la Rebelión Cívico Militar del 4 de Febrero de 1992, la ultra derecha venezolana, en control de todos los medios de desinformación que posee, sus pseudo líderes y sus seguidores, expropiados de memoria y razonamiento lógico, han emprendido una nueva campaña para desprestigiar a la Revolución Bolivariana y al heroico acto que aquellos hombres y mujeres, muchos de ellos héroes anónimos, emprendieron en defensa del pueblo venezolano.

Esta nueva campaña, muy vacía y sustentada sólo en consignas sin ideas, consiste en "decretar" el 4 de febrero como "día de luto nacional".

Resulta más que contradictorio leer y oír que miembros de la sociedad venezolana, ciudadanos de a pie mayores de 30 años de edad (a los menores de 20 años se les puede perdonar no conocer sucesos ocurridos antes de que vinieran al mundo), puedan reivindicar esta consigna, fundamentada en que la Rebelión del 4F, fue "un golpe a la democracia".

Sin embargo, recordando los orígenes de aquella Rebelión Cívico Milita r, salta a la vista un hecho que, dicho en blanco y negro, resulta escabroso pero muy lógico: Quienes están de luto por el 4F, celebran como fiesta lo ocurrido el 27F.

Habrá quien diga que estoy "mal interpretando" lo que dicen los amigos de la derecha, dirán que el gobierno de CAP "era corrupto, pero democrático". Sinceramente, les ahorro el trabajo: No aclaren que oscurecen.

A nuestra Venezuela la Amaneció de Golpe el Fondo Monetario Internacional. Todos los que tenemos memoria (lo hayamos vivido o lo hayamos visto en documentales), recordamos a Carlos Andrés Pérez prometiendo que el FMI no aplicaría sus políticas hambreadoras de pueblo durante su gobierno. Con esta consigna, El Gocho recorrió el país, agitando los brazos en alto con las manos abiertas, con su guayabera blanca, y una energía que hacía pensar que, de verdad, era capaz de enfrentar al mismo diablo.

Sin embargo, pocos días después de su juramentación, CAP anunciaba al país que el FMI era "amigo de Venezuela" y que el país debía adoptar las medidas económicas necesarias para "enderezar" la situación económica de entonces. Aumento de la Gasolina, liberación de precios y de las Tasas de Interés, eliminación de subsidios, aumento en las tarifas de servicios básicos, privatización de la CANTV y otras empresas del Estado, congelación de salarios y pensiones, entre otras medidas.

La respuesta espontánea, no planificada, natural e irreprimible del pueblo, a este inocultable Golpe de Estado contra el Pueblo, todos la conocemos: El Caracazo. El 27 de febrero de 1989, millones de venezolanos, en todos los rincones del país, cayeron en una especie de ira colectiva descontrolada, indignada y desilusionada, a la que el estamento político de entonces sólo pudo responder del modo en que estaba acostumbrado a hacerlo: Balas, gas lacrimógeno, asesinatos colectivos y selectivos, desaparecidos, hombres, mujeres y niños golpeados en las calles, sin piedad y sin pensar.

Esta cadena de sucesos, engaño electoral al pueblo, venta de la patria, medidas económicas ultrajantes, represión violenta y despiadada, desaparición forzada de personas, asesinatos indiscriminados, y además el cinismo de esconder las cifras reales y enterrar cuerpos en fosas comunes, debía tener alguna consecuencia.

Esta consecuencia llegó 3 años después, el 4 de febrero de 1992. El Contragolpe al asalto contra el derecho a la vida (perpetrado a través de la represión violenta y de las medidas económicas asesinas de pobres) ocurrió una madrugada común, hombres y mujeres, jugándose la vida y la de sus familiares, se arriesgaron a contraatacar a los asesinos de pueblo, que tres años antes habían usado las armas del Pueblo como último pero determinado recurso, para acabar de exterminar a quienes se resistían a morir de hambre.

Fueron, oficialmente, 276 personas muertas por los sucesos del 27F, más de 3 mil fueron desaparecidas, gracias al Golpe de Estado que CAP, el FMI, AD, Copei y la cúpula política y militar de entonces, perpetraron contra el Pueblo Venezolano.

Hoy, 21 años después, quienes celebramos el Contragolpe del 4F, lo hacemos con conciencia de que, quienes perdieron la vida en aquella fecha, lo hicieron por reivindicar a quienes murieron el 27F y por salvar las vidas de quienes hoy tienen una vida decente, con derecho a la educación, a la salud, a la vivienda y a la digna, gracias a la Revolución Bolivariana que insurgió aquella madrugada contra los asesinos de siempre.

Pero también conmemoramos y honramos a los más 3 mil muertos y desaparecidos que dejó aquel trágico 27 F, hombres y mujeres víctimas del mayor Golpe de Estado que haya vivido el Pueblo de Venezuela en el Siglo XX.

En matemáticas, las relaciones directas e inversas se expresan con claridad, y en política, no es diferente: Quienes celebramos como fiesta el 4, guardamos luto a las víctimas del 27.

Por todo esto me pregunto, los amigos de la derecha, que se declaran en Luto el día 4 de febrero… ¿será que celebran el Caracazo??

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1253 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a158820.htmlCUS