EL 4-F: Resurreción del gentilicio venezolano

En días previos al 4 de Febrero de 1992, escribir, leer, hablar o escuchar sobre el tema:- “Golpe de Estado”, era algo cotidiano; muros, paredes, casillas de telefonía pública, hojas volantes apócrifas exigían o anunciaban como un hecho la necesidad de un golpe contra el mal gobierno.

Y es que realmente dentro del tejido político de la propia derecha, se manejaba como salida a la enfermedad de “la política del péndulo” de una vez los blancos y otra vez los verdes; modelo de la llamada democracia representativa, donde el soberano sólo era importante en tiempos electorales y donde unos pocos disfrutaban de la riqueza inmensa de la patria, pero al mismo tiempo generaban de su seno pobreza descomunal; Gobiernos adecos-copeyanos, que durante 40 años de malas gestiones lo que hicieron fue hipotecar, regalar y vender el país a precio de gallina flaca.

La represión brutal y antihumano de aquellos gobiernos no pudo reducir la rebeldía del venezolano, de nada les sirvió perseguir, encarcelar, torturar, desaparecer o exiliar a centenas de patriotas, que durante 40 años sufrieron quizás mucho más que lo vivido en tiempos de la dictadura perezjimenista; porque ahí siempre estuvo el pueblo insurrecto a la espera de levantar la bandera de la dignidad patria, por eso el fantasma de aquella frase pintada sobre piedras, paredes y casillas de teléfonos públicos de “Golpe Ya”, llegó a convertirse en exigencia de que alguien tenía que hacerla realidad.

El pueblo con su intuición natural tuvo resistencia y paciencia de espera, y ese día fue el 4-F, hecho que hoy alcanza 21 años de lo que bien podemos calificar como día de la redención y dignidad de Venezuela.

Se hace Importante y necesario destacar que de no haberse protagonizado la rebelión de los jóvenes militares bajo el liderazgo del comandante Hugo Chávez, ese 4 de Febrero, tengámoslo como un hecho, que generales de derecha plegados a los gobiernos adeco-copeyanos y por tanto vinculado al gobierno de los Estado Unidos, hubiesen hecho el simulacro de una asonada militar., para seguir embaucando al pueblo en su política gatopardiana de:- “cambiar, para que todo siguiera igual o peor”.



Por eso aquella acción revolucionaria de los ángeles verde olivo, que por cierto ese día no contaron abiertamente con el apoyo multitudinario del soberano, tiene un valor histórico inconmensurable, ya que se la jugaron a sabiendas que la opción de victoria era prácticamente ninguna, aquello fue ciertamente una gesta con sentido de patria, que si bien es cierto, en el instante se asumió como derrota; menos cierto es que ese mismo día los de abajo, los excluidos, es decir la Venezuela mayoritaria encontró en aquel joven militar la luz de la esperanza,- repito al ver y oír que en menos de 45 segundos asumió la responsabilidad de la sublevación,- al anunciar que “Por ahora no había sido posible, pero que vendrían mejores tiempos".

.

El 4-F fue un batallar de aquella lucha larga que había comenzado muchos años atrás, pero en esta oportunidad el pueblo sabio y paciente supo hacer lectura correcta de aquel “Por ahora”; por eso cuando tuvo y sigue teniendo oportunidad de reivindicar y apoyar el ideario y propuesta de uno de los suyos, como lo es su líder Hugo Rafael Chávez Fría, ahí está y estará en primera fila, dando la pelea contra el enemigo común de la patria, que no es otro que la oligarquía rentista que por más de un siglo ordeño la ubre petrolera, igualmente lo son las empresas trasnacionales, y muy particularmente el gobierno imperialista de los Estado Unidos que se creyó dueño y amo de la Patria que nos lego en los campo de batalla el ejército de Simón Bolívar.



En fin, el 4-F es resurrección de la nacionalidad de quienes hemos sabido lo que significa ser verdaderos venezolanos y por lo tanto latinoamericanos y caribeños, como nos enseño el padre de la Patria Simón Bolívar.-


[email protected]
………………………

(*) Miembro PSUV-Táchira.
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 953 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a158802.htmlCUS