El “sistema” de CANTV Satelital se fumó un troyano, está desvariando y perdiendo programas

Intenté obtener el saldo y pagarde la manera habitual el servicio de CANTVSatelital y me fue imposible; me remitieron al 0800CANTVTS y desde luego que llamé, para que me aclararan por qué no podía hacerlo. Por las razones que me dieron no puedo sino pensar que el famoso “sistema” debió fumarse un troyano, y está desvariando.

Me dijeron que mi equipo había estado sin uso durante largo tiempo y por eso el “sistema” me había desconectado; aclaré a la humanoide robotizada que me atendió que hasta ayer (03/02) por la mañana funcionaba perfectamente y que cerca de las 5:00pm salió por primera vez el anuncio de “Subscriptor temporalmente suspendido”. No lo creyeron y casi me convencieron de que debí haber soñado haber visto hasta ayer VTV, TeleSur, Film&Arts, RTV, etc. Aceptado que el “sistema” tenía razón (un “sistema” no puede equivocarse, y menos el de una de las compu más grandes de América Latina), y como cualquier humano “equivocado” solicité que me lo restablecieran, y entonces vino lo mejor.

“Es que no tenemos disponible el programa para restablecerlo, vuelva a llamar dentro de “unos” días”. Y entonces supe que un Troyano no era suficiente, sino que el “sistema” debió meterse unas copas de FBI Moneypak con varios cubitos de DNSChanger.

Bueno, aquí estoy indefenso; ya el “sistema” de TVSatelital me hizo perder la programación del 4-F, y quizá los futuros despropósitos de la ¡oh!posición (algunos enconchados aún en CANTV, por ejemplo, los que por “módicas” sumas gestionan el financiamiento de computadoras de CANTV), los boletines sobre la salud de mi Presidente (Que Viva y larga vida le den los Dioses) y quizá también la del 27-F, porque seguramente bajo los influjos del consumo de alucinógenos, el “sistema” no pueda recordar en qué inmundo cuchitril perdió el “programa”.

Cierro aquí el cuento de nunca acabar, pero aclararé lo de la “humanoide robotizada” del segundo párrafo. Con esto no estoy insultando a humanos, sólo al “sistema”, que obliga aprender de memoria a los funcionarios respuestas exactas para cada una de las quejas posibles, y por más que estos sientan la necesidad humana de introducir un milímetro de modificación, gana el “sistema” que no lo permite, porque “queda grabado” y ¡ay de ti!; funcionan como una prolongación de ese tirano “sistema” que le gusta salir a parrandear, consumir virus, desvariar y perder programas.


[email protected]

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3073 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a158790.htmlCUS