Sentir Bolivariano

Legitimidad revolucionaria

I
Debido a la lamentable situación de salud que afronta nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez, que no le permitió juramentarse el pasado 10 de enero ante la Asamblea Nacional, nuestra Constitución Bolivariana se ha convertido en el libro más discutido de este momento histórico, luego del proceso constituyente de 1999.
Los artículos 231 y 235 de esa constitución, han sido el centro de discusión y debate en todos los niveles de la sociedad venezolana y otros países del planeta. Por un lado, interpretaciones equivocadas, manipuladas e interesadas; por el otro, que es la mayoría, muy acertadas, de sus conceptos y oraciones, dan cuenta de que vivimos en un país libre, soberano y democrático, donde todos los poderes juegan un papel fundamental para garantizar nuestra estabilidad social, política y económica.

Esa mayoría popular e institucional, de la cual formamos parte, más allá de caer en las pretensiones desestabilizadoras de la derecha fascista nacional e internacional, muestra el apoyo decidido a nuestra Constitución, la cual presenta una clara sintaxis del idioma castellano, recreando una redacción que no deja lugar para ambigüedades. El artículo 231 es sumamente claro: “El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia”.

La sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, como ente rector encargado de interpretar sus artículos, reafirma lo anteriormente planteado: no hay línea dentro de nuestra constitución que de pié para tergiversaciones o equívocos. El comandante presidente Hugo Chávez está afrontando una situación sobrevenida y por lo tanto, podrá tomar juramento ante el TSJ cuando cese este motivo.

Lamentablemente una “sesuda” oposición, guiada por sus intereses personalistas, llenos de odio, desatino y desesperación por secuestrar el poder político en el país, no ha hecho más que dar demostraciones de franca torpeza y dejar evidencias de sus verdaderas intensiones fascistas, mostrándose como animales carroñeros. Somos testigos de sus bajas pasiones, cuando algunos voceros opositores públicamente lamentan la recuperación del presidente Chávez, vemos con pena ajena, como diputados opositores de la Asamblea Nacional solicitan con morbosidad escudriñar en la vida intima de un ser humano, violando todas las normas y leyes constitucionales.

Con el favor del Todopoderoso y de la mano del pueblo soberano, el cual se ha manifestado de diversas formas para expresar el gran amor que siente por su líder, nuestro comandante presidente saldrá victorioso de esta nueva batalla y no habrá cabida para acciones que pretendan desestabilizar nuestra soberanía y nuestro avance hacia la consolidación del socialismo bolivariano.

II
El presidente Chávez, reelecto con más de 8 millones y medio de venezolanos y venezolanas para el período 2013-2019, nos ha solicitado y nos sigue solicitando vigorizar nuestra unidad. Después de 14 años y de tantos procesos transformadores, hoy en día somos una gran fuerza revolucionaria que ha venido avanzando de victoria y en victoria, pero que sigue afrontando los anti valores heredados del sistema capitalista.

Es por ello que, aunque durante todo este proceso revolucionario hemos recogido buenos frutos, nuestro proceso de formación político-ideológico no puede estancarse. Debemos seguir luchando contra esos flagelos divisionistas y egoístas que aún revolotean en nuestros espacios y afianzar los valores que impulsan nuestros preceptos, sobre todo el del desprendimiento, el amor y la unidad verdadera que nos hace relacionarnos sinceramente como Camaradas bolivarianos y revolucionarios. También, la lealtad a la Revolución y a su líder; así como el antiimperialismo que nos guía, como principio fundamental para consolidar la libertad y la soberanía.
Estamos afrontando momentos duros que debemos aprovechar para seguir creciendo como revolucionarios. Las batallas nos hacen cada vez más fuerte, lo hemos demostrado. Tenemos una Carta Magna que nos ampara, nos defiende, nos protege. Su artículo 5 lo dice también muy claramente: “La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público”. Más claro no canta un gallo compatriotas.
Seguimos avanzando, y sin lugar a dudas, este año 2013 nos permitirá acelerar hacia la irreversibilidad de la Revolución Bolivariana, acompañados de un pueblo sabio que sigue apostando, con sus sueños y esperanzas ciertas, al camino de la consolidación del socialismo. Es un pueblo que se ha bañado de revolución bolivariana durante 14 años y que está dispuesto a defenderla en el terreno que sea necesario, porque ya se sabe que es la que asegura la refundación de la Patria, “…para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras generaciones…”

Independencia y patria socialista

Viviremos y Venceremos!!!

Barinas, 21 de Enero de 2013

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1491 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a157875.htmlCUS