En Venezuela en estos momentos hay un exceso de estabilidad

Cada día que pasa, me siento más orgulloso de ser venezolano. Necesariamente debo remontarme a aquel 27 de noviembre de 2012, cuando nuestro Presidente Chávez partió a la hermana república de Cuba para recibir un tratamiento de oxigenación hiperbárica que contribuiría a la consolidación y recuperación de su salud, a más de año y medio de habernos anunciado, su intención de seguir librando una gran lucha por la vida.
 
En este campo de batalla, reaparece la adversidad, y ésta sin duda había que enfrentarla con la toma de un conjunto de decisiones de carácter estratégico para garantizar la subsistencia de la Revolución Bolivariana. Con la voluntad y entereza que siempre han caracterizado a nuestro Presidente, nuestro Comandante regresa a este lado de la Patria Grande el 7 de diciembre de 2012, para reafirmar su lealtad y compromiso con nuestro pueblo.
 
Tan solo un día después, nuestro Presidente volvió a hablarnos. Así como el 4 de febrero, ese casi minuto que se le concedió y en donde pronunció aquel "Por Ahora" que marcó el futuro de nuestro país. En esta oportunidad, esta intervención del Presidente Chávez estremeció a Venezuela y el mundo. Con gran responsabilidad y con ese corazón lleno de amor que no le cabe en el pecho, nuestro líder nos reveló los peligros del camino al cual se enfrentaría, con la nueva operación dando una clase magistral de fortaleza, una batalla más en donde confronta el problema de la salud con mucha mística, fe y esperanza.
 
Sin duda, Chávez es un coloso, un gigante, el Chávez pueblo superó al Chávez hombre para abrir el camino de la irreversibilidad de nuestra Revolución Socialista, naciendo verdaderamente su ideología como forma de pensamiento político y moral que trasciende ya lo físico y reivindicando la unidad de las fuerzas revolucionarias, civiles y militares, para seguir construyendo patria.
 
Su entrega y responsabilidad fueron retribuidas y son retribuidas con miles de manifestaciones de apoyo, desde su natal Sabaneta hasta de los lugares más insospechados e inhóspitos del mundo.
 
Una fuerza recorre el mundo y se escucha en un clamor popular, entre lágrimas y esperanzas , entre alegría y coraje. Frente a la nueva batalla elevamos plegarias para su pronto retorno, totalmente sano, más lleno de sabiduría, con nuevas orientaciones producto de su liderazgo bien ganado que tiene; nosotros, sus hijos e hijas, sus soldados y soldadas le irradiamos fuerza, amor, alegría, energía positiva y unidos a las voces de los pueblos para lanzar, a una sola voz el grito de nuestros libertadores.
 
A pesar de los intentos desesperados y enloquecidos de algunos por sembrar la incertidumbre, de precipitar escenarios para originar una "crisis política" que no termina de llegar, aquellos que tratan de provocarnos, a aquellos que andan tocando sectores militares que "den un paso al frente", pues, lo que hay que decir, como lo expresaba en algunas de mis tuitcam y por twitter, desgraciadamente para algunos, en el país, hay un exceso de estabilidad política y tranquilidad.
 
Y estabilidad y tranquilidad que debemos entender no como la ausencia de problemas. Sin duda el país los tiene, pero de ahí a señalar que estamos en un infierno como lo expresan los medios de la derecha nacional e internacional, hay un trecho muy largo.
 
Y oportuno ha sido la divulgación del informe de los compas de Medicos de la Vida, en donde de manera seria y responsable nos explican el protocolo médico a seguir en el caso de una operación de envergadura como le fué realizada a nuestro Presidente. Este informe desmintió y pulverizó las mentiras de algunos necrófilos que andan por ahí. De acuerdo a este protocolo, y me consta porque manejo las mismas informaciones que ellos, nuestro camarada Presidente ya ha superado las fases críticas de su post operatorio, y se encuentra en plena fase de recuperación, que debe cumplir, hasta el 22 de enero aproximadamente, para iniciar la fase de la recuperación final hasta el próximo 5 de febrero. Sin embargo, sólo será su equipo médico el que dirá el momento en que nuestro Presidente podrá retornar a la República Bolivariana de Venezuela. Así que no nos desesperemos y sigamos pacientes como lo hemos sido hasta ahora.
 
Ante las lamentaciones de Julio Borges porque nuestro Presidente se esta recuperando, las muestras de amor, de solidaridad y de apoyo a Chávez crecen. Y sentimos esa misma angustia como aquella noche del 13 y casi madrugada del 14 de abril,esperando el retorno de nuestro Comandante, pero luego vino el estallido de alegría cuando llegó. Así que Julito, preparate, porque te tendras que calar a Chávez hasta el 2840 mínimo.
 
Este largo artículo, pero necesario lo culmino con estas frases de nuestro Comandante, quien se encuentra en plena escalada hacia el retorno.
 
"Jamás hubiese querido transmitirles a ustedes, porque
me da mucho dolor, en verdad, que esta situación cause
dolor y angustia a millones de ustedes, [...] porque como
decíamos y decimos, ya en verdad Chávez no es este ser
humano solamente; Chávez es un gran colectivo.
¡Hoytenemos Patria! Y pase lo que pase en cualquier
circunstancia seguiremos teniendo Patria.
¡Unidad! ¡Unidad y más unidad!
No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas
difíciles para mantenereseempeño dela restauración del
capitalismo, del neoliberalismo, para acabarcon laPatria.
Anteesta circunstancia de nuevas dificultades −deltamaño quefueren− la respuesta detodasy detodos los patriotas [...] es unidad, lucha, batalla y victoria"
 
¡Hasta el retorno pleno y sano Comandante-Presidente!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!
 
 

*Abogado,Activista por los Derechos Humanos,Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC). http:// juanmartorano.blogspot. com / http://juanmartoranowordpr ess.com/ .jmartoranoster@ gmail.com , j_martorano@ hotmail.com ,juan_ martoranocastillo@yahoo. com. ar . @juanmartorano (Cuenta en Tuiter).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1147 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a157823.htmlCUS