Pronto Chávez viene y viene contento

Así  como estos majunches perdedores sempiternos, se la pasan lanzando bolas negativas acerca de la salud del Comandante y hacen apuestas privadas a ver cuánto dura vivo, yo también tengo el derecho de jurungar todo lo que pueda y sacar mis propias conclusiones, aunque a la derecha le parezca repugnante.

En primer lugar ¡Chávez no se va!

Y no se va para ningún lado que no sea a mandar en Miraflores personalmente, porque de hecho con su guía e instrucciones nunc a se ha ido.

Preguntando en Cuba, metiéndome por vericuetos, pude averiguar 100% la situación de salud del Presidente.

La operaciones efectuadas al comandante han sido muy buenas y siempre se ha tenido el pronóstico de una limpieza total de células malignas en su cuerpo, sin embargo, el cáncer que sufre es del tipo agresivo y en esta última operación el procedimiento quirúrgico fue extremo y muy cuidadoso, para evitar otra recaída.

Todo iba bien, cuando se atravesó “una infección pulmonar severa”, consecuencia a veces de estas intervenciones tan prolongadas e intrusivas, sin contar con una hemorragia o sangramiento que sobrevino en la mesa de operaciones.

Resultado, cuadro clínico reservado y delicado.

La hemorragia fue controlada con éxito y posteriormente la infección pulmonar fue tratada con rigurosidad. Todo iba de maravillas, cuando se presentó una nueva complicación: Insuficiencia respiratoria, es decir al comandante le costaba respirar. Los médicos además del tratamiento para combatir la causa, es decir la infección, tuvieron que ayudarlo con un respirador o ventilador pulmonar.

En cuanto al ánimo del Presidente y su nivel de conciencia, se mantiene alerta y a cada rato pregunta sobre los eventos que ocurren en Venezuela.

Acogió con júbilo la victoria en las pasadas elecciones de gobernadores y la soberana paliza que recibió el oposicionismo. Ya a estas alturas sabe de los acontecimientos en la instalación de la Asamblea Nacional y sobre todo debe sentir una especial satisfacción por el rumbo tomado por el Chavismo y sus dirigentes, quienes respetando sus órdenes están más unidos que nunca.

A medida que han ido pasando las horas podemos decir que el Presidente mejora positivamente y que más temprano que tarde, lo tendremos de vuelta a sus vitales funciones. No hay razones para nuevos contratiempos y se despeja el panorama curativo.

Su fuerte voluntad, su naturaleza de acero y el amor de su pueblo, están haciendo el trabajo. Las visitas de sus amigos Correa, Evo y ahora Cristina, son muy reconfortantes y nuestro pueblo se los agradece.

Hoy se puede decir, hoy sí, que:

Uh! Ah!... Chávez no se va!

[email protected]

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1298 veces.