El mercado electoral y los aliados de la revolución

En el sistema capitalista la forma más genuina de representar la “democracia” es a través del sufragio, y es que elegir quien ha dicho que es malo, el meollo del asunto es lo que elegimos o a quién elegimos y más importante aún el carácter de dichas elecciones, burguesas al fin de cuentas. Es aquí donde entran los partidos políticos los cuales son medidos por la cantidad de votos que estos obtengan, es decir, tantos votos sacaste, tanto vales, es un mercado electoral propiamente dicho.

En este escenario se ha paseado la historia de muchos países, en el caso venezolano un ejemplo sería el PCV muy nombrado últimamente por cierto, cuando los gobiernos adecos-copeyanos muy poquitos votaban en la tarjeta del gallo rojo sin embargo los comunistas se mantuvieron de pie. Ahora el PCV ha aumentado su caudal de votos, entonces volvemos al principio el Partido comunista vale un poco más ahora porque tiene más votos que antes. Pero, ¿a quién le afecta el crecimiento del PCV o de otra fuerza aliada de la revolución?, ¿no es más importante analizar el porqué el crecimiento de la contrarrevolución el 7 de octubre?, o, es culpa de los aliados también.

Cualquiera dirá éste descubrió el agua tibia o mucho de los articulistas que escriben más en contra del PCV que de la contrarrevolución dirá bueno pero el 16-D desviaron los votos en cuatro estados del país, pero no resaltan el apoyo al PSUV en los 19 estados restantes, creo que ya se ha hablado bastante al respecto y cómo todos los aliados y el pueblo en general supimos de los candidatos por televisión, sin embargo habría que recalcar que el PCV asumió su responsabilidad y sin presiones de ningún tipo nuestra militancia salió disciplinadamente a votar por los candidatos de la tarjeta del gallo rojo, sencillamente porque así se comporta una organización leninista. Entonces yo me pregunto, en el caso del 7 de octubre donde se jugaba estratégicamente la revolución, muchos supuestos revolucionarios inscritos en el PSUV votaron nada más y nada menos que en contra del comandante, una cosa si es segura no se verá nunca a ningún militante del Partido comunista traicionando la revolución.

Pero esto no es lo importante que quiero destacar en este articulo, más aún cuando creo que este año 2013 será un año de luchas, victorias y de gran unidad o por lo menos es por lo que trabajaremos codo a codo los militantes comunistas. Al PCV no lo trasnocha la obtención de votos aunque sumergidos en un proceso de liberación nacional y de mecanismos burgueses como el que estamos comprendemos su importancia para frenar y derrotar a la contrarrevolución, al respecto, quién puede decir algo del esfuerzo del PCV en cada uno de los estados donde desarrollamos una campaña formidable sin más recursos que los que brinda nuestra propia militancia y es que en las elecciones burguesas el dinero si que cuenta y mucho, un dirigente se puede hacer de la noche a la mañana con recursos o poder, esto no los enseño el sistema y sus privilegiados.

Aquí es donde quiero llegar, he aquí la esencia del articulo, hasta que no sepultemos el carácter determinantemente burgués de nuestras elecciones seguiremos debatiendo sandeces de quien tuvo más votos que el otro, porque éste creció y nuestro partido no, discutiendo de forma estéril por el comportamiento de los electores y sacando conclusiones de porqué éste me quitó los votos. No cabe duda que eso no es lo importante, necesario es transformar estos mecanismos que reproducimos del propio sistema, crear nuestros propios sistemas o formas de elección, organizar a los trabajadores, campesinos, estudiantes y transformar estos aparatos burgueses, por ello es necesario la planificación en dirección colectiva lo cual pasa por llevar a la unidad de lo abstracto a lo concreto, el pueblo lo necesita, el comandante en lo necesita ahora más que nunca. Comencemos entonces.


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 964 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a157081.htmlCUS