La pluma de Galindez

Los de la IV en la V

Algunos neófitos y mediocres de la oposición, se dan dado a la tarea de criticar con ánimo despectivo y destructivo, a quienes hemos sido servidores públicos durante la vigencia de la etiquetada Cuarta (IV) República; pero es el caso, que en nuestro país, luego de la caída de la dictadura, el 23 de enero de 1958, se instauró la democracia, cuando se elige este mismo año, al dirigente adeco Don Rómulo Betancourt, Presidente de la República y en las posteriores elecciones se alternaban el poder los partidos Acción Democrática y Copei, hasta que llega el Comandante Chávez y mando a parar el “quítate tu para ponerme yo”. De tal forma, que la Revolución Bolivariana, en 1998, termina con el mito democrático de gobernabilidad adeco-copeyana.

Esta alternabilidad de poder duró cuarenta (40) años, en los cuales, para tener acceso al trabajo en la administración pública, se requería de una recomendación o postulación de algún “dirigente chivato”, o ser “amigo”, “compadre o familia” del jefe de turno en equis organismo público, donde se aspiraba prestar servicio; e incluso, tenía más peso la “recomendación” que las credenciales. Esta situación se mantuvo en el tiempo y el espacio, y no había forma de ser, de otra manera; razón por la cual, si usted distinguido lector no tenía la posibilidad de trabajar por cuenta propia, entonces no le quedaba de otra, sino gestionar un trabajito en el gobierno de turno y para ello debía apelarse a la fulana postulación, amiguismo o compadrazgo. En consecuencia, la necesidad obligaba a trabajar para mantener a la familia y no importaba si se tenía o no predilección por dicho gobierno y aun, si usted era de convicción marxista leninista y revolucionario de cepa, lo prioritario era el sustento familiar. Entonces, imperaba la condición del buen padre de familia.

La responsabilidad, el deber y el trabajo, obligan a sostener conductas de hecho, aunque las ideas de izquierda estén presentes en mente, cuerpo y alma, tal como lo comenta el Comandante Presidente Chávez, quién en su condición de militar activo, tuvo que perseguir guerrilleros y oponerse en ciertas ocasiones a procedimientos vejatorios y de tortura a los capturados. También cabe citar que el padre del Presidente, señor Hugo de los Reyes Chávez, fue un decoroso dirigente del Partido Social Cristiano Copei, en Barinas, lo cual no obstó para que en el devenir del tiempo, sus ideas socialcristianas convergieran en pensamiento revolucionario y socialista, llegando a ser Gobernador del Estado. Así, en este y otro sentido, numerosas personas tuvieron la necesidad de trabajar como servidor público durante la llamada IV República, no queriendo decir con ello, que compartían la ideología adeco o copeyana.

En consecuencia, se infiere, que los ineptos, pusilánimes e irresolutos o faltos de ánimo y valor para tolerar las desgracias o para intentar grandes proyectos, al estar conscientes que no pueden desempeñar una determinada función pública, ni siquiera como “portero o mensajero”, no les queda más remedio que criticar y atesorar envidia, que es el grillete que arrastran los fracasados, prefiriendo mendigar, tracalear, comportarse como muchachos de mandado o jala mecates, para proveerse el pan de cada día. El 7-10-12 Chávez ganó en 20 Estados y el 16-D en 20 Alcaldías. Qué casualidad 20-20, es decir pasamos eximidos hacia 6 años más. También cabe destacar, que en este gobierno revolucionario y socialista, el concepto de inclusión está presente en el mapa rojito de Venezuela, cuando se le da cabida a incontables personas que tienen ideas políticas de derecha, que adversan el gobierno que les brinda su mano amiga, sin distingos de raza, credo e ideologías. Quieran o no, este el régimen democrático de los más necesitados, de la oligarquía, de los burgueses y de toda Venezuela. ¡Salud y Vida Presidente Chávez, que Dios le conceda el sueño de ver a nuestra Venezuela enteramente libre del mal ansiado por los vende patria y su salud brille por siempre. Fuerza Presidente tu pueblo clama por tu sanación! Y hasta la próxima, si Dios quiere. VIVIREMOS Y VENCEREMOS.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 731 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a156976.htmlCUS