Digan la verdad sobre Chávez... y sobre el chantaje inconstitucional

Emplazamos a la MUD a que identifique claramente ante los venezolanos la base informativa que posee para manifestar su certeza sobre la inminente muerte de Hugo Chávez, tal como diariamente lo expresan sus más reputados voceros y dirigentes oposicionistas a través de los medios de comunicación.

A la MUD hoy le exigimos: "Digan la verdad sobre Chávez", es decir, no ha muerto, ni ha renunciado, ni ha sido destituido por el Tribunal Supremo de Justicia, ni una junta médica designada por el TSJ ha certificado que sufra incapacidad física o mental, ni ha abandonado el cargo, ni ha sido revocado mediante Referéndum Popular.

La verdad es: Chávez está vivo, se encuentra en proceso progresivo de recuperación, puede ser juramentado por el TSJ después del 10 de enero como lo permite el artículo 231 de la Constitución venezolana, no es un nuevo presidente electo sino el mismo presidente que ha sido reelecto y procede la continuidad del mandato que el sabio pueblo le ha ratificado y ninguna interpretación engañosa o leguleya de la Carta Magna puede violentar la soberanía popular que mediante el sagrado sufragio lo escogió para gobernar a Venezuela en el período 2013-2019.

La verdad es: La Constitución establece mecanismos y lapsos para resolver escenarios hipotéticos que hasta el presente no se han concretado, por lo pronto hay noventa días con opción a noventa más, lo cual totaliza ciento ochenta días (seis meses) que pueden ser aprobados por la Asamblea Nacional para que una falta temporal se convierta en falta absoluta (art. 233 CRBV). Estamos muy lejos de ese escenario todavía y seguros estamos que mucho antes de ese tiempo, la situación del Presidente Chávez habrá sido superada.

Lo que pasa es que así como la clase capitalista convierte los derechos humanos (salud, educación, alimentación, vivienda, etc) en vulgares mercancías de compra y venta para abultar su enriquecimiento como clase explotadora; los partidos políticos sirvientes a ese mismo capitalismo manipulan inescrupulosamente cualquier situación para desacreditar a los revolucionarios, falsificar la realidad, engañar al pueblo, arrebatarle sus conquistas y reinstalar en la jefatura del Estado a payasos colaboradores de la burguesía y el saqueo del tesoro público.

Hoy esos bufones de siempre, asistidos por laboratorios de propaganda de guerra (Made in USA), desatan una campaña basada en psicoterror, culto a la muerte, chantaje publicitario y falsedad respecto al convaleciente Presidente Hugo Chávez, porque quieren lograr a través del odio y la mentira lo que con votos nunca han podido alcanzar: sacar al Comandante Chávez del corazón de la gran mayoría de los venezolanos y revolucionarios del mundo.

Cretinamente balbucean: "Digan la verdad sobre Chávez" y fabrican cadenas de twitter entre otros actos exóticos, sin embargo cien veces ya se ha dicho: Nuestro Presidente relegitimado el 7 de octubre está en lucha contra el cáncer, se encuentra "proceso progresivo de recuperación", sigue superando "complicaciones de la etapa post operatoria", su situación "es estable dentro de un estado delicado", enfrenta una "infección respiratoria" mientras "muestra signos de mejoría", etc.

Pero en su eterno lenguaje de "si pero no", la incorregible dirigencia de la MUD (mesa de la ultra derecha) dice exigir información más clara, más definitiva y más concluyente porque para estos adivinos alumnos de Nostradamus habrá elecciones presidenciales adelantadas y las mismas "están a la vuelta de la esquina"; es decir según ellos no cabe duda que Chávez dejará de existir en los próximos días o semanas y por tal motivo Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Ernesto Villegas deben decírselo al pueblo sin más demoras.

A estas alturas de la guerra mediática contrarrevolucionaria, las reglas de la ética política parecen haberse ido por el inodoro, lo cierto es que todo ser humano es susceptible a un desenlace trágico, a la muerte prematura, a la derrota frente a una grave enfermedad, tal situación hipotética puede golpear a Henrique Capriles Radonski, al demagogo megalómano Ramón Guillermo Aveledo y a cualquier otro individuo de la especie humana, no solamente a Hugo Chávez.

De modo que preguntamos: ¿Con qué base científica podemos descartar la posibilidad de recuperación de cualquier persona habitante del planeta, incluyendo a Hugo Chávez?

Si la MUD tiene la evidencia para ello, entonces que la diga ahora mismo. Pero si solo se fundamente en el sadismo y la cloaca de twitteros del terror como Bocaranda y un tal Dr. Marquina, no hay nada serio que plantearle a Venezuela.

"Si se muere, salimos a gritar victoria. Si no se muere, nos escondemos y nos hacemos los locos hasta que todo se olvide". A eso juegan los ejecutores de la actual campaña antichavista internacional.

La Revolución Bolivariana no tiene por qué hacerle concesiones a la "locura antichavista" como por ejemplo una entrega adelantada del "Acta de Defunción" del Presidente Chávez a la MUD ni a Fedecamaras, ni a Washington porque nuestro Comandante tiene
inmensas posibilidades de recuperar plenamente su salud, al igual que millones de seres humanos que han sufrido percances iguales o más graves que el de nuestro Primer Mandatario.

Una minoría del país apuesta por su muerte (con todo el fascismo y la bajeza moral que esto implica), la mayoría apostamos por su vida y seguiremos firmes en esa postura. En resumen no hay falta absoluta del Presidente de la República porque así se desprende claramente del artículo 233 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

En ningún caso el chantaje propagandístico oposicionista, ni su psicoterror antichavista, ni el clan de leguleyos que redacta los libretos de la MUD lograrán imponer sus matrices de opinión para que se violente la Constitución y la Patria se doblegue a sus invocaciones de muerte y sus oscuras ambiciones de asaltar el poder por vías antidemocráticas e inconstitucionales.

El autor es: Constitucionalista. Profesor de estudios políticos e internacionales UCV

[email protected]

http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4175 veces.

Comparte en las redes sociales