No debemos preocuparnos tanto y prepararnos más

Recién han culminado los procesos electorales presidenciales del 7 de Octubre y las elecciones regionales del 16 de Diciembre de 2012, con cuyos resultados la mayoría del pueblo ratificó al Comandante Hugo Chávez Frías como Presidente para un tercer periodo Constitucional, y obtuvimos 20 de las 23 gobernaciones del país, con mayoría en 22 de esos 23 Consejos Legislativos Estadales, alcanzando así una hegemonía casi total del poder político, conservando el control total en los cinco poderes públicos, con lo que la oposición está más que disminuida y derrotada, no teniendo chance alguno de exigir nada, ya que no representan sino a una minoría dividida y resentida social, que ni siquiera confían en sus propios candidatos; para muestra tan solo un botón, los desastrosos resultados obtenidos por la oposición en esas mismas elecciones regionales, donde apenas lograron conservar al gobernador de Miranda, ya que el de Lara ni siquiera es totalmente de ellos, y el de Amazonas es un fenómeno individual de un Zar de todas las mafias de ese Estado.

Para nada debemos preocuparnos por las matrices de opinión de los medios opositores que intentan crear zozobra para enfrentar su propia división interna, tratando de inventar estrategias para declarar una falta temporal o absoluta del Presidente Chávez, de lo cual están bien lejos para
lograrlo, ya que de no poder juramentarse el Presidente electo el 10 de Enero ante la Asamblea Nacional este sigue siendo Presidente en funciones y todo continúa igual hasta la fecha de su juramentación ante el TSJ, con lo cual no existe ningún vacío de poder, y todo dentro del marco constitucional que ellos quisieran manipular a su favor.

Entre dimes y diretes no se resuelve la interpretación de los artículos de la Constitución, ya que esto solo es potestad intransferible de la Sala Constitucional del TSJ que para eso existe, una interpretación de como aplicar esa juramentación del Presidente Electo ante el TSJ en tiempo y lugar solo corresponde a esta instancia una vez que no se pueda dar esta el 10 de Enero ante la Asamblea Nacional, lo cual activaría posterior a esa fecha sus competencias, y dentro de los lapsos establecidos algún magistrado designado a tales efectos tendrá que presentar una ponencia ante la Sala Constitucional del TSJ fijando los criterios de interpretación para la debida aplicación de los artículos de la Constitución que le confieren la potestad de juramentar al Presidente Electo sin definir lapsos de tiempo ni lugar específico para su realización.

Una vez aprobada o rechazada en su totalidad o en parte dicha ponencia, quedarían establecidos los criterios a seguir por el TSJ para fijar una fecha o lapso y un lugar dentro o fuera del Territorio Nacional para que se de la juramentación del Presidente Electo, y mientras esto no ocurra Chávez
continúa siendo Presidente en funciones, esa fecha pudiera ser en los meses de febrero o marzo según procedan los distintos lapsos legales que se deban cumplir para dar todos estos pasos en el TSJ, pudiendo incluso pasarse a Sala Plena la decisión de trasladar una comisión del TSJ para juramentar al Presidente Electo en la Embajada o Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en La Habana para que esta además se realice dentro del territorio venezolano, o incluso en otro escenario habanero como el Teatro Karl Marx, el Auditorio Principal del Palacio de Convenciones, la Plaza de La Revolución o el propio Hospital del Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas de La Habana.

Mientras el Presidente Electo no sea juramentado, Chávez sigue siendo Presidente en funciones y sigue estando de permiso médico aprobado por la Asamblea Nacional, una vez juramentado Chávez pasa a ser el nuevo Presidente en Funciones para el período 2013-2019, no existiendo problema alguno de ingobernabilidad, luego de ser juramentado puede solicitar ante la Asamblea Nacional un permiso por 90 días, y una vez vencido este lapso puede solicitar un nuevo permiso por 90 días más, de manera que puede continuar su recuperación en La Habana hasta casi finales del año 2013, sin que hasta ese momento exista ninguna posibilidad de poder someter a la consideración de una falta absoluta del nuevo Presidente para el período 2013-2019.

Así que en vez de estar preocupándonos tanto, vamos a esforzarnos mas bien en prepararnos para continuar construyendo Poder Popular rumbo al Socialismo, en acompañar de cerca la gestión, el seguimiento y control de los nuevos gobernadores para cumplir fielmente con los planes y metas establecidas en el Segundo Plan Socialista de la Nación 2013-2019, y para establecer los criterios de selección de candidaturas de consenso para las próximas elecciones municipales del 26 de mayo de 2013, las cuales nos imponen como reto el seguir consolidando la hegemonía del poder político y la derrota definitiva de las pretensiones imperialistas y opositoras de desvirtuar y acabar con el proceso de la Revolución Bolivariana, que nos ha dado la fortaleza necesaria para mantener un crecimiento económico constante, unas conquistas sociales inigualables y unos envidiables niveles de vida y de felicidad colectiva que desearían tener muchas de las economías de las potencias capitalistas mundiales, las cuales enfrentan una de sus peores crisis de estabilidad económica, social y política, como un fantasma infernal que acaba con los antiguos altos niveles de vida de toda la sociedad europea y norteamericana.

Esta es la única vía para darle un merecido descanso a nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez para que continúe con su total recuperación, demostrándole que hoy Venezuela es otra, que los venezolanos y las venezolanas estamos a la altura de las dificultades, y que su ejemplo de entrega no ha sido en vano, que sin estar encima de todos nosotros para indicarnos todos los días el camino a través de las cadenas y del Aló Presidente, que hoy más que nunca el PUEBLO DE BOLÍVAR ha adquirido conciencia de clase para continuar con su obra esperando por su total y completo restablecimiento para asumir nuevamente las riendas de la construcción del Socialismo.

Vamos a echarle pichón carajo, vamos a dar nuestro mejor esfuerzo, actuemos con plena conciencia de nuestro nivel de compromiso, defendamos la Patria, construyamos Poder Popular, consolidemos nuestra Segunda Independencia, como dijo El Libertador Simón Bolívar "si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella para hacer que nos obedezca", demostremos una vez más ante el mundo que no somos un pueblo ignorante, y que tan solo la oposición se comporta como instrumento ciego de su propia destrucción, hagamos sentir al Comandante Chávez que ni él ni Bolívar han arado en el mar. ¡¡¡ VENECEREMOS !!!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 735 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a156930.htmlCUS