Enfermo un coño ¡Feliz año comandante¡

Se no es el final, aunque todo se ve como en ascua; desde tu partida al centro de sanación, la incertidumbre se adueño de nosotros y recibimos un año, cono nunca estuvo previsto en nuestras costumbre capitalista y de bonanza.
A pesar de estar de vacaciones, los aliados internacionales, se encargaron desde el exterior, echar a perder todo con informaciones falsas, que saben lastiman al pueblo y ellos como necrófilos profesionales, se sustentaron en ese apoyo y ahora en enero llegan con la maldad estimulada por asesoría extranjera a exigir puestos en la Asamblea Nacional, olvidando que la mayoría de Asambleístas es perteneciente al proyecto revolucionario y no hará ninguna concesión con traidores descalificados y sin PUEBLO.

No fue para menos imaginar lo peor, con el bombardeo de unos medios diabólico desinformando y jugando con la psiquis de un pueblo noble, que empezó amar a un hombre que se convirtió en PUEBLO; batallando con todas las condiciones adversas impuestas por una cantidad de necesidades heredadas de un pacto que se mantiene camuflado en una oposición disfrazada de golpistas, formadas por unos desalmados que trataron de acabar con la PATRIA.
Por cuestiones del azar, el mes del dolor no fue el más conveniente para enfrentar tamaña dificultad. El deseo de feliz año fue el más difícil; no fue fácil para un PUEBLO acostumbrado a bonchar, entender que no había rumba, que nuestro LIDER y conductor estaba enfermo y teníamos que hacer esfuerzos por curarlo: pero su humanismo se empeño en no aguar la fiesta a sus compatriotas y guardo el dolor hasta donde se hizo imposible y reventó en pleno diciembre, un dolor que se estiro hasta convertirse en un clamor para sanar a quien sabemos es nuestro LÍDER, el conductor del proyecto PATRIO.

No debe ser sencillo para un líder tan grande como es nuestro comandante, llorar como lo ha hecho antes por la tristeza de su pueblo, sabiéndose atado por el destino, sin poder hacer nada ante la impotencia que produce la postración, lo más probable es que en su reposo y sanación ha llorado más que nadie, porque consiente esta de lo que significa para la PATRIA tanto dolor.

Ya sabemos que la recuperación es como todas las de ese tipo de percance, lenta y con el esfuerzo puesto, será mas rápido de lo previsto y nuestro comandante estará con nosotros para seguir construyendo lo que empezamos hace 500 años y el asumió en este tiempo con toda responsabilidad y no es más que PATRIA SOCIALISTA o MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 997 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a156918.htmlCUS