¡Explicaciones a la violencia en USA!



Lamento escribir esto, por los muchos amigos estadounidenses y seres buenos del norte que he tenido la suerte de conocer, y que además estoy seguro, pueden contarse por millares, solo que lastimosamente, se trata de los sin voz o con derecho a un voto parcial de tercer grado, es decir, derecho a elegir a algún representante para que vote por ellos; pero es el último evento violento de Connecticut en el que son asesinados 20 niños y 7 adultos, hecho que sin duda conmueve a la humanidad, lo que me ha llevado a buscar desentrañar sus causas.


Lo primero; estudiando aspectos vinculados al tema, en los orígenes de esta nación, surgen estas preguntas: ¿Cómo se fundó y extendió ese país? ¿No fue acaso la acción de blancos europeos – cristianos convencidos de ser el pueblo escogido de Dios - los responsables del desplazamiento y eliminación de indígenas para apropiarse de territorios que no les pertenecían? Más adelante en su historia veremos la acción del poder político empresarial durante los siglos XIX y XX, persiguiendo, torturando y asesinando tanto a sindicalistas como a miembros de movimientos progresistas. Sus propósitos como los del KU KLUX KLAN era la limpieza étnica y la eliminación de todos aquellos que no encajaban en su religión blanca; cuestión ésta que no ha cambiado, solo que ahora se aplica a nivel internacional. ¿Qué se puede esperar de una nación cuyos líderes son capaces de lanzar dos bombas atómicas y destruir en un solo instante más de 80.000 almas? ¿Cuál es el país del mundo involucrado en el mayor número de guerras e invasiones? ¿Cuál es el país poseedor del mayor número de armas de todo tipo? ¿No es acaso cierto que casi toda familia posee un arma de fuego? A ello, se suman razones vinculadas con la educación. ¿No han sido las industrias del cine y la televisión las encargadas de “nutrir” los corazones de la infancia y juventud norteamericana? ¿Y qué decir del último y exitoso producto del entretenimiento, los videos juegos, 98% de ellos cargados de violencia inusitada? ¿Cuáles son los temas predominantes del cine norteamericano? Quien tenga acceso a televisión por cable o satélite solo tiene que hacer un barrido de canales y se sorprenderá de que, algo que tomamos como natural es sin embargo raíz mayor de esta tragedia. Un 80% o más de sus programas tienen un contenido sangriento que solo es amainado por escenas de sexo en las que la mujer es degradada a la peor de las condiciones. También podrá observar la violencia enmascarada y disimulada en las golpizas de Los Tres Chiflados, o el crimen abierto de sangrías interminables que protagonizan pandillas, mafias y espías, quienes además enseñan desde cómo asaltar o secuestrar hasta cómo elaborar y colocar una bomba. Otra forma de disminuir el ruido de metrallas, pistolas y lanza cohetes, se resuelve con cuadros abiertos o cerrados de consumo de cocaína o algo más suave: mujeres agarradas de las greñas frente a un público delirante que aplaude y grita, rememorando el circo romano.
Inevitablemente fueron surgiendo nuevas preguntas: ¿Qué país elige como sus líderes a personajes nacidos de la peor ficción de su cine? (Ronald Reagan, Clint Eastwood, Arnold Schwarzenegger o Val Kilmer). ¿No son también las comiquitas de la TV las primeras en enseñar a los niños las más variadas e inimaginables formas de violencia? ¿Recuerdan las “inocentes” escenas de agresión en Tom y Jerry, el Correcaminos, Bugs Bunny y más recientemente Prision Brake o Dragon Ball. Qué mayor ilustración que un titular del 21 de julio que rezaba así: “Asesinaron a 12 espectadores e hirieron a 59 en el estreno del final de la serie de Batman.” Y detalla: “Muchos asistentes a la sala del Century 16 pensaron que el tiroteo era parte del espectáculo”


¿Qué norteamericano no ha visto la transmisión en directo de sus tropas invadiendo pueblos lejanos con el despliegue propio de un show mediático como de fuegos artificiales se tratase? Quién no recuerda la macabra risa de la señora Clínton ante el cadáver de quien fuera su aliado el General Muamar Gadafi? Sensibilidades retorcidas en el que los televidentes lloran una escena de un gatico hambriento pero no les conmueve en lo absoluto los centenares de niños que mueren en Irak, Afganistán o Palestina a causa del fosforo que sus líderes, imitando a Yavé lanzan desde sus dragones de fuego. Mientras ello sucede, en sus templos cantan como profecía cumplida:
Que poderosa es la voz del altísimo / Aleluya, su voz descuaja los cedros del Líbano / Aleluya, la voz del señor lanza llamas de fuego / Aleluya, sacude los montes la voz del altísimo / Aleluya, y en su santuario gritan: ¡gloria!

Entonces no es de extrañar lo que sucede en su política internacional: ¿No es acaso el llamado a destruir a sus enemigos el mensaje con el que sus gobiernos inocula diariamente a toda la población? ¿No son las paranoias de sus líderes, quienes temiendo que algún país de Centroamérica los invada, han cometido los más bárbaros crímenes en estos países indefensos? ¿Qué clase de modelaje pueden ofrecer estos líderes a esta sociedad aturdida? ¿No es acaso el abrumador poder de las corporaciones internacionales, dueñas también de los medios de comunicación, las que han impuesto un modelo social basado en el individualismo? (el joven criminal de Connecticut es descrito como un ser ensimismado terriblemente solo). No hay que olvidar tampoco que el hedonismo la discriminación y el racismo, son apenas las estrategias de quienes dominan esa nación. Responsables son aquellos que protegiendo su sistema infame han generado enormes abismos sociales entre halcones que lo tienen todo y aquellos -la mayoría- que hoy son sacados de sus casas, pierden sus empleos y deambulan calles buscando que comer? ¿Qué se puede esperarse de esta situación? Simplemente se trata de una sociedad imbuida en un sistema enfermo e inviable que se dirige sin freno hacia derroteros verdaderamente tenebrosos. Nos lo afirman los europeos cuando otorgan el premio Nobel de la Paz, al hombre de la Guerra. Lo grave es que pretendan e insistan en sembrar al mundo entero con su modelo "cultural" y más grave aún, que existan personas no norteamericanas que buscan copiarlo.


Venezuela junto al resto de países latinoamericanos y caribeños, debe desarrollar planes de defensa ante ese monstruo que destruye vidas, sociedades y sistemas políticos, especialmente los de aquellos pueblos que han decidido negarse a seguir pareciéndose a ellos. Urge responder al hecho que gran parte de los latinoamericanos estamos siendo alimentados con los mismos “nutrientes”. Esta situación representa un flanco verdaderamente frágil para nuestros países. Es urgente entonces debatir en plazas, centros comunales y en todos los rincones de la patria grande, aquellos instrumentos que convertidos en leyes se transformen en los blindajes que fortalezcan nuestros procesos revolucionarios. Es nuestro deber impedir los desmanes de ese dragón blanco cargado de odio y fuego para así evitar que su veneno infame termine destrozando el corazón y los sueños de niños y adultos de nuestro estropeado mundo.
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1046 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Rubén Rivas


Visite el perfil de Rubén Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a156204.htmlCUS