Pobre de nosotros sin Chávez, especulación atroz contra los obreros y empleados este diciembre, y nadie dice nada



El innombrable está haciendo añicos el aguinaldo del pueblo.

¡¡Sí!!

Con el pretexto preferido de los desgraciados: “EL DÓLAR PROHIBIDO”.

Están dejando limpio a las grandes mayorías, en los primeros días de diciembre.

Y nuestro protectores, “El GOBIERNO NACIONAL”, bien gracias…

Lo que tanto prometió Capriles en su campaña:

¡El libre mercado!...Hace acto de presencia este diciembre…

Y muy, pero muy tímidamente, nuestro ministro del Comercio, se manifestó, de lo vergonzoso de la suba de los panetones, aceitunas y alcaparras.

Mientras eso sucede, los desgraciados llegan a los Bicentenarios llevándose todo en gandolas…

Los panetones (y que protegidos para el pueblo) los cargan por pacas, como ya lo denunciaron en Aporrea, para revenderlos…

Y nuestro querido ministro del Comercio e Indepabis, desaparecidos (o así lo parece, porque el silencio es vergonzoso).

Los electrodomésticos los llevan por docenas, laptop, televisores, neveras, etc., etc.

La línea blanca ha subido un 100% en Daka y en todos los establecimientos similares, y nosotros preocupados por las aceitunas y las alcaparras (puyas contra millones).

El Puerto Libre, dejo de existir en Margarita y Punto Fijo, los precios son iguales a los del resto del país y no existe un pronunciamiento al respecto por parte de nuestro gobierno.

¡¡¡¡O SEA!!!!

Los desgraciados de siempre, están haciendo fiesta, devaluando nuestra moneda, como si ellos fueran nuestro gobierno.

Porque si hablamos de los contenedores que supuestamente estaban represados en nuestros puertos, y una mercancía de un mismo lote en sus establecimientos, lo aumentan sin llegar la nueva y sin llegar una posible devaluación…

¿Cómo se le puede llamar a esto?

Y mientras eso pasa, los desgraciados se burlan de la salud de nuestro comandante y tal vez les mandan tarjetitas de navidad, donde le ruegan que se quede hasta carnaval o Semana Santa…

¿Y el pueblo?

¡Desollados vivos, por estos desgraciados!

Entonces uno no deja de preguntarse, por los muchos que pendejamente piensan, de cómo sería nuestra triste vida sin Chávez…

En este diciembre tenemos las pruebas irrefutables…

El golpe económico está con nosotros y nuestros compañeros ministros se tomaron un diciembre sabático…

Cuidado con las aceitunas y alcaparras, que subieron de precio…

Cuando todo esté consumado y los grandes capitales hayan hecho su agosto en diciembre a costillas de nuestro pueblo, tal vez algún ministro se le ocurra decir, a manera de la pareja humorística de los años 40 como lo fueron “El Gordo y el Flaco”:

“¿Aquí como que ha pasado algo extraño?”

Mientras en los pueblos, nuestra gente corre espantada por los caminos vecinales, horrorizados gritando: “Regreso el gobierno de Caldera”…

Al ver que sus bolívares, cada día valen menos…

Compañeros ministros, el golpe económico, está con nosotros…

¡¡Se obstina uno!!

Regresa pronto Comandante, por favor…

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 887 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a155395.htmlCUS