Burocracias militarizadas

Ni la euforia del triunfo del 7/0, ni los resultados que se avizoran para las regionales de diciembre han logrado acallar las voces que demandan críticamente eficiencia, calidad de gestión y participación.

Un clima de quejas desbordadas dibuja atinadamente aspectos problemáticos. Las demandas definen las vías a través de las cuales la ciudadanía espera contribuir a la democratización de la gestión. Se plantean expectativas de participación e interpelación a burocracias y partido de gobierno. Sin embargo, en ocasiones, las propias burocracias parecerían limitar o bloquear la expansión del poder popular y la democracia socialista.

Las burocracias resultan de una combinación específica de circunstancias políticas e históricas. El Programa de la Patria 2013-2019, plantea “continuar construyendo “el socialismo bolivariano del siglo XXI, como alternativa al capitalismo…” y para ello requiere de unas estructuras burocráticas aceitadas y orientadas a asegurar “la mayor suma de felicidad posible…”.

Las burocracias se han convertido en lugares de conflictos y disputas, espacios donde convive o sobrevive el estado liberal burgués con el “Nuevo Estado Social y Democrático de Derecho y Justicia”. Ámbitos donde se libran luchas, se consolidan alianzas y se desarrollan estrategias de poder e influencia entre facciones políticas con miras a imponer sus respectivas posiciones. Contradictoriamente las burocracias resultan en amenazas a la “Gestión Bolivariana Socialista 2013-2019” y en obstáculos a la democracia socialista.

Se denuncia la militarización de las burocracias, devenidas en instituciones de corte autoritario con estructuras de mando verticales, muchas veces respaldadas en la amenaza y el miedo. La toma de decisiones es de carácter centralizada y radial hasta llegar al líder. Se impone la desconfianza y se distingue entre villanos y héroes, no necesariamente por principios de naturaleza ideológica.

El ejercicio de la autoridad se asienta en relaciones personales –amiguismo- y en prácticas clientelares. Se cuenta con "confiables " y militantes claves generándose una estructura basada en lealtades personales que convive y compite con la estructura formal organizacional. Se genera así una estructura que neutraliza el poder, destruye y desbarata todo movimiento hacia la consolidación del poder popular y protagónico.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2973 veces.

Maryclen Stelling


Visite el perfil de Maryclen Stelling para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

VE