Misión Enfermedades Graves

  La realidad actual sobre los pacientes con Cáncer o cualquier Enfermedad Terminal, parece no sorprender ni alarmar a nadie... Molestaría que el tema fuese tratado o abordado con ribetes políticos, ante cualquier seria crítica hecha al muy mal gerenciado Sistema de Seguridad Social, cuando ese y otros males no discriminan ni dan concesión ni cuartel a nadie, por lo que escuchar ciertas opiniones del mundo político o ministerial, a veces deja mucho que desear, ya que nadie desea verse como  miembro exclusivo de frías estadísticas sobre enfermos con Cáncer u otras Enfermedades Terminales padecidas por ciudadanos de cualquier edad, y menos, apareciendo en filas o columnas, en papeles o en pizarras electrónicas de quien diserta sobre el incremento o disminución de las mismas, bien porque aparecen nuevos casos o se aplican novedosos tratamientos.

Todos en menor o mayor grado hemos conocido a alguien directa o indirectamente, quien al padecer cualquiera de estas graves enfermedades, su núcleo familiar ve mermar sus pocos ahorros  y en general, son sometidos  al triste mundo de la mendicidad para hacer frente al tratamiento y al costosísimo acceso de las medicinas. Por otra parte, nuestros Centros Oncológicos no son la excepción, cuando sus Instalaciones y Sistemas, requieren de ampliación, dotación, mantenimiento y de Nuevas Tecnologías y de más y nuevos Profesionales, situación que ha sido denunciada recientemente por el mundo comunicacional.

Un caso emblemático conocido por todo el País, fue el de un tipo de Cáncer padecido por el Presidente de la República, cuyo tratamiento  hizo y lo continua en la Isla de Cuba, con todas las facilidades y privilegios del cual goza por su Alta Investidura, mientras cientos de venezolanos padecen vicisitudes inocultables y merecedores de igual o similar trato, por cuanto nuestras CARTA MAGNA establece de manera precisa, que TODOS SOMOS IGUALES ANTE LA LEY.

Insisto, la Revolución  debe y tiene que sensibilizar a todos sus miembros sin distinción alguna, para acometer sin demoras los cambios aun en mora, por cuanto allí, está el Peligro, ha dicho muchísimas veces el Presidente. VENEZUELA REQUIERE DE ESTA NOBLE MISIÓN, por cuanto Recursos, Instalaciones, Tecnologías, Insumos, Personal Altamente calificado posee, para tender de manera Cristiana esa mano amiga y sincera, que tanta falta hace, a esos ciudadanos venezolanos que tanto la requieren en estos momentos.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 963 veces.


VE N