Comandante Chávez: “No se le pueden pedir peras al Olmo”

Valoro y admiro el gesto y acción del Comandante –Presidente, a minutos de SU glamoroso triunfo, de llamar a la reflexión a su equipo de gobierno y dirigentes del PSUV, sobre la necesidad de mejorar la eficiencia en la gestión, e insistir en profundizar la revolución con el empoderamiento del pueblo a través de las comunas y el desarrollo comunal.

Sin embargo, con todo respeto, este mensaje del Comandante, lamentablemente, no pasará de ser, uno de muchos, de los que siempre ha enviado después de elecciones. Recordemos las 3 R, los regaños y reclamos en público a varios de sus altos funcionarios y cómo indistintamente surge a posteriori la respuesta presidencial, persistente de los enroques que en la mayoría de los casos, salvo honrosa excepciones, encubren la ineficiencia, la ineptitud, corruptelas y la falta de real identificación con el proceso revolucionario, mediatizado por el “gatopardismo” de las guayaberas rojas, que entronizado, en las alturas del poder, obstaculizan todas estas plausibles y necesarias iniciativas presidenciales, de plano lanzadas con gran fuerza mediática. Resultado? Más de lo mismo o peor: Cambiar para no cambiar nada y entorpecer el avance y triunfo definitivo de la revolución.

A veces no entiendo, como nuestro Comandante, siendo jugador de beisbol, no actúa como el veterano manager, al momento de ajustar oportuna y sabiamente, por encima de sus preferencias personales, el roster y sus piezas que no respondan efectivamente a la hora de garantizar el triunfo de su equipo.

En política es más delicado, por que las consecuencias y lo que está en juego es invalorable.

Decía en el titulo del presente artículo, que “No se le pueden pedir peras al olmo”, cuando se le exige a los mismos de siempre y casi con las mismas palabras, que cambien, lo que no han podido o querido hacer en tanto tiempo. A veces no es un problema de simple voluntad. Y es que en esto consiste quizás el único desacierto de nuestro Comandante, quien a pesar de su grandes e innegables condiciones especiales de líder único de la revolución, su gran visión futurista y sus dotes de estadista mundial, no vea mas allá de un pequeño grupo que no pasa de 50, salvo honrosas excepciones, que a lo largo de estos 14 años de revolución, desde los múltiples cargos de dirección encomendados, su eficiencia a pesar de su buena voluntad, han estado en la sombra de la duda , y a muchos de ellos ya les queda difícil aunque quieran, ajustarse a las exigencias del tiempo y de la revolución, y otros que son los más, que no aguantan a estas alturas cualquier exigencia de que sean más eficientes, pues chocarían con sus verdaderos intereses, intenciones y compromisos personales, algunas veces coincidentes o asociados con la contra.

Lo anterior no desmerita las buenas intenciones de nuestro Comandante, sin embargo sino se cambia el fondo del problema, y se hacen cambios radicales en esta materia no pasaran de simples anhelos y deseos.

“ Anhelo y deseos, que sin embargo NO SON SUFICIENTES, en medio de la contrarrevolución externa e interna, incluida la enquistada dentro del proceso revolucionario, sumamente dañina por su capacidad mimética, conformada por grupos de poder, que bajo el capote rojo, cual toreros consagrados en las mejores plazas del halago, la simulación, la intriga, el faroleo y desplantes tremendistas, a menudo llenan de banderillas y puntillazos al toro de la revolución, que solo la sangre indómita y bolivariana en su pureza, “por ahora”, ha podido impedir, desviando el espadazo certero y artero de la traición o de aquello que igualmente impida su avance triunfal como lo es: la desidia, la corrupción, la ineficacia, el saboteo de gestión, los falsos informes de cumplimiento de programas y objetivos, la complicidad por acción u omisión - entre bastidores- con la contra, amén de mil formas y maneras que utilizan para empujar a todo un pueblo esperanzado en su líder, nuevamente hacia la desesperanza, la incredulidad, la duda, el alejamiento del partido, de las urnas….la abstención e incluso la neutralización o captación por la contrarrevolución”. Extracto de un artículo que escribimos denominado “ carta a los reyes magos” con fecha 30/12/11 a propósito de las elecciones parlamentarias y las 3R.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1041 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a153044.htmlCUS