Repensando la comunicación para el 2013 / 2019

Un nuevo capítulo comienza con la reelección del presidente Chávez para el período 2013-2019. El “Arañero de Sabaneta”, principal motor intelectual de este proceso, ha señalado la necesidad de repensar las estrategias para este nuevo episodio, considerando atacar la cuna de los errores cometidos, en aras de fortalecer la afirmación del modelo político que lidera. Esta muy bien pensada necesidad por parte del Presidente, precisa de una agenda y estrategias comunicacionales capaces de convertir en una suerte de “Patrimonio” a la información diaria en torno a las políticas del Estado, sus aciertos, y la constante convocatoria al afianzamiento del poder popular. La ultraderecha nacional y sus aliados foráneos gozan - y eso no es un secreto - de una poderosísima estructura tecno-ideológica mediática que han sabido utilizar para enajenar, distorsionar e invertir el orden socio-apreciativo de muchos ciudadanos en Venezuela, aproximadamente seis millones y medio. Ante esta realidad, VTV, Vive TV, TeleSur, Radio Nacional de Venezuela, ANTV, muy a pesar de su encomiable y sostenida labor informativa, todavía quedan cortos frente al “Titán Comunicacional” que implican los porcentajes de poder y alcance que poseen los medios de comunicación privados.

La autocrítica, tal como lo demanda el Presidente Chávez, ha de colocarnos ante el reconocimiento de las debilidades comunicacionales que entraban un mayor fortalecimiento del poder popular; de allí que, un más aguerrido alcance de los medios comunicacionales comunitarios, representa la posibilidad de vigorizar la plataforma ideológica bolivariana de un proceso político que, como lo ha afirmado el comandante Hugo Chávez en más de una ocasión, requiere de Revisión, Rectificación y Reimpulso, en el marco de una magnitud ideológica no concluida.

Justa distribución de los recursos económicos, asistencia tecnológica, ampliación del alcance del espectro radiofónico, intercambio sostenido del MINCI a través de la recolección de experiencias y aportes de los colectivos que hacen vida en los medios comunitarios, difusión a nivel nacional de los alcances de dichos medios, han de anotarse en la nueva agenda que se plantee el gobierno como estrategia impostergable para flanquear cualquier puerta abierta por donde pueda afincarse el mordisco de la canalla mediática opositora.

En alguna ocasión, no ajustada directamente a nuestra realidad Venezolana, pero sin que por ello desoigamos lo que nos benéfica de ello, Karl Popper sostuvo: “La TV se ha convertido en un poder político colosal, potencialmente el más importante de todos. Una democracia no puede sobrevivir si no pone bajo control la TV”. Y aunque no es sólo la TV, sino la radio, los medios impresos, la reversión del poder comunicacional de las manos de la canalla a manos del pueblo en conjunción con el gobierno revolucionario, le dará brillo y eficacia al nuevo período presidencial de Hugo Chávez. Corresponderá al nuevo ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas esta tarea. A él y a su equipo de trabajo le deseamos éxito, y le recomendamos ojo clínico y mucha interacción con los representantes del poder popular en los medios comunitarios. Lo demás lo contará la historia.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 630 veces.