Monólogo del diálogo

Okey, vamos a dialogar. Ya votamos y demostramos que el país está dividido en dos mitades y no me vengas con eso de que 55% es más que 44 porque así entonces no se puede hablar, además, si bien ocho millones votaron por Chavez, queda clarito que son ocho millones de votos equivocados, porque todo el mundo sabe nadie quiere votar por Chávez a menos que sea chavista y si alguien es chavista es porque está equivocado... ¿Me sigues? 

Pero sí, dialoguemos, porque es hora de que se nos escuche a esta mitad mayoritaria -cualitativamente hablando- y que se nos respete nuestra voluntad popular que, si bien no es muy popular, es bastante voluntariosa... Así que para acabar con esta división que existe en el país desde que la mayoría silenciada le dio por hablar, porque antes ustedes sabían aceptar la realidad con católica resignación y nosotros éramos felices y no lo sabíamos... ¿Te acuerdas cómo antes la política no separaba a las familias? Parientes adecos y copeyanos sentados en la misma mesa, y no me vengas con tu argumento chavista de que adecos y copeyanos son harina del mismo costal... Y míranos ahora: tres años sin hablarle a mi hermano desde que ese carajo se metió a chavista, porque claro, ¿qué le importa a él que mis vecinos se enteren que hay un chavista en mi familia? Total, él no tiene que vivir con mis vecinos, pero yo sí... ¿Qué le costaba a mi hermano hacernos caso y ver màs Globovisión? Ahora estamos divididos, culpechavez, porque si Chávez no existiera mi hermano no sería chavista, pero en fin, vamos a dialogar que ahora somos mayoría y nos tienen que oír. 

No vayan a creer que aquí hay borrón y cuenta nueva, no señor, nosotros queremos dialogar sobre una serie de exigencias innegociables y sin derecho a pataleo... ¡Shhhh, no me interrumpas, chico, que así no se puede dialogar!... Decía que exigimos el regreso inmediato de los exiliados políticos, porque Nixon somos todos, e retorno de la señal de RCTV a sus legítimos dueños, y las toyotas y los animales disecados a Don Guillermo Zuloaga, así como la vuelta de los meritócratas de PDVSA, heroes del paro petrolero... Eso para empezar. 

Después se me ocurre que podemos exigir la incorporación de representantes de la MUD en el gabinete ejecutivo y otros detalles que irán surgiendo durante este enriquecedor diálogo, como, por ejemplo, la prohibición del socialismo en todo el territorio nacional, porque, evidentemente, la mitad de los venezolanos dijimos claramente "no al comunismo" porque sabemos que hay un camino y exigimos, 44 porcientomente, que dejen de pretender que creamos que ustedes ganaron las elecciones cuando todo el mundo sabe que aquí se cometió una trampa institucionalizada...

Entiendan de de una vez que perdieron y entreguen el poder a quien sí sabe ejercerlo, que vuelva el silencio, que se acabe el chavismo para que se acabe la división... En fin, que me encantó poder dialogar contigo, que me quedaría toda la tarde dialogando pero están esperando en la oficina y bla bla bla bla bla...

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7835 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a152647.htmlCUS