Presidenciales y gobernaciones

El pueblo votó  por Chávez y para vivir mejor. Excelente el balance para el campo revolucionario y para  el Proyecto Nacional Simón Bolívar que extiende su vigencia y abarcará ahora desde 2007 hasta 2019 para beneficio del pueblo venezolano. Enhorabuena. Pero no tenemos tiempo para celebrar porque ya arrancó la carrera para las elecciones de los gobernadores donde aspiramos a continuar con el triunfo del 7 de octubre. Así es. Sin triunfalismo, al contrario con mucho esfuerzo en la labor diaria con las patrullas y con el 1x 10 que nos sirvió mucho  en la reciente contienda.

De nuevo el Comandante Presidencia hace gala de humanismo y altura propiciando gestos de buena voluntad hacia el lado opositor, pero lamentablemente la inmadurez aún domina a buena parte de los adversarios. Pocos han valorado la llamada del Presidente de la República al candidato Capriles, siguen en el guión de endosarle a Chávez todos los males de la humanidad y continúan  vendiéndose como corderitos en la puerta del matadero. Es un guión apolillado, caduco y tan inútil como esgrimir la bandera de siete estrellas patas arriba o negar que son habitantes de la República Bolivariana de Venezuela.

Este comportamiento de Chávez estadista recuerda el discurso en Miraflores el 13 de abril de 2002, cuando con el crucifijo en la mano perdonó y ni siquiera le pasó por la mente reprimir y arremeter contra los antidemocráticos y golpistas que a base de pura ilegalidad y atropellos habían perseguido con saña al pueblo y a la vanguardia en las siniestras cuarenta y ocho horas que desgobernaron el país

Los medios locales e internacionales siguen maniobrando con descaro y con mucha mentira. Después de machacar hasta el cansancio que Capriles era el virtual presidente de Venezuela y que el 7 de octubre era un simple formalismo que confirmaría esta gran verdad, porque nunca creyeron en las encuestas, decían que eran compradas por el gobierno y negaban que Capriles estaba  por debajo de Chávez. La realidad era otra: Chávez se mantuvo en los últimos ocho meses diez puntos por encima del candidato de la ultraderecha.

Vender a Capriles vencedor fue una pieza publicitaria de la cual pudieran estar orgullosos Mc. Carty y Goebbels, las dos joyitas del fascismo y del nazismo  comunicacionales  que dominaron el siglo XX. Ahora sin desparpajo alguno, las grandes cadenas informativas género, Fox, CNN, grupo Prisa, la gente del amarillista Murdoch y sus comparsas locales, exigen al movimiento revolucionario que no celebre su triunfo ya que la población sufre de estrés post electoral, Qué cínicos, son maestros en el arte de manipular y lavar cerebros.

Si hay una victoria que nos pertenece y un líder a quien hay que reconocerle sus méritos es al pueblo de Venezuela y al Comandante Hugo Chávez Frías. Ellos son claves en este triunfo. La derecha seguirá a la zaga de los cambios que ha asumido la Nación en estos trece años, cambios por lo demás irreversibles en muchos casos como por ejemplo el papel protagónico del ciudadano en la toma de decisiones, el vigoroso Poder Comunal que emerge cual gigante, la atención social volcada hacia los sectores más necesitados, la vuelta a los sentimientos de pertenencia, el orgullo de ser herederos de nuestros Padres Libertadores, así como la solidaridad latinoamericana una manera de demostrar lo  bolivariano que somos.

Nos toca en Carabobo sostener con entusiasmo y patriotismo la candidatura de un carabobeño a cartas cabal como lo es el compañero Francisco Ameliach, un cuadro político de la revolución, leal al partido, al Gran Polo Patriótico y a nuestro Comandante. En este territorio, estratégico para todo el mundo vamos a juntar esfuerzos, hombres y mujeres, para convencer al pueblo de Carabobo que vote por Ameliach para la gobernación, que ya basta de gobiernos de derecha que hambrean a nuestros compatriotas. Juntos estamos seguros de alcanzar la victoria.

La victoria perfecta.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 746 veces.