Chávez, estos son los ministerios y gobernaciones que tienes que cambiar urgente

Muchas veces lo he escuchado de tu propia boca, camarada: “hay que mandar obedeciendo”. Sabemos que es una máxima del guerrillero Subcomandante Marcos y sabemos inequívocamente que es, o debería ser, una máxima de todo revolucionario y de toda revolucionaria en ejercicio de funciones de gobierno o de liderazgo social - comunitario.

Obedecer al pueblo. Eso a su vez tiene unos principios y una metodología que tiene sus mejores asideros en las teorías y enseñanzas del marxismo y de todas las revoluciones mundiales, pero también (y quizás hasta más) en la memoria histórica y forma de ser de los pueblos aborígenes, en las cosas sencillas de la vida cotidiana, en el modo de vida solidario y humilde de los barrios, de las montañas, de los llanos, de los campos, y, muy especialmente, en el conocimiento y la opinión de los trabajadores y las trabajadoras.

A partir de nuestra victoria el 07 de octubre se percibe en el ambiente la alegría de una población mayoritaria que decidió que te quedaras en el mando de la república, pero también se percibe una molestia, un descontento, una sensación rara de “nos salvamos en la rayita” y una rabia… No hacia ti, camarada, sino hacia quienes, siendo los encargados de la ejecución de tus líneas maestras de liderazgo, se burlan del soberano, se burlan de ti, se burlan de ellos mismos.

En plena campaña, muchos de los líderes estratégicos que se supone son de los nuestros, mostraron su indolencia, su desparpajo y su ineficiencia. No trabajaron sincera y decididamente por tu victoria, pero iban vestidos de punta en rojo. Muchos y muchas estaban “raspando la olla” porque tenían la certeza de que perderías. Se fueron de viaje, se enfermaron, no atendieron gente en sus despachos, se le fueron de las manos, justo en estos días, conflictos laborales que podían resolverse con reuniones bien planificadas y bien llevadas o con un simple diálogo respetuoso entre camaradas, no repartieron propaganda o lo hicieron a cuenta gotas, no organizaron ni participaron en caravanas ni en marchas y si lo hicieron iban nada más para la foto de la prensa o como para que no se viera la vaina tan descarada y después se iban fresquitos para sus casas, al restaraunzote de siempre o a atender sus negocios, dejando incluso la logística en mano de unos irresponsables o de unos ladronzuelos que se robaban la fulana plata de la logística. Ni de carambolas un mensajito, camarada. Mucho menos un correo electrónico ni un trabajo de calle con fuerza y convicción. No coordinaron nada ni siquiera con sus vecinos más cercanos ni, mucho menos, con los trabajadores y las trabajadoras que están bajo su responsabilidad en alguna dependencia ministerial, una empresa de producción social, una gobernación o una alcaldía.

Análisis sobrarán… Ya lo sé. Muchos nos enfrascaremos en sesudas evaluaciones y en la necesaria crítica y autocrítica, y la dialéctica, y las excusas, etc.

He leído, por ejemplo, extraordinarios trabajos en APORREA. Valga destacar, entre humildes y complejos, lo que ha escrito Anisio Pérez (a mi manera de ver el mejor de todos, por ahora, en este portal web revolucionario, con el valor adicional de haberlo hecho un día antes de las elecciones), y que debe leerse y analizarse, sugiero de corazón, por todo el chavismo orgánico real, todo luchador y toda luchadora de esta revolución en http://www.aporrea.org/ideologia/a151667.html con la denominación “Apuntes apurados sobre el (auto) sabotaje bolivariano a la victoria del 7-O”.

También leí uno que me impactó sobre manera. Cortico y sencillito, pero con una fuerza espiritual infinita y hermosa. Se trata de la reflexión de Mónica Hernández con el nombre de “Aquí están los diez millones”. ¡Por favor, léanlo! Está disponible en http://www.aporrea.org/oposicion/a151860.html

Otros que bien vale la pena imprimirlos y leerlos y discutirlos en nuestros centros de trabajo y de estudio, compartirlos con los panas de la vereda o la cuadra, con nuestros familiares, comentarlos en la prensa de alto tiraje nacional, reenviarlos por correo electrónico, hacer foros por radio y televisión sobre sus contenidos, donde se pueda y con quien quiera, son estos materiales maravillosos de reflexión combativa con relación al proceso electoral que recién hemos vivido y del análisis que te vengo comentando camarada Chávez:

· De Manuel Sutherland “La victoria de Chávez, preocupaciones: Radicalidad vs. Conciliación derechista”. Disponible en http://www.aporrea.org/actualidad/a151769.html
· De María del Pilar Arconada “Soy chavista, pero…”. Disponible en http://www.aporrea.org/actualidad/a151767.html
· De Javier Biardeau “Venezuela post 7-O: ¿Cuál escenario ocurrió? ¿Hay seis millones de oligarcas”. Disponible en http://www.aporrea.org/ideologia/a151855.html
· De Ana T. Gómez (la guara) “¡Ganamos, ganamos! Grita el pueblo llano en las calles de Sanare”. Disponible en http://www.aporrea.org/actualidad/a151822.html
· De Diana Carolina Pérez “La victoria de Chávez: un simple análisis”. Disponible en http://www.aporrea.org/actualidad/a151867.html

Lo expresado por Oscar Schemel: “El voto hacia Capriles es un voto antichavista”, ver en http://www.aporrea.org/actualidad/n215888.html, junto a lo que he referenciado aquí y a otras expresiones de lo que se viene evaluando críticamente desde las mismas filas chavistas y de lo que se avizora terriblemente si no se toman medidas urgentes tienen que ponerte en estado de alerta extrema, Chávez.

Si quieres ordena un folleto con estas evaluaciones y otras y otras, haz todas las asambleas populares posibles, abre un correo electrónico para que te lleguen ahí todas las críticas y sugerencias, dale todo el poder que quieras a ese Ministerio del Seguimiento que se te ha ocurrido… Haz todo eso, pero sobre todo emprende de una vez los cambios sustanciales y verdaderos en Ministerios y Gobernaciones que están graves, camarada. Muy graves.

Comienzo por el Ministerio de Comunicación e Información. No vale tanto aparataje tecnológico de punta sino se aplica la ley a quienes delinquen abiertamente por la vía mediática. La mente de seis millones de venezolanos y venezolanas está en manos del terrorismo psicológico y de la más burda manipulación protodelictiva de Globovisión, El Nacional, El Universal, Televen, Venevisión, Noticias 24 y toda la cadena comunicacional privada de radio, televisión y prensa escrita amparada por una muy bien definida campaña de guerra que se orquesta diariamente desde los Estados Unidos de Norteamérica.

La política comunicacional del Estado es tímida y pusilánime a este respecto. Casi nos ganan la guerra estos días porque este frente está casi totalmente bajo control del enemigo. Tenemos satélites, canaimitas, radios comunitarias y televisoras comunitarias que no se articulan a un plan de defensa integral de la revolución, a un plan de formación, a un plan de contrahegemonía cultural, a un plan de seguimiento y control de la gestión pública. La creatividad brilla por su ausencia. No hay contenidos atractivos para los niños, las niñas y los y las adolescentes. No hay un trabajo de captación sensible para la clase media que está contra Chávez. Cambios aquí camarada Chávez. Comienza por aquí. Fíjate el sabotaje al que nos tiene todavía sometido Movilnet con el servicio de Internet. ¡Más mediocre no puede ser! El Correo del Orinoco debería llegar a todas las escuelas y liceos de nuestro país. Si es muy caro el asunto por lo del papel que lo replique este súper tecnologizado ministerio por vía telemática, igual VEA y Ciudad Caracas. Radio Nacional de Venezuela todavía, a 14 de años de revolución, no tiene una cobertura total y de calidad en nuestro territorio. Con APORREA… ¿No sé qué les pasa? Da la instrucción de colocar el link de enlace directo de APORREA.ORG en las pantallas de todas las computadoras oficiales. ¡Vamos! ¡Que dejen el rollo con APORREA! Socializa este portal web de la revolución, camarada Chávez. Pon a todo responsable de mando burocrático a leer por las mañanas APORREA y que no se molesten por lo que ahí se les dice. Que revisen y chequeen las prácticas de quiénes coordinan, las denuncias que se hacen en su contra, que metan la lupa a las obras inconclusas, a los modos de vida onerosos, a los abusos de autoridad. ESTA BATALLA ES ESENCIALMENTE CULTURAL Y COMUNICACIONAL CAMARADA.

Tienes otros tres ministerios que no dan pie con bola. El de Cultura, el de Educación Universitaria y el de Agricultura y Tierras. El primero porque siguen las macollitas pequeño burguesas y las sectas familiares seudo revolucionarias decidiendo todo desde un café o un escritorio siempre bajo ambientes de aire acondicionado y poses radicalosas. ¡Elimina ese Ministerio, Chávez! Que sea potestad municipal-comunal todo lo que tenga que ver con el patrimonio cultural, los cultores y las cultoras, la creación artística. Hace más un titiritero con sus muñecos en una escuela o en una plaza pública que mil funcionarios y funcionarias en Caracas mirándose el ombligo de 10am a 3pm.

Educación Universitaria comenzó bien, pero ya prácticamente desapareció la direccionalidad transformadora que allí se estaba construyendo. Lo que impera ahora es burocratismo, ineficiencia, maltrato, improvisación y desprendimiento de toda vinculación con la realidad en los barrios y en casi todos los municipios. La Misión Sucre agoniza. La maquila y sobre explotación de los mal llamados “voluntarios” ya no da para más, Chávez. ¿Qué estás esperando? ¿Qué resuciten los mercaderes de la educación universitaria privada? ¡Cada vez es más la gente que quiere irse de la Misión Sucre! ¿Por qué trabajar con las uñas en un país al que ingresan todos los días 150 millones de dólares, sólo por concepto de petróleo? Es lo que se pregunta más de uno ahí. Además que a mí me exigen trabajar con las uñas y ellos andan en sendas camionetas. También se escucha por ahí y, lo peor, es que es verdad. En cuanto al diseño curricular que reclama el Socialismo del Siglo XXI, no hablemos de la Misión Sucre ni de la UBV que están sumidos en el más desastroso pastel ideológico en ese sentido. Hablemos de la universidad pública y privada nacional. Allí no hay un desastroso pastel ideológico sino un cuerpo doctrinal capitalista del más rancio, ultraderechista y retrógrado que podamos imaginar. ¿Qué hacemos con esto? La verdad no sé, Chávez. Cómo diría Alí Primera: “Yo no sé filosofar”. Lo que sí sé es que gran parte del pensamiento de muchos y muchas jóvenes de nuestro país están en manos de aquel pastel ideológico y de este cuerpo doctrinal rancio del capitalismo.

En Agricultura y Tierras, tengo que empezar por hablar de Elías Jaua. La idea no es personalizar la gestión de nadie, pero aquí obligatoriamente tengo que personalizar la apreciación. Los errores comenzaron cuando al camarada Jaua lo sustituyó Loyo. ¡La hecatombe! Ya Elías venía enderezando la cosa y tomando un ritmo descomunal de trabajo que vería sus frutos en cinco o siete años, cuando de repente se interrumpe su gestión específica y dedicada en Agricultura y Tierras porque pasa a la Vice Presidencia. Está bien, merece que le asignen mayores responsabilidades porque venía demostrando seriedad, disciplina y eficiencia, pero entonces se exagera la nota cuando luego, sin dejar de ser ministro y vicepresidente, asume la coordinación y direccionalidad del Consejo Federal de Gobierno, ejerce en la práctica la Secretaría de la Presidencia y empieza a asomar como candidato a la gobernación de Miranda. Así, así, así no se gobierna, Chávez. No sé cómo no se ha reventado todavía Elías Jaua, pero humana y técnicamente es imposible gerenciar tantos y tan disimiles espacios de la administración pública. Allí están los resultados. Agropatria en cámara lenta; más de cien empresas de producción social, bajo responsabilidad directa del gobierno bolivariano, cojeando; la producción agrícola en muchos rubros en picada; la improvisación campeando en la producción de aceite de girasol y otros aceites comestibles; la Corporación Venezolana de Alimentos (CVAL) casi desmantelada; las tan cacareadas cadenas de frío y de redes de transporte especial para el pescado se quedaron en el olvido.

¿Qué haría yo con Elías? Lo regreso para Agricultura y Tierras. Le evitaría el drama de esa derrota que va a sufrir en Miranda y le quitaría de encima el peso de la Vice Presidencia. Allí, en la Vice Presidencia colocaría a Mari Pili Hernández. Y de candidato para Miranda a Aristóbulo Iztúriz, que tampoco ganará, pero podrá ir fogueándose para las próximas elecciones regionales. Todavía hasta el viernes hay chance de hacer estos cambios. Elías para Agricultura y Tierras, insisto. Que me perdonen los y las camaradas que le están metiendo el pecho en Miranda, pero mis proyecciones son de pronóstico reservado en Miranda. Chávez, siendo Chávez, le ganó a Capriles por menos de seis mil votos en Miranda. Capriles se lanzará a la reelección y Elías, que no es Chávez, perderá de a calle. Aristóbulo también perdería, pero ya sabes, lo preparamos bien para las que vienen.

Los ministerios que te he comentado son, a mi manera de ver, los más estratégicos y los que requieren terapia intensiva de inmediato. Hay otros que un tratamiento de menor intensidad generará cambios favorables para la profundización del socialismo bolivariano y para que no estemos asustados, molestos o dubitativos en las elecciones presidenciales del 2019.

Por ejemplo, en Defensa no compraría más Sukhoi ni más armas para una guerra convencional. Daría un presupuesto fuerte para defendernos muy especialmente en el plano informático. Me parece insólito que no hayas ordenado un sistema de defensa telemático con la creación de un antivirus venezolano. La guerra de cuarta generación, tú sabes mejor que nadie, es mediática, telemática, informática. Así que vamos, camarada, programas y software venezolanos, antivirus venezolano, servidores venezolanos, pendrivers venezolanos, cds venezolanos. En cuanto al funcionamiento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana vas bien hasta ahora. Un poquito de más atención al IPSFA y a la dotación de botas y uniformes, que están sonando muchas cosas raras por allí y dar la instrucción para que a partir de los próximos dos o tres años nuestras fuerzas armadas se autoabastezcan de sus propios alimentos. Que la FANB siembre, cultive, crie y procese sus propios alimentos. Así mismo con vestido y calzado. Para ello articularía a Defensa con el Ministerio para las Comunas. Que el Ministerio para las Comunas trabaje en pro de la defensa integral de la nación asumiendo, en los espacios militares, la producción alimentaria y en general conjuntamente con Defensa, Ciencia y Tecnología e Industrias Intermedias, y Agricultura y Tierras.

El Ministerio del Trabajo, Chávez. ¿Por qué tanto problemas con las contrataciones colectivas vencidas? Resuelve esto y los trabajadores y las trabajadoras de este país empezaran a creer al 100% en el socialismo. No hay más nada qué hacer en trabajo en esta terapia intensiva. Resuelve lo de las contrataciones colectivas vencidas y verás el salto hacia adelante que daremos.

Turismo arrancó bien y se durmió, así que corrientazo con él. Vivienda y hábitat necesita refuerzos (financieros, técnicos y humanos). Servicios penitenciarios necesita también refuerzos y mayor articulación con Educación, Salud, Comunas y todo lo que tenga que ver con producción a pequeña y mediana escala (fabricar neveras, lavadoras, televisores, bicicletas, ropa, calzado). Planificación y Finanzas que sincere el tema de la devaluación y otras formas de subsidiar la gasolina. No vamos a aguantar por mucho tiempo la inflación si seguimos importando como estamos importando. La gasolina al precio actual es una locura y ojo que no estoy planteando la cuestión con una visión neoliberal, pero debe haber otras formas de subsidiarla ya que eso tampoco aguantará por mucho tiempo. La deuda externa es otro rollo que no se sincera ni se debate. Dile al pueblo cuánto debemos, por qué debemos y qué haremos para pagar las deudas de la república. En socialismo la cultura del debate debe ser la orden del día, todos los días.

Eso, en cuanto a los ministerios que requieren urgentes medidas de cambio.

Ahora pasaré al tema de las gobernaciones. Si me ponen a escoger cuáles (de las que están bajo control chavista burocrático) puedo salvar objetivamente, te diría que la pelea será dura en casi todos los estados por la mediocridad generalizada y la corrupción que se ha adueñado de la mayoría de ellas. No me confiaría en ninguna de ellas, salvo en Portuguesa, Delta Amacuro, Apure, Falcón y Trujillo (en la primera y la segunda por la gestión regional y nacional y en las otras tres más por la conexión emocional contigo que por otra cosa).

En Aragua y en Bolívar con los actuales gobernadores y candidatos el riesgo de perder es muy grande. Chávez, en esos dos estados no sé cómo todavía no ha estallado una rebelión social en tu contra por culpa de estos dos gobernadores “chavistas”. Allá tú si los dejas, pero las malas consecuencias que sufrirá el pueblo serán de marca mayor y allí será muy difícil recuperarnos en los próximos diez años.

En Carabobo hay más probabilidades de perder que de ganar. Ameliach no lo está haciendo mal, pero creo que Lacava lo hubiese hecho mejor. Ameliach no cuaja y no aglutina.

En Anzoátegui perderemos. A menos que el candidato seas tú, Chávez. No hay sujeto más antipolítico y antipopular y demagogo que Tarek William Saab. No sólo se encargó de fulminarse así mismo sino que casi te hace perder en las recientes elecciones y al que lo vaya a sustituir, en caso de que decidas sustituirlo como candidato a esta gobernación, tendrá también muy altas posibilidades de perder.

En Barinas, Cojedes y Guárico se ganará trabajando y metiéndote tú allá a levantarles la mano a tus candidatos, porque el llano está contigo básicamente, pero la gestión regional deja mucho que desear.

En Amazonas será muy triste que perdamos porque hasta no hace poco la gran mayoría indígena del país estaba de tu lado, pero es bastante probable que así sea. En Amazonas se están distanciando de ti, Chávez. ¿Qué pasa con nuestros hermanos y nuestras hermanas indígenas de Amazonas? ¿Por qué ahora no te quieren ahí como te querían antes?

En Mérida y Lara se perderá. Aquí no comentaré más nada porque el análisis requeriría de mucha letra, pero se perderá sin más ni más.

Miranda lo comenté a propósito de lo que te dije de Agricultura y Tierras. Se perderá ahí. Muy lamentable por los esfuerzos de Elías y su equipo, pero la realidad es así de concreta y dura a veces. Me duele mucho que se pierda Miranda, Chávez. Métete ahí en cuerpo y alma para ver si logramos un milagro.

En Sucre se ganará por la conexión del pueblo sucrense contigo, pero si por Maestre fuera, escríbelo que perderíamos. Allí la gente dice que es preferible el peor gobierno chavista que el mejor de los gobiernos majunches. ¡Imagínate cómo te quieren ahí, Chávez! Igual en Yaracuy, aunque deba marcarse, en honor a la verdad, un poco la diferencia con Sucre, ya que la gestión de León ha estado un tantito mejor que la de Maestre y ha tenido más pegada política que los anteriores gobernadores de Yaracuy.

En Táchira y Nueva Esparta se perderá. En el primero ni que hagamos lo que hagamos. Allí nos penetró el paramilitarismo y el narcotráfico hasta los tuétanos con su consecuente maquinaria de propaganda, prostitución y exterminio, y si nos descuidamos en cualquier momento se van a querer independizar de Venezuela y desmembrarse. De esto tendrás que discutir y planificar más en profundidad con el Ministerio de Interior y Justicia. En cuanto a Nueva Esparta, allí se puede dar la pelea con Mata Figueroa y si te metes ahí duro y a tiempo casi que completo (vas a tener que clonarte) pues es posible una victoria. Mata Figueroa viene teniendo buena aceptación. Le falta fuelle político, más trabajo en asambleas de barrio y evitar andar con tanto burócrata y en carros tan pomposos.

Monagas será nuestro otra vez. Diosdado Cabello ganará cómodamente. Ojalá no le vuelva a meter al bruto antipolítico como le metió en Miranda.

Hasta aquí, Chávez, mis modestas opiniones para que emprendas cambios y aceleres la marcha y juntos mejoremos nuestra construcción del socialismo bolivariano.

Espero te sean de utilidad estos aportes desde la crítica revolucionaria y recuerda que estamos llamados y llamadas como socialistas a mandar obedeciendo. Obedeciendo al pueblo.

Hasta la victoria siempre.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 9436 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Rafael Rodríguez Vergara


Visite el perfil de Rafael Rodríguez Vergara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a151961.htmlCUS