¿Reconciliación?, ¿Cómo?

Pildoritas 109 (año V)

Ajá, cuál reconciliación, bajo qué parámetros y de qué manera, ¿Será acaso una reconciliación en la que le hagamos concesiones a la derecha y agarremos su programa para ver que es lo que ellos quieren que se implemente en revolución, o será una reconciliación a la usanza de la cuarta, repartiendo el estado como si fuese una torta de cumpleaños, cediéndoles embajadas, ministerios y colocándolos dónde más haya para que monten su parcela de corruptelas?

Ellos hablan de inclusión y esa es la única inclusión que persiguen que no es otra que recibir poder y darles libertad de regresar a la época en que antes de lanzar un decreto de devolución del dólar, ellos compraban para en minutos enriquecerse de manera desmedida, o que se les otorguen licencias para importar a sus empresas de maletín para que impunemente hagan lo que hizo Eligio Cedeño con el montón de dólares que se robó en importaciones ficticias, es decir una copia fiel y exacta de la cuarta pero con un presidente de la quinta, convirtiéndose en traidor de sus principios y de la mayoría del pueblo que por tantos años le ha dado su confianza para que entre otras cosas, acabe con los vicios que aun quedan incrustados en importantes espacios de la administración, haciendo de las suyas y causando disfunción en el desarrollo del cuerpo del proceso revolucionario.

No se puede conciliar con quienes han demostrado hasta la saciedad que tienen un pacto con las trasnacionales y con el capitalismo internacional, quienes han causado tanto daño a la patria con sus guarimbas, golpe de estado y paro petrolero y que son el más vivo ejemplo de irresponsabilidad para con la patria, no se puede conciliar con un sector de la población que no acepta la decisión de las mayorías como regla de oro de la democracia, no se puede conciliar con quienes no tienen un liderazgo visible que los represente y sea capaz de garantizar los acuerdos a que se pudiese llegar mientras no sean de carácter burocrático, campo en el que no se puede ceder por aquello de que no es posible “dormir con el enemigo”

Si de inclusión hablamos, habría que hacer una investigación bien concreta en los millones de personas que se han beneficiado de las misiones, para quedar sorprendidos de las cifras de contrarrevolucionarios que están disfrutando de ellas, yo conozco bastantes y a esa gente nadie les ha pedido un carnet, que no existe en realidad, porque el PSUV no emite esa credencial a sus militantes.

Así que de cuál inclusión vienen a hablar, de cuál reconciliación.

Deberían colocar las cartas sobre la mesa y comenzar con darle un parao a sus locos como el cura Palmar, Leopoldo López, Goicoechea, Koesling y a quienes a través de las redes sociales viven las 24 horas llamando a la guerra. También deberían romper públicamente sus vínculos con la derecha internacional, comenzando por su más genuino representante en la región que es el nefasto ex presidente Álvaro Uribe.

Es decir si quieren que hablemos de reconciliación, tienen que comenzar por cumplir las normas constitucionales y dejar de estar pidiendo amnistía para quienes pagan condenas por asesinos o corruptos y no son para nada presos políticos, figura que está más que probado no existe en el gobierno revolucionario y además comenzar por respetar la majestad del Presidente que está donde está, porque así lo ha querido la mayoría de los venezolanos una y otra vez.

Si quieren reconciliación, la dictadura mediática que aquí existe, con conexión internacional, tiene que acabarse y comenzar a manejar de una vez por todas, la objetividad como centro de todo medio de comunicación y deslastrase de las mentiras que tanto daño le han hecho al país.

Sabemos que no van a ceder, sabemos que su alimento es todo lo que les sirva para perturbar los planes revolucionarios y además porque no tienen voluntad propia, ni libertad de decisión, han vendido su alma a intereses extranjeros y tienen que actuar en consecuencia.

Así que si hemos de hablar de reconciliación habrá que establecer planes para que cada día más venezolanos, que han sido envenenados por los medios de la derecha, abran sus ojos y se den cuenta que han sido manejados en base a mentiras y poco a poco vayan tomando la decisión de sumarse al tren de la revolución que en 14 años ha demostrado suficientemente que su primordial objetico el lograr la mayor suma de felicidad para el pueblo, todo el pueblo.-

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 696 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a151936.htmlCUS