Porqué votamos por Hugo Rafael Chávez

Es una obviedad expresar que votamos por quien era el candidato de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías, para reelegirlo como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela para el periodo correspondiente desde 2013-2019 pero con la particularidad de que el “nuevo Gobierno” comenzó a ejercer su “nuevo periodo” el día lunes, 08 de octubre del 2012, cual es una variable política que, por interesante, no deja de ser “revolucionaria”. Como hemos expresado más arriba, ello es una obviedad porque no solo era el candidato de quienes suscribimos la Revolución Bolivariana con todas y las particulares características de los “tiempos actuales” en revolución sino porque es la “necesidad histórica” de estos “tiempos históricos” no solo de Venezuela sino, también, en el marco social de las realidades de los países de la CELAC, ello, claro, respetando las realidades internas soberanas pero en comunión obligada y necesaria de contribuir, en la medida de las propias realidades internas venezolanas como las decisiones soberanas de los países suscribientes de “acuerdos y tratados” que se alcancen para el permanente y perfectible crecimiento sostenido en este importante escenario geopolítico que se inscribe las objetivas realidades de la CELAC.

Lo inmediato anterior tiene sus objetivas realidades políticas con sus permanentes perfectibilidades pero, obviamente, inevitables tanto para los intereses de crecimiento social y económico como para consolidar el bloque de países-miembros de la CELAC en tanto y cuanto objetivemos que somos la región geoeconómica de “futuro cierto” y de cooperación con otras regiones y sus correspondientes países que deseen mantener y sostener unas relaciones equilibradas y respetuosas sustentada en los fundamentales principios de Bandung. Ello significa, necesaria y obligatoriamente, comprender que significa, objetivamente, el triunfo del Comandante Chávez Frías, que significa la Revolución Bolivariana, que significa sustentar las realidades político-nacionales-propias de cada país en el Poder Popular socialmente definido como “sociedad visibilizada” según políticas humanistas.

La obviedad de votar por Hugo Rafael Chávez Frías y suscribir la Revolución Bolivariana, ambos, tienen profundos significados que, en estos tiempos históricos actuales que han nacido en la fecha histórica del 07-Octubre, la debemos comenzar a reflexionar tanto “tirios como troyanos” para poder asumir responsabilidades de sub-conjuntos e individuales. El Poder Popular decidió suscribir el “liderazgo del Comandante”; ello es la primera variable que debemos asumir con las responsabilidades del caso. La burocracia gubernamental deberá corresponder con esas realidades porque las posibles y probables fallas previas a lo eleccionario se confrontaba con las contradicciones, lógicas, por demás, que significan las “profundas transformaciones del Estado burgués-dependiente en el Estado nacional-independiente plus otros importantes agregados” a asumir. Es obligante profundizar en la estructura económica según el diálogo permanente entre las diferentes formas de propiedad que están presentes y que se deberán profundizar en este periodo que ya ha comenzado la consolidación de su pasado revolucionario con la nueva etapa de y en “revolución permanente” (no nos referimos a las tesis trotskistas sino al nuevo significado de “revolución permanente criolla”). Será obligante por inevitable profundizar en las actuales contradicciones en la super-estructura revolucionaria que podrían entrar en contradicción durante el periodo 08-Octubre-2012-2019 con las “realidades” que se han desarrollado desde el fracaso del “Golpe de Abril” y del “Paro petrolero” ya que ese periodo ha implicado una muy interesante etapa de concientización y trabajo estructural de y en la Revolución Bolivariana con todo y las objetivas e importantes fallas de lógica en revolución en crecimiento y perfectibilidad.

En el marco de lo arriba expresado que se le podrían adicionar otras variables importantes debemos tener presente y estudiar el discurso de aceptación de la derrota electoral expuesto por Henrique Capriles Radonski por sus contenidos ideológico-economicistas. En primer lugar, hay que objetivar que Primero Justicia se ha consolidado como un partido político nacional cuya base real son las clases altas y medias urbanas nacionales. Un “paneo” con serio estudio sobre las votaciones por cada mesa a nivel nacional nos dará un cuadro sociológico y nos mostrará las debilidades sociales de la Revolución Bolivariana. En segundo lugar, hay que reconocerlo, ha sido, en propias palabras de Capriles Radonski, su distanciamiento personal y de su tesis política-propuesta de las “huestes violentas” de y en su propio entorno lo que implicaría un objetivo distanciamiento con Leopoldo López y la “línea dura” anti-chavista más conservadora tanto nacional como internacional si consideramos las declaraciones públicas del Gobierno de Mariano Rajoy y de la Comunidad Europea.

¿Cuánto vale el barril de petróleo? Parece que ya se enteraron que Hugo Rafael Chávez Frías es el “líder latinoamericano” referente para los Poderes Populares al sur del río Bravo y con importantes relaciones fraternales con muchos gobiernos latinoamericanos allende sectores sociales estadounidenses que hubieran votado por el Comandante si Dios lo hubiera permitido porque “…el tiempo de Dios es perfecto…” En ese orden, proponíamos más arriba, sobre el discurso de aceptación de la derrota de Capriles Radonski que se contienen dos (2) propuestas: lo ideológico y lo económico sustentando sus propuestas en “…la casi mitad del electorado nacional…” que no comparte el proyecto revolucionario, bolivariano, humanista, nacionalista y socialista porque hay que decirlo, no lo comparten como dejó entrever el Comandante en el “Balcón del Pueblo” en sus palabras. Es decir, que debemos objetivar en cuáles sectores se conversarían para que el sub-conjunto social que está incurso en el propuesto “camino-autobús” de Primero Justicia-Capriles Radonski se “…monten como pasajeros en el tren del progreso nacional…” cuyo “maquinista” es Hugo Rafael Chávez Frías.

Vayamos al desglose. Aún y cuando separemos ambas variables: ideología/economía, ambas se suscriben en el marco del capitalismo pero el capitalismo neoliberal. Es decir, que más de la mitad de los votantes han rechazado el “paquetazo neoliberal” propuesto por Primero Justicia y Capriles Radosnki. Bien lo expresó el Comandante, el referente es la “Constitución de la República Bolivariana de Venezuela” cuando dijo que “…dentro de ella [la Constitución] todo, fuera de ella [la Constitución] nada…”. Pero, permítasenos, considerar lo que consideramos como el sustento ideológico de Primero Justicia y Capriles Radosnki cuando éste último enfatizó que “…el tiempo de Dios es perfecto…ya llegará nuestro tiempo”. Pareciera que, bien el Dios de Primero Justicia y Capriles Radonski en Uno y el del Comandante es Otro; bien, tendríamos que exponer aún cuando lo rechazamos que habrían dos (2) dioses; es decir, algo así como un “panteísmo criollo” lo cual, teológicamente, es absurdo pero el uso-abusivo del referente: Dios (“no usarás el nombre de Dios en vano”), políticamente, en los planos de la Historia, particularmente, durante los tiempos históricos de las “entre-guerras-mundiales” (1919-1939), fue obligado referente para enfrentar la “ideología comunista” según aquellos referentes ideológicos que buscaban enfrentar “lo bueno frente a lo malo” según la ideología capitalista que imperaba en aquellas realidades históricas cuando los “huestes militarizadas” eran bendecidas por el Clero europeo.

¿Diálogo? Porque no! Pero en el marco de realidades y respetos.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 967 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a151757.htmlCUS