Los Obispos de Caracas en el Plan B de la MUD

Desde todos los grupos que Conforman la Mesa de la Ultra Derecha (MUD) nos han vendido la idea de la unidad nacional. Suponen que con esta propaganda, la mayoría de los venezolanos y las venezolanas son capaces es de tirar a la basura las varias décadas en que esa misma mesa pero con nombres de partidos, se juntaron para hacer de Venezuela un país socialmente desigual. La exclusión era un producto de una desigualdad que ahora quieren nuevamente imponer con su paquetazo.

En esta idea de vendernos un país unido trabajó mucho la llamada Conferencia Episcopal y este señor, cuyo nombre es Jorge Urosa jugó un papel destacado en esta venta. Notaba muy extrañado el silencio de esta iglesia, pero el silencio se rompió y ya lo vemos en funciones de político y jugando a favor de la MUD y decidido a dar su contribución en el desarrollo del plan B.

En los medios escritos que he podido leer este miércoles (03/10/12), tuve la oportunidad de hacerle una lectura a un remitido a página completa en el cual, el Arzobispado de Caracas ratifica unas declaraciones que recientemente ofreció este señor llamado Jorge Urosa. Las declaraciones a las que hago referencia, aunque parecían inocentes no lo fueron porque tenían una clara y evidente intención política. El texto que pude leer este miércoles en algunos diarios, tiene un primer punto que es una introducción para dejarse ver (vender) como algo muy imparcial y cercano de Dios sin ninguna malicia aparente, pero con mucha malicia.

Dice el primer punto: “movidos por nuestra solicitud pastoral y cerca de las elecciones presidenciales, nosotros (…) cumpliendo nuestra misión de conductores de la paz en nuestra querida ciudad Caracas, hacemos un llamado a participar activamente en este importantísimo proceso electoral”. Más “inocente” que este párrafo colocado como punto 1, muy difícil lograr otro. El “misioneros de la paz” le da un sentido angelical, pero diabólico.

Luego en el punto 4 hay un pequeño espacio de tres palabras que nos permite ir entendiendo mejor el sentido del remitido y su finalidad. A partir de estas tres frases escrita al final del punto 4, puede fácilmente entenderse como el remito cuadra perfectamente con el plan "B" de la Mesa de la Ultra Derecha y cómo este remitido encaja mejor con las aceleradas declaraciones que ofreció este martes Leopoldo López. Puede leerse en el punto 4: “el pronto anuncio de los resultados favorecerá el clima serenidad y la acogida de los mismos”

Una iglesia y unos “misioneros” apostando por la paz deberían llamar a la paciencia y sostener, que el CNE ha dicho que ofrecerá el primer boletín cuando la información sobre los resultados sea irreversible. Después de lanzar esta especie de amenaza disfrazada, que cuadra perfectamente con la intención de la MUD de exigir resultados a las 8 para justificar las guarimbas, se leen llamados aparentemente inocentes, que reclaman imparcialidad, pero dejando ver que no hay tal imparcialidad.

El punto 5, no deja de ser un punto diabólico, a pesar de venir de esta especie de Conferencia Episcopal paralela. El punto 5 exhorta a “los venezolanos a respetar la voluntad popular”, como si los venezolanos (en abstracto) fuésemos los partidos que son los llamados a respetar esa voluntad. Chávez y el PSUV han dicho cientos de veces que reconocerán los resultados y estos señores, “ignoran” este reconocimiento y se vienen con este reclamos a “los venezolanos” para que respeten la voluntad popular, cuando en verdad deberían exigirle a sus partidos (AD-COPEI-PJ-MAS) no le exigen a que se pronuncien por un respeto a los resultados que emita el CNE, que serán expresión de la voluntad popular. Dejan las cosas de esta manera porque con ello contribuyen al Plan B de la mesa de la ultra derecha.

Así pues, era muy difícil tener a esta cuerda de obispos fuera de la política. Vienen con este remitido, justo ahora y como “misionero de la paz” para colocar su granito de arena en el Plan B de la MUD.

@evaromar

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2635 veces.