¡Ojo!, alerta máxima a pocos días de las elecciones


Reiteramos nuestras denuncias sobre los planes de traidores con la asesoría de los paracos de Uribe Vélez para generar caos y tragedia al mayor, una vez se conozca la derrota de Capriles el 7 de octubre en horas de la tarde.

¡Si la oposición tiene como norma repetir sus mentiras una y mil veces, hagamos lo propio con nuestras verdades…!!!

¡No podemos correr el riesgo de perder la patria…!

Los vínculos de Uribe Vélez con el paramilitarismo jamás han sido un secreto para nadie, así como tampoco que esos grupos armados creados para el crimen y el terror siguen actuando con mucha intensidad en lo largo de la extensa frontera con Colombia y muy seguramente que ya tienen sembradas sus células o comandos terroristas en la propia Gran Caracas y en la mayoría de las grandes ciudades del país.

Tienen como primera misión cooperar con los factores de la oposición venezolana para generar la mayor desestabilización con vista a las elecciones del 07/10, debido a que ya saben que su candidato será derrotado de forma aplastante por Hugo Chávez, no sólo porque así lo pronostican todas las encuestadoras serias, sino porque hasta las calificadoras de riesgos del exterior, mecanismos ésos que -como sabemos- son instrumentos de mucho peso del gran capital trasnacional, así lo han determinado.

Una rápida ojeada de nuestra historia reciente, nos muestra este inventario de hechos y sucesos de violencia y sangre que relacionamos seguidamente, en los que han estado metidos hasta el cuello los paramilitares colombianos. En unos casos, de manera abiertamente descarada y, en otros, por detrás de estratagemas y disfraces de mil formas. Veamos:

1) En el occidente del país han sido asesinados más de 250 pequeños productores y dirigentes campesinos en los últimos diez años que fueron favorecidos con la Ley de Tierras (2001) y cada semana en Caracas y en el resto de las grandes ciudades del país, se enlutan muchos de nuestros hogares, sin causa alguna aparente, en la mayoría de los casos, todo lo cual nos hace manejar la hipótesis de que por detrás de todos esos crímenes está el sicariato paramilitar colombiano, hacia el único objetivo de generar angustia en la población y culpar de ello al gobierno Bolivariano;

2) Los eventos de la finca Daktari en mayo/2004, donde fueron descubiertos 150 paramilitares colombianos, como parte de un vasto plan golpista que incluía el asesinato de Chávez y la toma del poder por la oposición, le otorgan pertinencia a dicha sospecha y más aún por cuanto es cosa sabida que por detrás de esa grave intromisión estaba quien para ese entonces era el director del DAS, Jorge Noguera, hombre de la máxima confianza de Uribe y quien fue condenado a finales del pasado año de 2011, a 25 años de cárcel, por sus estrechos vínculos con el paramilitarismo;

3) No es posible olvidar que el señor Uribe al conocer los resultados de las primarias de la MUD, en febrero pasado, anunció que haría campaña en favor de Capriles, la cual -como ha sido del conocimiento público- la inició en visita que hizo a la ciudad fronteriza de Cúcuta y entre quienes le dieron la bienvenida por la oposición venezolana, se destacó la presencia de Oswaldo Álvarez Paz, entre otros muchos dirigentes de la MUD, quien después de la entrevista con el expresidente colombiano, dijo: "En este encuentro quiero reafirmar mi admiración y apoyo a quien, a mi juicio, es un gran defensor del estado democrático" y,

4) Leopoldo López, por su parte, poco antes de realizadas esas elecciones primarias (dic/2011) y como uno más de los precandidatos que se presentaron a esa contienda, mantuvo contactos directos en Bogotá con el ex presidente colombiano y a raíz de esas conversaciones, su compinche político, Emilio Graterón, Alcalde de Chacao, suscribió convenios de asistencia con el equipo de asesores de Uribe, para “implementar políticas de seguridad en su municipio”, nada más, ni nada menos que a través de José Obdulio Gaviria, una de las figuras de mayor relieve y más nefastas de los dos períodos de gobierno del antioqueño, quien hoy se encuentra en la mira de la justicia de su país, por sus estrechos vínculos con el paramilitarismo y el narcotráfico, así como por ser uno de los que han venido siendo señalado como coautor intelectual de los llamados “falsos positivos” y de las intersecciones telefónicas, conocidas en el hermano país como “chuzadas”, a miembros de la Alta Corte de Justicia colombiana.

No nos equivoquemos…ese sujeto de Uribe es un monigote del imperio, está a su servicio bajo chantaje, pues la DEA lo tiene fichado como narcotraficante peligroso bajo el N° 82*, por lo que puede resultar sumamente peligroso.

¡Ojo con ese sujeto…! Hay que estar muy alertas, porque ya sabemos que el enemigo que nos acecha, tiende a repetir sus torpezas, por lo que nada nos extrañaría que intente otro golpe de Estado y esta vez lo haría con el apoyo directo de fuerzas mercenarias extranjeras, como sucedió en Libia y como está ocurriendo ahora mismo en Siria y una las fichas que estamos seguros que ha resuelto utilizar el imperio para ese plan, es Álvaro Uribe Vélez…

(*) [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1348 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a151171.htmlCUS