Locos de Patria

Y al no estar cansado de cometer tantas estupideces, de decir tantas veces la verdad, de no hacer lo que no me gusta que me hagan, de pensar muchas más veces, primero en los demás que en mi mismo, de ser honesto, de no pecar si quiera de señalar al creyente de lo increíble, y de seguir soñando… Cargo la energía de nuevo pensando que un día un loco dijo que la maldita espera era el mejor tiempo perdido.

Que dijo un loco un día que de pronto lo mejor estructurado podría venir de una victoria controlada.

Que a otro loco en delirio le preguntaban: ¿Imagináis que habéis visto la Santa Verdad? ¿Suponéis locamente que vuestras acciones tienen algún precio a mis ojos? Todo es menos que un punto a la presencia del Infinito que es mi hermano".

Y sigo pensando como un soñador de estos tiempos, que también era tildado de loco cada vez que llegaba con sus carpetas llenas de propuestas ilógicas para el sistema.

A cuanto loco no le han dicho que es mejor resignarse al dominio que aun ejercer la cultura de la basura, y que el porcentaje es lógico como el soborno y la duda, vive loco o loca y sigue adelante que no es necesario complicarse tanto la vida.

A cuanto loco no le da un día ¡por ahora! De hacerse responsable de algo en este mundo.

Y como no cargarme recordando a los que nunca antes se hicieron responsables, esos quienes sabían de la dieta de perrarina de sus símiles, mientras ponían a grabar la novela de las nueve para verla en diferido, esos mismos que hoy aseguran en lo más pleno del jalabolismo a lo impune, que nosotros lo que estamos es LOCOS!

Habrá siempre a quienes les conviene tu silencio o de pronto tu muerte publica por medio del uso irresponsable de cualquier medio de difusión, habrá infinitas maneras de hacerte de enemigos por seguir siendo tan pendejo para este sistema, pero sigue cargando, recordando que estas entre otros locos.

Que me insiste el delirio en recordarme la locura con que la orden llegaba: "Observa -me dijo-, aprende, conserva en tu mente lo que has visto, dibuja a los ojos de tus semejantes el cuadro del Universo físico, del Universo moral; no escondas los secretos que el cielo te ha revelado: di la verdad a los hombres".

Y recuerdo la primera vez que escuché de nuevo a un loco diciendo ¡Los que quieran patria vengan conmigo!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1482 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a150432.htmlCUS