La Juventud y la era paleolítica cuartorepublicana

Quienes fueron jóvenes en el paleolítico de la prehistoria venezolana mejor conocida como la cuarta república (1958-1998) tuvieron que sufrir los desmanes y atropellos de Gobiernos que asumieron una actitud opresora en contra de quienes alzaron su voz para exigir reformas y cambios sociales en beneficio del pueblo y no de un pequeñísimo grupo económico que además facilitaba la colonización gringa a nuestro territorio, era la lucha contra los dinosaurios adecos y copeyanos que se repartían el poder mientras acababan con los sueños de juventud de ser felices, libres y vivir bien.

El irrespeto a los Derechos Humanos de nuestros jóvenes comenzaba por la represión constante de toda manifestación o protesta, la libertad de expresión era una utopía a alcanzar, no existía, quién se atrevía a revelarse en contra del gobierno era sometido a la tortura y humillación, a la desaparición e incluso, a una dolorosa y sufrida muerte. Cantores, cultores y artistas; periodistas, estudiantes, deportistas y líderes comunitarios; hombres, mujeres, jóvenes y niños sometidos al hambre, sin garantía de educación, ni trabajo, ni salud, la vida era una esclavitud y las oportunidades un privilegio de pocos.

Una Ley de Vagos y Maleantes que utilizaron para reprimir a los más jóvenes, ya sea por grafitear una pared, por tener el cabello largo o simplemente por estar parado en una esquina o plaza era motivo para considerarlos “delincuentes” siendo puestos a la orden del Estado para hacer “justicia” y regenerarlos; La recluta fue otro de los sin sabores de madres y jovencitos, que eran tomados en contra de su voluntad por las fuerzas militares para prestar servicio obligatorio en sus filas, una alcabala era motivo para que el temor a ser secuestrado por el Estado invadiera la vida de cualquiera.

Cantantes, músicos, pintores y artistas que osaran a realizar una obra crítica comenzaban inmediatamente a sufrir las persecuciones de un Estado inclemente, además, ser artista o deportista significaba vivir en la pobreza, realmente no existía apoyo por parte del Estado, el olvido les aguardaba y el reconocimiento era una estrella fugaz que no volvería a verse; En el paleolítico cuartorepublicano era preferible ser extranjero.

Ser joven en tiempos de dinosaurios de cuello blanco significó para las mayorías vivir sin la esperanza de ser “alguien” en la vida, la educación entró en decadencia porque a los adecos y copeyanos les interesaba tener un pueblo ignorante que pudieran dominar fácilmente y así poder consumar acciones corruptas y apátridas. Comenzaron a tomar medidas para privatizar, para que la gente pagara por obtener conocimiento, por formarse, por saber, pero no solo eso, sino que también se pagara por un chequeo médico, por una emergencia, por mantenerse vivo, todo jugaba en contra del bienestar del pueblo, todo jugaba en contra de los más jóvenes.

¿Te gustaría vivir un gobierno represivo e implacable, prehistórico y dinosauriesco como el de la cuarta?, la tarea es investigar y analizar porque hoy estamos viendo el flaco rostro evolucionado de los dinosaurios cuartorepublicanos que quieren regresar a la era paleolítica de la política venezolana, se trata de vivir libres y ser felices o volver a la oscuridad como seres retrógrados, tú decides.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 618 veces.

Comparte en las redes sociales