Mi Comandante, esto huele mal…..

 Los hechos en acaecidos en la Refinería de Amuay, Península de Paraguana, Estado Falcón, siembran en nuestras almas cierto aire de tristeza, confusión e incertidumbre, sobre todo cuando se es parte de esta, Tierra Mansa pero de un Pueblo Bravo, como expresara nuestro gran cantautor Ali Primera en una de sus tantas canciones, hoy vivimos El Lagrimear de las Cumaraguas. Como trabajador, nativo de estas tierras y soldado de la patria, no hago más que hacerme solidario por toda esta gente y su sufrimiento. La historia de  Coro y el Estado falcón está llena de grandes hombres y hazañas extraordinarias: la Guerra Federal, el Cacique Manaure, José Leonardo Chirinos, la llegada de Miranda, Josefa Camejo, Juan Crisóstomo Falcón, Tirso salaverria, nuestra lucha rebelde y guerrillera, todo un pueblo lleno de valor y conciencia. Nos da como resultado el crecimiento moral, de Fraternidad y Solidaridad, que ahora más que nunca demuestra este pueblo venezolano……. Es aquí cuando podemos observar los frutos de la revolución.

Cuando tuve la oportunidad de ver las noticias y observar las declaraciones de los expertos, detallando el sucedido en la refinería de Amuay, pude darme cuenta a través del croquis o fotografía del área, lo sucedido realmente. Pero hubo un detalle que me llamo la atención…..En mis tiempos en la Armada Venezolana, especialmente en los grupos Comando de la UOPE adquirí ciertos conocimientos que gracias a Dios todavía conservo.

Cuando ocurre una explosión esta siempre debe tener una cobertura o radio de acción de unos 360° de Onda Expansiva. Al analizar el sitio del desastre podemos ver que este se dirigió a una sola dirección o hacia abajo, o sea  hacia el área de los guardias y más allá. Se escucha decir…..no que la dirección del Viento, pero en una explosión de esa magnitud no hay Aire o Viento que valga. Sin querer especular o agregar detalles. Es cuestión de meterle la lupa… Venceremos. 
   

[email protected] 

 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1637 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a149113.htmlCUS